Del 6D al 6D. Los altibajos de la MUD - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 6 DICIEMBRE, 2016 00:02

Del 6D al 6D. Los altibajos de la MUD

Ver más de

Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Es un hecho. El referendo revocatorio no se realizará este año. A principios de 2016 suponía que pese a que habría fuertes obstáculos,  no había manera de que el gobierno evadiera la consulta, debido al gran triunfo de la oposición el 6D,  el rechazo a la gestión de Nicolás Maduro que se ubicaba en más de 70% , la agudización de la crisis económica y sobre todo por el deseo de cambio de las mayorías que se había instalado en el alma colectiva del venezolano.

Con casi todo en contra, Maduro  ha logrado sobrevivir mas allá de cualquier expectativa, después de los resultados de las elecciones de 6 de diciembre donde arrasó la oposición. Más aún. El gobierno está sentado con voceros de la oposición en una mesa de diálogo que hasta el momento solo ha rendido frutos al oficialismo y perjudicado la imagen de la Mesa de la Unidad Democrática.

¿Cómo pudo ocurrir esto?

Es muy sencillo llover sobre mojado o hacer análisis postmortem. Soy renuente de estas actitudes, pero creo necesario esta vez mirar qué ha pasado, plantear dónde pudo haber errores y sobre todo evaluar qué opciones hay.

A principios de año, y luego de los resultados los comicios del 6D, parecía sensato seguir la ruta electoral para propiciar un cambio de gobierno. La oposición unida había demostrado que podía ser mayoría electoral y convocar a los ciudadanos a votarla, incluso en medio de un clima de censura, restricciones y precariedades.

De esta manera, el 6D de 2015  la MUD le propinó al chavismo su mejor golpe, a punta de votos casi lo desaloja del Poder Legislativo.

Al oficialismo le costó recomponerse de la derrota. De hecho nunca la aceptó.

También le costó a la MUD aceptar su victoria. Lo que algunos habían avizorado, parecía cumplirse la misma noche del gran triunfo: La unidad enfrentaría una nueva prueba.

Pronto se verían algunas costuras. En la oposición se decantaron por escoger vía votación al presidente de la Asamblea Nacional, luego de que habían intentado infructuosamente llegar a un acuerdo.

Y allí empezó Cristo a padecer.

Lo que algunos habían advertido sobre la división interna de la MUD se hizo esta vez evidente.

Los votos de quienes apoyaban  La Salida fueron los que llevaron a Henry Ramos Allup a la cabeza de la AN. Tanto Voluntad Popular como Un Nuevo Tiempo acordaron sumarse para evitar el consenso y concederle a Ramos Allup la gracia de ser el primer presidente de una AN opositora. La razón: dirian voceros de VP fue que HRA ofrecía un discurso más claro que Julio Borges ( Primero Justicia) sobre las acciones venideras para sacar a Nicolás Maduro.

En el fondo, no era más que un intento de VP de hacer valer su presencia, romper la alianza del «huevo frito» como le decían a la «entente» de Acción Democrática y PJ ( por los colores de sus partidos) y continuar con su linea de reducir el mandato presidencial.

HRA ha tenido altas y bajas al frente del Legislativo. Llegó con la promesa de buscar un mecanismo para salir del gobierno en un lapso de seis meses.  Además algo anecdótico, como fue el retiro de la imágenes de Chávez y Bolívar del Capitolio, selló el tono de la presidencia de Ramos Allup.

Este dirigente, sobreviviente de la cuarta república,  ha vivido, no obstante, un segundo aliento y se ubica entre los presidenciables de oposición. De ser rechazado por muchas señoras se convirtió en un nueva estrella de la política venezolana, a los 70 años y luego de pasar por su propio desierto en el partido del pueblo.

Después de  todos los impasses entre la AN y gobierno, así como el atrincheramiento del oficialismo en el Tribunal Supremo de Justicia, entramos en una etapa de juego trancado, con algunas movidas, las cuales siempre devuelven al mismo lugar: Es imposible avanzar en una solución que satisfaga a ambas partes.

En el marco de un choque de poderes, a mediados de año la MUD decide apoyar todas las opciones que se barajaban para salir del gobierno. Desde una enmienda constitucional hasta el referendo revocatorio. Y así, lo que se creía también imposible ocurrió: La mayoría de los integrantes de la alianza opositora acordaron la ruta del referendo, impulsada por el gobernador Henrique Capriles Radonski..

En el exterior, la MUD logró un extraordinario respaldo, como fue la discusión del tema Venezuela en una sesión del Consejo Permanente de la OEA, la presión de la Unión Europea por el respeto a los Derechos Humanos y algo más duro: Un bloqueo en Mercosur que evitó que el gobierno de Venezuela asumiera la presidencia de este grupo.

Una vez más hubo algo de esperanza.

Hasta allí creo que la oposición hizo lo que debía y podía hacer. Avanzó, pese a las agendas particulares,  hasta la fijación de una fecha para la recolección del 20% de manifestación de voluntades que debía realizarse a finales de octubre pasado.

En lo adelante, mi percepción es que la MUD ha estado muy errática.

Cuando el gobierno insistió en abrir un diálogo, a cuya mesa se llega luego de un accidentado recorrido, comenzó a retormar la agenda, al menos institucional.  

Al  aceptar la MUD sentarse en una mesa de diálogo, por más que haya un acompañante como el Vaticano, y abandonar las acciones de presión, fue un error. Igualmente, el mal manejo comunicacional de este proceso de diálogo con el gobierno ha afectado la imagen de la MUD.

En este instante, y pese a que por un momento estuvo contra las cuerdas, que más del 80% lo rechaza y que vivimos una crisis como nunca antes, el gobierno tiene un mayor margen de acción en lo político. Tiene el poder institucional, maneja la información y su dirigencia está cohesionada.

En la oposición reina el desconcierto y da la impresión de que no tiene muchas opciones. Solo la calle organizada, pero es un reto movilizarla para protestar y para evitar que el gobierno haga de las suyas.

Por supuesto que hay otros elementos que pueden darle un vuelco a la situación. Desde la llegada de Donald Trump al poder en Estados Unidos a cualquier hecho sobrevenido, pero sería eso, un suceso extraordinario.

Ver a una dirigencia actuar como si estuviese en  un episodio de Los Tres Chiflados me lleva a pensar que realmente la oposición hizo todo lo que podía, pero poco puede hacer ya. Solo espero equivocarme.

Las consecuencias de los errores de la oposición aún están por verse. Sin embargo, no sería la primera vez que la MUD se recomponga. La penúltima vez que estuvo en terapia intensiva fue luego de las elecciones regionales de 2013 y con la salida de Ramón Guillermo Aveledo.  Aquella vez los partidos tomaron algunas acciones que permitió que la alianza opositora  arrasara en 2015 en las elecciones.  De hecho, en lo interno, se tiene la creencia de que la MUD no solo es un saco de gatos, sino que tiene siete vidas.

 

ESPECIALES · 12 MAYO, 2019

Madres coraje de Venezuela

Texto por Julett Pineda

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 JULIO, 2017

Caracas 450

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

OPINIÓN · 19 SEPTIEMBRE, 2019 05:39

Septiembre rojo

Sorprende ver cómo pueblos que en el pasado fueron pacíficos, hoy viven en una permanente guerra.

OPINIÓN · 19 SEPTIEMBRE, 2019 05:28

Criados entre algodones

Los padres hiperprotectores actúan como parachoques ante cualquier dificultad del entorno

OPINIÓN · 18 SEPTIEMBRE, 2019 05:24

A favor de la paridad democrática

En los países donde las cuotas de género se han aprobado, el incremento de participación de mujeres ha ido en ascenso.

OPINIÓN · 17 SEPTIEMBRE, 2019 04:56

Libertad de Expresión: Desafíos para la próxima década

Estamos a la vuelta de la esquina con el año 2020, envuelto en un cierto aire de expectativa por su resonancia, ya que desde hace bastante se habla del 20-20. En todo caso será el punto de inflexión para dar inicio a lo que será la tercera década del siglo XXI. En diversos campos, al […]