Mayor escasez y despidos masivos rodean la red de Abastos Bicentenario

LA HUMANIDAD · 23 ABRIL, 2016 21:24

Ver más de

Claudia Álvarez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con de la escasez de alimentos, la proliferación de las colas integradas por cada vez más ansiosos compradores y las denuncias sobre despidos masivos de personal e incumplimiento de la LOTTT, la red de abastos Bicentenario opera en medio en un difícil escenario.

El cierre de las sucursales Perijá, Lagunillas, La Fuente y Gran Abasto Centro Norte de la red de abastos Bicentenarios en el Zulia ha dejado sin respuesta a 501 trabajadores en la entidad occidental, y a mil 100 trabajadores a nivel nacional, según Jorge Morán, secretario general del sindicato de dicha red para los estados Zulia, Mérida y Falcón.

Para el primero de marzo, sostuvieron una reunión con la nueva Junta Directiva, la cual es calificada por los sindicalistas como una junta liquidadora, encabezada por el General Carlos Mosquera y el Presidente de la Red, José de Freitas quienes -comenta Morán- se encargaron de liquidar el Banco Industrial hace dos años.

Hasta ahora, afirma que no han recibido respuesta de ningún organismo del Estado donde consignaron documentos para el correcto despido y liquidación de los trabajadores. El pasado 31 de marzo se reunieron en Caracas con un diputado del Partido Comunista (que no identificó) en el Ministerio del Trabajo. El parlamentario habría dicho a los sindicalistas que los llamarían para hacer una mesa de trabajo, mas todavía están esperando la convocatoria.

Morán admite que, al no recibir respuesta, tomarán acciones de calle.  Asegura que la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Alimentación son otros de los involucrados en la diatriba que existe entre los trabajadores y los organismos del Estado.

En el Zulia, la situación es crítica, sostiene. “Dieron cartas de notificación de despido y amenazaron a los trabajadores con que, si no firmaban, tendrían que buscar sus cheques en Caracas y la liquidación sería sencilla, por lo que muchos se sintieron obligados a cumplir con sus exigencias”.

Morán explica que los atropellos incluyen la violación de la Ley Orgánica del Trabajo y de la Ley de Protección a la Familia. Espera una respuesta pronta y positiva por parte del Gobierno. “Han atacado a la clase obrera, y el Presidente (Nicolás Maduro), que se la da de obrerista, viene y arremete contra nosotros”.

Escasez de alimentos se apodera de abastos Bicentenario

“Están vacíos”. En esto se resumen las opiniones obtenidas en la calle luego de que Efecto Cocuyo realizara un recorrido por los Bicentenarios de San Bernardino, Plaza Venezuela y Las Mercedes.

Imágenes de largas colas, peleas y enfrentamientos, despidos de personal y un intento de saqueo el día miércoles en la sede de Las Mercedes, han puesto en el ojo público a esta rede de abastos dependiente del Estado.

San Bernardino

En el Bicentenario de San Bernardino, consumidores frustrados por las bolsas a medio llenar en sus manos era lo que se observaba al salir del establecimiento el viernes 22 de abril.

Francia Gudiño iba con la intención de conseguir harina pan o arroz, pero entre los productos que se encontraban solo logró comprar queso amarillo uruguayo a un precio de Bs 1337 el kilo, leche condensada a Bs 485, jabón líquido de baño y aceite. Para las 11:00 de la mañana ya no quedaba para la venta. Su novio, el día anterior había conseguido aceite y vendían dos botellas por persona.

Ninguno de estos artículos pertenecen a la canasta básica, pero según José Pichardo “hay que comprarlo, porque en la calle los bachaqueros te lo quieren vender carísimo y hay que aprovechar en lo que se pueda”.FullSizeRender

Las largas colas que caracterizan el sitio no se observaron en esta oportunidad. Mirna Hidalgo, que había comprado kilo y medio de queso amarillo, dos leches condensadas y nada más,  atribuye este “fenómeno” a la falta de oferta de productos por parte de la red de abastos.

“Yo, que vivo cerca, no puedo comprar nunca acá por la cantidad de gente. La cola es tan larga que tienen que dividirse en las islas cercanas”. A diferencia del común denominador, hoy solo se veían dos colas en el Bicentenario. Una de tercera edad y una “para gente joven”, como gentilmente señaló una señora; ambas estaban movilizándose rápidamente, porque Hidalgo solo tardó una hora para pagar su cuenta. Las 10 cajas estaban operativas.

A las 11:40 am, se regó la voz de que habían puesto a la venta el jabón en polvo Bio–Clean, y una cola empezó a formarse cerca de la puerta del establecimiento.

En cuanto a la posibilidad de comprar de pollo o carne, las neveras están totalmente vacías. Uno de los encargados de seguridad (quien prefirió omitir su nombre), afirmó que desde hace 5 meses no llegan estos productos a San Bernardino. Comentó que la semana pasada se conseguía carne en el de Plaza Venezuela, pero que a ellos “no les ha tocado con suerte”.

FullSizeRender (3)

 

Plaza Venezuela

Desde el exterior se nota la presencia de guardias nacionales custodiando la entrada y salida, tanto de vehículos como de peatones, en el que sería uno de los Bicentenarios más importantes de la capital. Las colas, que buscan refugiarse bajo techo, siguen un orden que han establecido los funcionarios.

A la salida, la gente lleva pocas cosas. Y la respuesta de los entrevistados sigue manteniéndose: “Eso es un peladero de chivo”, “No hay nada”, “Lo que la gente puede comer es jabón, que es lo que hay allí”.

Dos latas de sardina a Bs 610 cada una, 1 leche nutricereal por persona a Bs 460 y un jabón líquido a Bs 350, es lo que consiguió  una señora de la tercera edad (quien quiso mantener su nombre en reserva) durante en su visita al Bicentenario de Plaza Venezuela.  “No conseguí mucho. Un guardia (nacional) me dijo que la cola de la tercera edad fue desde las 3:00 am hasta las 9:00 am, y yo llegue a las 10:30 am”.

La compra de pollo o carne para este viernes fue inexistente, y quienes buscaban enfáticamente harina pan, arroz o pasta, se fueron con las manos vacías. Denis Montes pudo comprar dos jabones azules de panela que le costaron Bs 480 y una bolsita de nutricereal que pagó a Bs 460, «para que los niños tengan algo que comer”. Explica que 5 cajas estaban funcionando y que no tuvo que permanecer tanto tiempo en cola porque no había que comprar.

FullSizeRender (5)

Las Mercedes

Tras el episodio donde se intentó saquear un camión cargado de cebolla el día miércoles en el abasto Bicentenario en las Mercedes, se divisa una pancarta en la entrada que dice “Cerrado hasta nuevo aviso”. La inauguración, que estaba pautada para el jueves 21 de este mes, fue cancelada por problemas de “aguas sucias”. Solo se acercaba una que otra persona que no se había enterado del cierre del local.

AB2      AB1