Democracia y tecnología - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2019 04:38

Democracia y tecnología

Ver más de

Antonio José Monagas

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El concepto de democracia, no sólo cimienta libertades y derechos, así como garantías, principios y valores de tolerancia, respeto, solidaridad, justicia y verdad. Asimismo, el ejercicio de ciudadanía es igualmente fundamental para el aseguramiento y ordenamiento de un sistema político que descanse en la democracia. Sin embargo el funcionamiento de tan fundamental doctrina política, no podría concebirse sin el auxilio de las bondades de la tecnología. No sólo por el hecho que demandan las nuevas realidades las cuales se hallan supeditadas a los aportes que a la democracia le confieren las aplicaciones tecnológicas en cuanto a la necesidad de afianzar el progreso de la civilización en todas sus manifestaciones. Tanto que hay quienes manifiestan que “democracia y tecnología, son caras de la misma moneda”.

Pero referir el progreso de la civilización de cara a las implicaciones de la democracia, compromete el concepto de “desarrollo”. Particularmente, por todo lo que trata el significado de “desarrollo económico y social”. Por eso, es propio dar cuenta de las acepciones del término democracia que relacionan su praxis con las razones que sustentan el “desarrollo económico y social”. Entendido éste como espacio de acordada concordancia entre recursos, necesidades y objetivos.

Asociar democracia a los procesos sobre los cuales decanta la tecnología, vista como asidero de la calidad de vida, pero también comprendida ésta entre los propósitos que se traza todo gobierno democrático, ineludiblemente pasa por reconocer a la tecnología como el instrumento cuya utilidad arroja las condiciones necesarias para alcanzar un aceptado ejercicio de gobernabilidad y gobernanza. Más, si se tiene en cuenta la visión social de la tecnología sumado al apoyo cuando deviene en aportación al ejercicio político percibido desde su contribución a la flexibilización de procesos burocráticos.

Reconocer desde esta perspectiva a la tecnología, tiene varias lecturas. Aunque cualquiera, reflejaría su carácter servicial toda vez que de ello puede inferirse cuánto debe predominar el servicio a la sociedad sobre intereses coyunturales. Intereses estos que se suscitan de infundadas rivalidades a consecuencia de la equivocada concepción que, muchas veces, por razones de incultura o ignorancia de funcionarios, se depara de la inmediatez de la cual se vale la elaboración y toma de decisiones de política gubernamental.

Es casi imposible dejar de validar la importancia de la tecnología ante la funcionalidad de la democracia luego de identificar la utilidad que tiene para favorecer la ordenación del territorio, la interconexión y coordinación entre niveles de gobierno, la simplificación de trámites administrativos, la prestación de un servicio público eficaz y eficiente, la transparencia de la función de gobierno, el ordenamiento y motivación de la participación ciudadana en actividades gubernamentales y tantas otras razones que inducen una mayor confianza en las instituciones públicas.

Es ahí donde las tecnologías de la información y la comunicación, adquieren el valor e importancia que su incidencia  representa. Son, sin duda alguna, herramientas de preeminente condición para la gerencia política y de gobierno. Todo lo que pueden traducir acciones o ejecutorias de “gobierno abierto”, “gobierno electrónico” o de “consulta digital”, son respuestas derivadas de la aplicación de tecnologías de comunicación e información.

Sin embargo, surge de esto la correspondencia entre “administración pública y ciudadanía”, la cual retrata otra panorámica. Y esta consideración, aún cuando deriva de la relación “Democracia y Tecnología”, revisa la realidad bajo otra connotación. Connotación que destaca factores que perfilan con claridad al individuo desde los siguientes enfoques: 1. Motivación. 2. Cultura política. 3. Nivel de Participación. 4. Capacidad o formación profesional, y 5. Voluntad política.

Estas condiciones, definen el modo, disposición y dedicación que el individuo, habida cuenta que se muestra  interesado en integrarse como actor político a algún proceso de gobierno, dado el sentido de ciudadanía que puede asumir, se desempeñaría a conciencia con la tarea que mejor calce con sus habilidades. Pero sin que por ello se sienta necesariamente obligado a fungir como militante o simpatizante del partido político que le brinda sustento al gobierno mismo.

Esta situación no siempre ha sido analizada desde este ángulo de estudio. Por tal razón, cuando se considera la vinculación entre “administración y ciudadanía” se omiten consideraciones que en su movilidad, atascan cualquier función que comprometa eficiencia y eficacia de los momentos sobre los que descansa la gestión gubernamental. Por tanto se traban proyectos, estrategias y objetivos lo cual lleva a que poco se comprenda, y en toda su significación e implicación, la relación “Democracia y Tecnología”.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor

¿Dignidad con hambre?

 

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 11 AGOSTO, 2020 04:45

En dirección equivocada

El aparato público venezolano se encuentra profundamente extraviado de lo que su misión establece. Muy a pesar de haber entrado a la tercera década del siglo XXI. El artículo 156 constitucional es categórico al referir las competencias del Poder Público Nacional. Tal es la crisis de la administración de gobierno, que este se halla en […]

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2020 04:35

Me vacuné, ¡espero que funcione!

Los ensayos con vacunas han tenido una semana extraña. Rusia anunció la última etapa de las pruebas adelantándose a otros países, mientras Moderna y Pfizer iniciaron dos ensayos clínicos masivos, con 30.000 voluntarios, para probar si sus vacunas son efectivas y seguras. ¡Este es el procedimiento normal! Lo que no es normal es un grupo […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2020 04:35

Voluntad de Poder IV, la desobediencia

En el artículo anterior he dejado preguntas abiertas, me las propongo abordar en esta oportunidad y cerrar, por los momentos, esta serie que he denominado Voluntad de poder; un cauce abierto al pensamiento centrado en la autodeterminación y la desobediencia. En este sentido: ¿cómo pensamos la disidencia y los movimientos populares? ¿Hemos hecho todo lo […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2020 04:31

El país social versus el país político

Venezuela pareciera estar bifurcada en dos mundos absolutamente disociados que conviven, pero no se entremezclan ni se comprenden.  El país social, según cifras aportadas por la última Encovi, pero también expresadas por la Cepal, la ONU, FAO, Banco mundial, FMI, publicaciones especializadas en economía, diversos observatorios nacionales e internacionales, la OPEP, entre muchos otros; dan […]