El Efecto Guaidó - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 17 FEBRERO, 2019 03:22

El Efecto Guaidó

Ver más de

Reyes Theis

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Durante el año 2018 las desesperanza y el letargo se apoderó de las filas opositoras. Las calles caraqueñas, que en 2017 habían sido escenarios de la lucha de una juventud que anhelaba un mejor destino y que dejó su sangre en el asfalto, un año después se convirtieron en vías solitarias y silenciosas, mientras la gente, arrastrando los pasos, se ocupaba en ver cómo sobrevivir un día más.

El año pasado no había espacio para el sueño de libertad, aquel parecía haber sido dispersado con perdigones, plomo y lacrimógenas disparadas al pecho de los manifestantes.

De pronto y como un conejo salido de un sombrero, surgió un nombre desconocido para las mayorías -un outsider en términos políticos, aunque procedente de un partido consolidado- y que ha logrado unir a factores enfrentados en una áspera retórica: Juan Guaidó. Su repentina popularidad tiene su origen en unas condiciones previas y unos elementos fácticos que lo han permitido.

Guaidó (Vargas, 28 de julio de 1983) fue nombrado el 5 de enero de 2019 como presidente de la Asamblea Nacional y su designación fue producto de un pacto entre las organizaciones políticas con mayor representación parlamentaria. Ese trato le permitió a Henry Ramos (AD), Julio Borges (PJ) y Omar Barboza (UNT) ocupar la Presidencia del Parlamento previamente y en el año 2019 era el turno de la selección del partido Voluntad Popular (VP).

El principal aspirante a ocupar el puesto por VP no era Guaidó, era Freddy Guevara, coordinador nacional del partido y la figura de mayor peso desde que Leopoldo López -su fundador- fue encarcelado.   Guevara había salido electo en los comicios de 2015 por la circunscripción 2 del estado Miranda, conformada por los municipios Chacao, Baruta, El Hatillo y la parroquia Leoncio Martínez del municipio Sucre y se convirtió en el parlamentario más votado de la elección de acuerdo con los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral, con el 84,87% (233.974 votos).

Pero en noviembre de 2017 el TSJ levantó la inmunidad parlamentaria de Guevara por una supuesta vinculación “con la promoción de planes de corte insurreccional” y se vio obligado a refugiarse en la residencia del embajador de Chile en Caracas, donde aún permanece. El parlamentario de mayor jerarquía de VP que estaba disponible para encabezar el Parlamento era Guaidó y en él recayó el nombramiento.

Se solicita líder

Una encuesta del Instituto Delphos de noviembre de 2018 daba muestras de algunos de los factores presentes que contribuyeron al encumbramiento de Guaidó. La investigación de opinión pública evidenciaba el fuerte deseo de los sectores opositores de contar con un líder.

62% consideraba necesario que se definiera un líder para dirigir el cambio político, 60% de los encuestados querían que el líder surgiera de las filas opositoras y 58% señaló que ese líder debía definirse pronto. El trabajo de campo se realizó del 22 de octubre al 2 de noviembre de 2018, se realizaron 1.200 entrevistas en hogares, con una cobertura geográfica nacional y 2% de error. Había entonces un pueblo buscando a un líder, lo que no sabía era cómo ungirlo.

En paralelo, durante el último trimestre de 2018 distintos voceros de algunos gobiernos comenzaron a asomar la posibilidad de desconocer a Maduro para su nuevo mandato presidencial que debía iniciar el 10 de enero de 2019. La razón era que previamente habían desconocido los comicios del 20 de mayo de 2018 en el que salió electo, cuya fecha fue adelantada en forma irregular y convocados por una Asamblea Nacional Constituyente, que era considerada espúrea.

También estaba inhabilitado para participar Henrique Capriles, detenido Leopoldo López; exiliado Antonio Ledezma y con prohibición de salida del país a  María Corina Machado. También se había ilegalizado a la principal alianza: La Mesa de la Unidad Democrática, así como a los partidos políticos más representativos de la oposición venezolana.

En este escenario, la oposición inició un proceso de sondeo con diplomáticos para verificar cuántos gobiernos del mundo estaban dispuestos a acompañar el desconocimiento a Maduro y el reconocimiento al presidente de la Asamblea Nacional, como cabeza del Ejecutivo, en cumplimiento del artículo 233 de la Constitución. Los dirigentes de oposición Julio Borges, Antonio Ledezma, María Corina Machado (desde Venezuela), Carlos Vecchio y David Smolansky, fueron factores importantes para esta fase.

La juramentación y la ambigüedad

Desde su designación al frente del Parlamento venezolano, Guaidó se resistió a definir su postura sobre su posible juramentación para asumir las competencias del Poder Ejecutivo y soportaba las presiones del grupo político Soy Venezuela, integrado por María Corina Machado y Antonio Ledezma, quienes lo instaban a que diera el paso.

Su discurso ambiguo hizo que aún antes de la juramentación, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se adelantara y lo reconociera como presidente de la República interino el 11 de enero, luego de que Guaidó en un Cabildo abierto dijo que estaba dispuesto a asumir las competencias del Ejecutivo, más no que las asumía.

La ambigüedad es un recurso para los políticos. En ocasiones los discursos zigzagueantes pueden ser signos de debilidad, o ser usados para no dejar sentado las verdaderas opiniones del líder ante las consecuencias negativas que acarrearían sus palabras, pero en ocasiones -como esta- sirven para ocultar la estrategia y dejar sin posibilidad de reacción al adversario.

Antes de mostrar sus cartas, el Presidente del Parlamento aprovechó el tiempo para hacer lobby interno, de esta forma logró sumar voluntades y se reunió con María Corina Machado, con quien había una buena relación personal, producto de la alianza que llegaron a tener Vente Venezuela (partido de Machado) y Voluntad Popular.

Producto de ese pacto ambas organizaciones efectuaron acciones coordinadas, como el viaje al territorio Esequibo (que se disputan Venezuela y Guyana) en noviembre de 2013, para reivindicar la soberanía venezolana sobre la zona y en el que Machado y Guaidó viajaron juntos.

En enero Guaidó se reunió con dirigentes de todas las fuerzas políticas de la oposición y aunque había sectores que no estaban contentas con la idea, la efervescencia popular porque se juramentara terminó convenciendo a los más críticos y fue capaz de hacer coincidir a factores que mantenían divergencias amplias en el seno opositor.

La jugada arriesgada asumida el 23 de enero de 2019, cuando levanto la mano y juró ante una multitud asumir las competencias del Ejecutivo, dejó descolocado al régimen. Diez días antes, agentes del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) lo habían detenido por unas horas mientras se desplazaba a un cabildo abierto en el estado Vargas. Fue liberado rápidamente y desde el Gobierno señalaron a los agentes que lo detuvieron, de actuar en forma concertada con el dirigente opositor para montar un show.

Luego de la juramentación, los actores de la oposición en el exilio siguieron haciendo su trabajo en forma eficiente y lograron el reconocimiento internacional de una cantidad importantes de Estados, dejando a Maduro cada vez más aislado. Mientras Estados Unidos subió el volumen y aplicó fuertes sanciones contra Petróleos de Venezuela.

El discurso

El discurso del joven Guaidó no es rimbombante. Más bien es lineal y sencillo. Casi nunca habla en primera persona, no habla de sí mismo a menos que lo consulten sobre el tema. Esa modestia, en un país que ha vivido 20 años de culto exacerbado a la personalidad no pasa desapercibida. Con frecuencia deja frases incompletas, pero cada vez mejora su dominio del verbo y la escena.

Además, se ha hecho acompañar de su joven y hermosa esposa y de su pequeña bebé, rescatando la imagen de familia presidencial, perdida en el país desde que Hugo Chávez y Marisabel de Chávez se mostraran con la pequeña Rosinés a finales de los años 90 e inicios de los 2000.

Esta imagen de la familia que acompaña a Guaidó puede ser vista como una prueba de valentía, pues a pesar de los riesgos para su seguridad, decidió que su esposa e hija se quedaran en el país. Por otro lado, las diferencias saltan a la vista con la familia de Nicolás Maduro: con un hijo metido en diversos negocios y ocupando diversos cargos y sus sobrinos presos en Estados Unidos sentenciados por narcotráfico.

También Guaidó se ha mostrado como alguien amante de las nuevas tecnologías. Un video en el que, en compañía de su esposa, llama por teléfono a voluntarios para la entrega de ayuda humanitaria, se ha viralizado y su imagen tomándose una selfie en una multitudinaria manifestación el 11 de febrero pasado, ha sido ampliamente publicada en redes sociales y medios de comunicación.

Por otra parte, el hecho de no ser un político conocido le ha permitido contar con gran aceptación. Su pasado político proviene de la generación de 2007, del grupo de estudiantes universitarios que ese año se activaron por el cierre del canal RCTV por parte del gobierno de Hugo Chávez y contra la propuesta chavista de reforma constitucional, que fue derrotada. Al momento de ser designado como Presidente de la AN, y luego como encargado del Poder Ejecutivo, muchos tuvieron que buscar en Google para saber quién era. En menos de 2 meses casi todos sabes quién es.

Leer también

Los pasos de Guaidó como presidente (E) en 10 días (Línea de tiempo)

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 22 NOVIEMBRE, 2019 05:08

Otra voltereta más

La dolarización de facto golpea diferenciadamente. Hoy los más perjudicados son los que no perciben  ingresos en divisas

OPINIÓN · 21 NOVIEMBRE, 2019 05:18

En las manos de niños y adolescentes

Debemos admitir que no se ha logrado el cambio cultural y que la situación de los niños de hoy está sin duda más comprometida

OPINIÓN · 20 NOVIEMBRE, 2019 07:37

Homenaje a las maestras del feminismo en Venezuela

Que las nuevas generaciones tengan presente a sus ancestras, es un paso necesario para poder seguir avanzando en el movimiento feminista de nuestro país,

OPINIÓN · 19 NOVIEMBRE, 2019 05:46

De El Cairo a Nairobi en 25 años

En Venezuela, ha sido el Estado quien ha propiciado un retroceso inaceptable en materia de derechos sexuales