Los $500 mil que donó Venezuela a investidura de Trump cubrían tratamiento de 20 mil niños desnutridos

LA HUMANIDAD · 23 ABRIL, 2017 08:18

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro realizó un donativo de 500 mil dólares para la ceremonia de investidura de su homólogo estadounidense, Donald Trump, a través de Citgo Petroleum, filial de la petrolera Pdvsa en EEUU, según la agencia Associated Press (AP).

El diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Héctor Rodríguez, es el único vocero del Gobierno que se ha referido a la información, a la que calificó de ridícula. “Debe ser el Presidente más millonario del universo. ¿Tú crees que Trump la va a pedir dinero a Nicolás para su toma de posesión?”, dijo en entrevista con Vladimir Villegas que transmite el canal Globovision.

Sin embargo, AP señala que dio con el monto del donativo -superior al de algunas empresas gigantes estadounidenses como la Pepsi, que ofreció 250 mil dólares- tras tener acceso a los registros de la comisión de investidura de Trump.

El kit de 45 días que actualmente ofrece la organización católica Caritas para recuperar la talla y el peso de niños con desnutrición en Venezuela cuesta $25. Este kit está compuesto por seis latas de suplemento nutricional, un suplemento vitamínico, un desparasitante, sales de rehidratación oral para contrarrestar la diarrea y una solución para la escabiosis (sarna), detalla la experta en seguridad alimentaria y riesgo de desastres, Susana Raffalli.

Si se dividen los 500mil dólares entre el costo de un día de tratamiento ($0,55) se obtiene que este monto cubre 909.090 días, lo que equivale a 20.202 niños con desnutrición que pudieron ser atendidos con esa suma.

En Venezuela –según el censo del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2011- hay 2.437.631 niños menores de 4 años. El 9,3% de esta población está en pobreza extrema, según el INE; es decir, 226.699 niños y de estos Raffalli calcula que aproximadamente el 11% (24.936 niños) padece desnutrición severa.

Si se parte de la aproximación de que en Venezuela existen alrededor de 24.936 niños con desnutrición severa, los 500 mil dólares alcanzarían para atender el 81% de la población de infantes que padece esta condición en el país.

Los efectos de la desnutrición en un niño de dos años son irreversibles, incluso puede llevarlo a la muerte, pues al no tener grasa, pierde masa muscular en zonas comprometidas donde están los órganos respiratorios y el corazón, advierte Raffalli.

El programa de Caritas apenas ha podido atender el 1% (960 niños) en 31 de las 32 parroquias de Caracas, desde hace seis meses, por lo que Raffalli insta al Estado a apoyar los programas de nutrición infantil. “El Estado debe ayudarnos con este despliegue humanitario para proteger a los niños. Tenemos estados como Zulia o Vargas en los que el porcentaje de desnutrición es de 14%, esto significa que de cada 100 niños evaluados, 14 están desnutridos”.

De los 960 atendidos, solo 450 han sido recuperados porque los que padecen desnutrición severa requieren atención hospitalaria que no puede ofrecer el programa de Caritas. Los voluntarios también han encontrado casos en los que los niños no tienen un progreso rápido porque los otros miembros de sus familias  se toman los complementos nutricionales del infante para mitigar el hambre.

A la falta de recursos se suman los controles burocráticos que ha implementado el Gobierno. “Los primeros meses también tuvimos que pagar para transportar los kits porque no teníamos una guía para transportar alimentos cuando el decreto de emergencia económica establece que cuando hay emergencia se tienen que flexibilizar los controles burocráticos para garantizar la ayuda humanitaria. A Caritas tampoco le exoneran los controles aduanales ni la apoyan subsidiando parte del tratamiento”, denuncia la experta.

En noviembre de 2016, el Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) declaró en “abandono legal” una carga de medicamentos pertenecientes a Caritas que estaba constituida por 525 cajas de medicinas y 92 de suplementos alimenticios.

Esos suplementos, a los que nunca pudieron tener acceso, contenían componentes más completos que los que actualmente pueden ofrecerle a los niños atendidos, refiere Raffalli.

Los que deseen dar su aporte a la fundación Caritas pueden acceder a este sitio web:

http://caritasvenezuela.org.ve/

Foto: Crónica Uno