Por exigir restitución de electricidad en su urbanización, pasan a Fiscalía a profesor de Upel Aragua

LA HUMANIDAD · 11 OCTUBRE, 2018 19:20

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por protestar para que restablecieran el servicio eléctrico en su comunidad, el profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel), Juan Carlos Guzmán, terminó acusado de “alterar el orden público” e incurrir en “violencia de género“.

El lunes 8 de octubre la urbanización Villa La Fuente en Turmero, estado Aragua, acumulaba más de 48 horas sin luz y sin recibir respuesta por parte de Corpoelec (Corporación Eléctrica Nacional). Solo después de que unos vecinos se trasladaran a sus sedes, a las 3:30 pm un camión de la compañía se presentó a evaluar la falla.

Sin embargo, cuando los trabajadores de Corpoelec expresaron que “por la hora” debían irse y volver al día siguiente a reparar la avería, los residentes de la urbanización, incluido Guzmán, reclamaron una solución inmediata y dijeron que no los dejarían marcharse hasta recuperar el servicio.

La protesta derivó en un enfrentamiento entre un grupo de vecinos y algunos representantes del consejo comunal de las residencias, que rechazaban que se trancara el acceso a la comunidad para retener a los técnicos.

El profesor de la Upel relató a Efecto Cocuyo que pasada las 4:00 pm los voceros de esa organización comunal “se tornaron violentos”, comenzaron a insultar a los manifestantes e incluso una de las mujeres golpeó a un vecino que quiso cerrar el portón, para evitar que los de Corpoelec se fueran.

Guzmán reprochó esa actitud y, acto seguido, una de las representantes del consejo comunal lo acusó de ser uno de los “creadores de la protesta”, de generar zozobra e instigar al odio, y le juró que a él, y a otro vecino, los mandaría “a meter presos”.

Detenido por la Policía de Turmero

Dos días después de la amenaza, el miércoles 10 de octubre, funcionarios de la Policía de Turmero se presentaron en el apartamento de Guzmán y le pidieron acompañarlos a la comisaría “por órdenes de la Fiscalía“.

En la patrulla también viajaban miembros del consejo comunal. Incluso una de ellas, recordó el profesor universitario, pidió pasar por su casa y debieron esperarla unos minutos afuera de la residencia.

En la comisaría lo interrogaron sobre lo sucedido y conoció de qué se le acusaba. Al lugar, llegaron varios habitantes de Villa La Fuente para apoyarlo y pedían a los policías que fueran a buscar “a los verdaderos malandros“, en referencia a la inseguridad que hay en la zona.

“Los funcionarios comenzaron a decir que había que darle celeridad al procedimiento, porque no querían que se les armara un bochinche afuera”, contó el docente a dedicación exclusiva y coordinador de la maestría de Informática Educativa en la Upel. Tres horas después, lo dejaron ir.

Por ahora, García es asesorado por abogados, porque le indicaron que el caso pasaría a la Fiscalía, que se encargará de darle curso al caso. “Mi preocupación también va más allá, es sobre el abuso de poder político y cómo se controla todo”.

Foto: Efrén Rodríguez (ex-alcalde del Municipio Santiago Mariño)