Tarek W. Saab: En el gobierno y la oposicion hay sectores que pueden avanzar - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 21 ENERO, 2015 18:01

Tarek W. Saab: En el gobierno y la oposicion hay sectores que pueden avanzar

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Laura Weffer Cifuentes (@laura_weffer)

Tarek William Saab aún no se ha adueñado de la oficina del Defensor del Pueblo. Los pocos detalles decorativos que se ven en el amplio despacho, ubicado en el último piso de lo que todavía se conoce como Torre Latino, son herencia de su antecesora: María Gabriela del Mar Ramírez.
Algunos libros ilustrados, accesorios de escritorio y una “escultura” de cerámica en la que se ve a Hugo Chávez vestido de militar y en la base a George Bush con un disfraz de diablo, acurrucado, en posición fetal. “No, eso no es mío”, se apresta a aclarar cuando ve que la obra quedará capturada en una fotografía.

Al abogado, oriundo de El Tigre, estado Anzoátegui, le preocupa quedar bien en las imágenes, quedar bien con quienes hasta hace poco eran compañeros de partido; quedar bien con aquellos que lo adversan desde el respeto; quedar bien con la opinión pública. De entrada asegura que su labor será inclusiva, entre sus prioridades está acercar la institución hasta la calle y garantiza que no hará distinciones políticas.
Recibió como legado 41 mil 700 casos abiertos. Se supone que 110 mil se cerraron adecuadamente. Entre sus primeras acciones pidió que se desclasificaran todos los documentos que están en trámite y se organizaran de acuerdo con la naturaleza de la denuncia, zonas del país y datos básicos.

Está al tanto de que la Defensoría es considerada la Cenicienta de los poderes públicos. De los 333 municipios que comprende el territorio nacional, solo tienen representación en 33. Quiere ampliar el ámbito de influencia; pero está cuesta arriba. Según sus propios cálculos, para este año que recién comienza ya cuentan con un déficit presupuestario de 75%. Aunque estima que será mitigado con la obtención de créditos adicionales.
Se niega a evaluar a quienes lo precedieron en el cargo. Solo dice: “Las cosas buenas las continuaré”. Trae ideas nuevas, al menos nuevas para la institución.”Nuestras atribuciones son seis: mediar, defender, educar, proteger, querellar y presentar proyectos de legislación”.

Como constituyente, ¿tiene algún proyecto pensado para llevar a la Asamblea Nacional?
Sí, una ley especial que regule el funcionamiento de los cuerpos de seguridad en manifestaciones públicas. Ya estamos trabajando en esto.

¿Cuál será la perspectiva?
Desde los Derechos Humanos. Por ejemplo, yo estoy contra el uso de los perdigones.

¿También incluirá entre las prioridades la ley por el matrimonio igualitario?
Por supuesto que apoyamos cualquier debate en la Asamblea Nacional. Pero lo cierto es que los proyectos presentados hasta el momento por las organizaciones no gubernamentales no se ajustan a la Constitución Nacional.

¿Por qué?
No quiero parecer leguleyo y citar artículos, pero el 77 establece que la ley venezolana solo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer. Entonces, tal como está planteado actualmente no puede ser discutido. Antes necesitaría una reforma constitucional.

Puede generar cierto ruido entre las organizaciones no gubernamentales…
El  22 de enero me voy a reunir con más de 100 ONG de todas partes del país. Desde la Argimiro Gabaldón hasta Cofavic; aquí mismo, en la Defensoría. Queremos que sea ampliada, inclusiva, que hablen a través de voceros. Queremos volcarnos a la calle y educar en derechos humanos como valores para la paz. Poco a poco vamos a potenciar a la Defensoría.

Usted defendió a Chávez cuando estuvo preso. Estuvo relacionado con casos de defensa de derechos humanos, ¿considera hoy que hay presos políticos en Venezuela?
No me voy a dejar encallejonar por uno o dos casos. Hay gente que apuesta a cosas horribles, porque no conocen las guerras sino por el Atari o por el XBox, a través de una pantalla de televisión. Yo he recorrido todo el Medio Oriente (Siria, Libia, Líbano, Pakistán). La guerra solo deja venganza, odio, luto y tristeza. Nosotros vamos a ponderar el momento, porque al final las guarimbas dejaron 43 muertos y 800 heridos. Pero tanto en el gobierno como en la oposición hay sectores maduros que pueden avanzar. Me reuní con las viudas de los funcionarios policiales que murieron durante las guarimbas, pero también con Marvinia Jiménez y recomendé que la persona responsable por sus agresiones fuera entregada y presentada a la justicia. Poca gente sabe que de los 50 detenidos que hay, 14 son funcionarios policiales o militares. Me encargué personalmente del caso de Marcelo Crovato para que se le diera atención médica con regularidad. Medié para que los menores de edad detenidos en los últimos sucesos fueran liberados. Yo en este momento no actúo como un abogado defensor de una particularidad; tengo que cumplir mi papel como Defensor de todos los venezolanos y es a los tribunales a quienes corresponde dictaminar quiénes son los responsables.

Pero, por ejemplo, de los responsables por la muerte de Bassil Da Costa solo hay una persona tras las rejas; a pesar de que el anterior equipo de investigación del diario Últimas Noticias comprobó que eran al menos ocho los involucrados.
El responsable material está preso, ¿no?. Déjame confirmar qué pasó con los otros que mencionas.

Cuando usted fue constituyente fue testigo de cómo los periodistas tenían acceso las curules. Ahora prácticamente tienen vetado el ingreso al hemiciclo. Esta restricción para los periodistas a las fuentes informativas ocurre en otras instancias gubernamentales y del Estado. ¿Qué opinión le merece?
Habría que averiguar porqué se tomó esta decisión. Pero además, yo veo que funcionarios y representantes de todas las tendencias ofrecen ruedas de prensa. La libertad de expresión en este país existe.

A través de Twitter hicimos una consulta previa para que usuarios le enviaran preguntas. Aquí, algunas de ellas:
¿Cómo demostrará que es defensor del Pueblo y no del Gobierno? ¿Qué haría para cambiar la imagen del defensor del puesto a Defensor del Pueblo?
Todos los sectores están incluidos, todos. La Defensoría no es un partido político, es una institución del Estado y así vamos a funcionar. Me he expresado en términos muy amplios. Yo debo velar por los derechos humanos de más de treinta millones de venezolanos. Y la gente lo está percibiendo.

Su designación es ilegal
Diputados del Gobierno y de la oposición integraron la comisión que me designó. La Constitución establece un período de tiempo para elegir los poderes; como eso no ocurrió, se le solicitó un dictamen a la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. El procedimiento está estipulado en el Reglamento de la Asamblea Nacional. En cualquier caso, ya la gente pasó a otro tema.

¿Por qué preocuparse más porque sea eficiente la distribución de las colas y no por la distribución de la comida?
En la Defensoría no somos ni productores ni distribuidores de alimentos, pero sí podemos mediar. Elaboramos un plan de acompañamiento y dimos recomendaciones como, por ejemplo, prioridad a ancianos, embarazadas y personas con discapacidad; que se abran todas las cajas y exhortamos a la gente a que no se marque con un número en el brazo. En cuanto a lo de los número de cédula, vimos que la gente decía que avanzaba más rápido y por eso consideramos que esa medida es digna de ser tomada en cuenta.

Hoja de vida
Recuerda con lujo de detalles cómo Chávez le encargó que preparara todo lo concerniente a Derechos Humanos para el anteproyecto de Constitución que presentó en 1999. Allí  aparecía por primera vez la figura del Defensor del Pueblo. Y cada vez que se aproximaba alguna elección a este puesto, su nombre siempre salía a colación. En esta oportunidad se inscribió a título personal y quedó escogido entre 65 candidatos. De su paso como gobernador de Anzoátegui durante dos lapsos seguidos señala que su saldo particular es positivo, que culminó diez mil obras y que de su experiencia lo que valora más fue el contacto con la gente. ¿Lo más demandante? El desgate físico: “Eso es lo más fuerte”. El último cargo que ejerció, y que aún entra dentro de su ámbito de acción, es el de integrante de la Comisión por la Justicia y la Verdad (1958-1998).

PERSONAL
Tarek William Saab tiene once tatuajes. En una muñeca los nombres de sus tres hijos; debajo de la oreja, el símbolo de Dios en árabe; del otro lado, el yin y el yan; en el otro brazo las iniciales de los nombres de su prole. También tiene tatuado en la piel el nombre de sus padres y, en un costado de su cuerpo, el nombre de su pareja. Ella, por su parte, tiene el de él. Están juntos desde el año 2007, Carla es arquitecta y ayudante personal del funcionario.
Saab tiene 52 años y 38 en la política. Se inició en Bandera Roja y se describe como izquierdista. Para postularse como Defensor del Pueblo tuvo que notariar su renuncia como militante del Partido Socialista Unido de Venezuela.
Sobre su condición física, explica que fue karateca desde muy joven y que llegó a ser cinturón marrón. Luego de incursionar en política dejó el entrenamiento. Pero lo retomó al convertirse en gobernador. “Entreno lo normal, una hora al día”, comenta.
Se enteró de la muerte de Hugo Chávez, como casi todos los venezolanos, por televisión. “Apenas le vi el rostro a Nicolás (Maduro) lo supe. Para mi fue muy duro, porque fuimos amigos. Yo lo acompañé en 24 giras presidenciales. Antes de que se fuera para Cuba, hablé con él y uno notaba en su ánimo que iba a salir de la enfermedad. Todos los mensajes los tengo grabados. Su muerte me conmovió, me conmueve; por eso prefiero recordarlo vivo”.
El Defensor del Pueblo es asiduo de las redes sociales. Utiliza el Twitter con frecuencia y publica sus gustos musicales y de escritura. Tiene una página web: www.tarekwilliamsaab.com.ve, se llama “Poesía de la rebelión” y guinda ahí parte de su producción literaria, críticas y testimonios.