Neomar Lander aspiraba a vivir en una Venezuela mejor

LA HUMANIDAD · 8 JUNIO, 2017 20:30

Ver más de

Maria Laura Chang | @marilachang


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Neo», como le decían sus compañeros en protestas, o «El Niño», como lo llamaban sus allegados más cercanos, no es otro que Neomar Lander. De familia humilde, el joven bachiller no había podido empezar estudios superiores por dificultades económicas. Aspiraba a disfrutar en un futuro una Venezuela distinta a la que le tocó. La actual situación lo hizo vislumbrarse en territorio español. Sus 17 años los vivió con su familia en Guarenas. Nunca conoció un país gobernado por personas ajenas a la revolución bolivariana. Murió aún adolescente.

Este joven era el héroe de su hermana menor, quien en redes sociales le dedicó emotivas palabras al que consideraba su «amor verdadero». En su muro de Facebook la adolescente escribió: «Quería que me acompañaras a mi primera comunión, a mis 15 años, también quería que cumplieras tu sueño de irte a España (…) ayer estábamos planeando lo de tus 18 años hermano, tu mayoría de edad, siempre serás mi héroe, estarás en mi corazón».

Neomar era un chico sonriente. Se graduó de bachiller a los 16 años y, de acuerdo con información compartida por su padre en redes, «siempre fue muy inteligente«. El joven había obtenido el título de barman hace un mes y aspiraba a trabajar en ese oficio fuera del país.

La sonrisa de Neomar -adornada por brackets- y su mirada inocente han traspasado las pantallas y se ha colado en las mentes de aquellos que sufren su muerte como si lo hubiesen conocido desde siempre. El muchacho no es solo uno más. Las terribles condiciones de su fallecimiento han logrado que el caso resuene y trascienda. El abordaje que le han dado desde el Gobierno nacional, también.

Desde el cementerio Jardines El Cercado, en Guarenas, la mañana de este jueves, 8 de junio, Sugeimar Armas, madre de Neomar, declaró ante la prensa a pesar de su dolor, para desmentir una información transmitida por medios gubernamentales la noche del miércoles, 7 de junio.

Denunció que en un «Noticiero de la Patria» salió a dar declaraciones un hombre que se hizo pasar por su esposo y padre de su hijo fallecido, quien afirmó que al joven le pagaban por asistir a las marchas. «Es mentira. El 80% de los venezolanos estamos contra el Gobierno y vamos por nuestra propia voluntad. Nadie nos paga, nadie nos obliga«, apuntó y señaló al hombre que lo acompañaba como el verdadero papá de su hijo.

Sobre Neomar, la madre aseguró que lo que lo motivaba a salir de su casa a diario para protestar era sus ansias de una Venezuela mejor. «Él quería libertad, decía que no iba a dejar las calles (…) que la lucha de pocos valía por la libertad de muchos«, continuó. Al parecer, el adolescente era uno de los que no faltaba a ninguna convocatoria, así tuviera que subir y bajar desde Guarenas hasta Caracas varias veces por semana.

El padre del jovencito compartió en sus redes sociales una foto en la que aseguraba que apenas terminaba de trabajar, iba cada tarde a buscarlo en las protestas. «Nunca estuve de acuerdo con que fueras a las marchas por el peligro que allí se pasaba. Salía corriendo de mi trabajo y me iba siempre a buscarte en moto. Hasta te obligaba a montarte para irnos juntos a casa», escribió. Sobre la manifestación a la que asistiría el 7 de junio, el papá le insistió para que no fuera, a lo que el adolescente respondió: «Tengo que ir porque, según Maduro, es la última». Lo fue para él.

Pero la familia también acudía a protestas, de hecho hay algunas fotos donde se ve a los cuatro integrantes juntos en una movilización opositora. Recientemente, madre e hijo posaban para una selfie en una de las concentraciones. Ella lucía una gorra tricolor. Quizá la misma que Neomar usó otros días frente al lente de algunos fotoreporteros. Tras su muerte, salieron a la luz numerosas fotografías en las que él era el protagonista. Aunque encapuchado, su delgadez y otros rasgos muy particulares lo hacían bastante reconocible.

Neomar Lander y su mamá, Sugeimar Armas. Foto: Facebook

 

En una de las fotos que trascendió, sostenía un cartel con la estrofa de una canción de Calle 13: «A mí me ordena la razón/ a ti te ordena un coronel/ si nuestra lucha es de cartón/ la de ustedes es de papel«. El padre asegura haberla escrito para su hijo.

A pocas horas de haber caído muerto, el tío de Neomar, Mauro Arellano, habló ante los medios. «Mañana me irán a matar a mí también, pero no crean que voy a dejar de protestar porque yo quiero que Venezuela salga de donde está. Cada muchacho que matan es un hijo para mí», expresó.

La hermana menor, incluso, insistió en que este suceso no la alejará de las calles. «Me iré a la caminata nocturna por ti», apuntó. 

Una publicación compartida de Isaac Paniza (@ipaniza) el

Una publicación compartida de Isaac Paniza (@ipaniza) el