Lámpara artesanal contra la oscuridad, un recurso con riesgos

LA HUMANIDAD · 5 ABRIL, 2019 16:37

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Desde el 3 de abril, Rony Peña lidia con el dolor que le producen las quemaduras que tiene en todo su cuerpo. Un reporte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) da cuenta que ese día el hombre tuvo un accidente con una lámpara artesanal que usaba para alumbrarse en medio de la oscuridad.

El hombre lesionado en el estado Trujillo fue trasladado al Hospital de Sabana de Mendoza donde tuvo que ser remitido al Hospital Central de Valera. Como él, en el estado Sucre, se reportaron más heridos por la manipulación incorrecta de una lámpara artesanal.

En esta región de Venezuela, entre los lesionados hay niños. Siete personas en total fueron alcanzadas por las llamas de los también conocidos como mechuzos o mechurrios. Un adulto y seis menores de edad. Uno de los pequeños, de cinco años, murió al no poder ser atendido en el estado.

También hubo un caso que se reportó el 3 de abril en el estado Monagas, a través de la prensa local. El hecho ocurrió en la población de El Merey de Amana, al sur de Maturín. En una vivienda un niño de tres años tropezó con un mechuzo y quedó lleno del combustible ardiente. Fue trasladado al hospital universitario doctor Manuel Nuñez Tovar donde permanece recluido.

Desde el 7 de marzo, el país se ha visto afectado por cortes del servicio eléctrico. Una falla en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) dejó sin luz a todos los estados. Poco a poco fue restituido la electricidad. Luego, el 25 de marzo una falla masiva regresó la oscuridad al país. Hasta el 5 de abril, algunos sectores del país se mantienen sin servicio.

Ante esta contingencia, algunos ciudadanos intentaron iluminarse con estos objetos de fabricación cacera. Se trata del uso de un combustible líquido, vertido en un envase de metal y una mecha de tela u otro material similar.

Gabriel D’Andrea, especialista en prevención de siniestros y exdirector de Protección Civil Sucre, indicó que la elaboración del instrumento tiene consideraciones de seguridad que de no ser cumplidas puede traer grandes riesgos.

El principio básico de este tipo de lámpara artesanal es evitar que el líquido combustible se esparza fuera del recipiente. Esto significa que se coloque el artefacto en medio de un segundo envase y rodeado de agua. “Se hace una especie de piscina que si se derrama el pote con el combustible, no se derrame por todo el espacio, sino que queda dentro de un espacio determinado”,  explicó y agregó que se puede usar una tortera vieja para este fin.

Otra recomendación de D’Andrea es usar un contenedor de metal y no de vidrio; pues el segundo elemento no siempre soporta altas temperaturas. Además, se debe garantizar que no tenga huecos o irregularidades que haga que el líquido de adentro se derrame.

“Se debe usar un embudo para llenar el envase de combustible. En caso de derramarlo fuera, no encender el fuego inmediatamente. Se debe limpiar y esperar que se seque”, indicó.

Aconsejó a las personas a usar gasoil, disel o kerosen para elaborar una lámpara artesanal. Aseguró que se trata de combustibles de baja volatilidad.

Foto principal: @rogeliosuarez

Lea también: 

Niño muere en Cumaná con quemaduras causadas al manipular lámpara artesanal

El fuego en San Isidro rescata del olvido a este barrio de Petare