Municipio Marcano Juventud Insular
Las asambleas NotiCalle en Nueva Esparta

A pesar del confinamiento Juventud Insular, la red de jóvenes ciudadanos de Nueva Esparta, no ha cesado sus actividades dirigidas a defender el derecho a la información de los isleños. En medio de una crisis regional por la dificultad en el acceso a servicios públicos, Juventud Insular cumple un año ejecutando proyectos comunitarios de formación ciudadana.

“Pese a las circunstancias nos hemos adaptado y evolucionado”, dijo Simón Calderón representante de Juventud Insular por el municipio Marcano.

Uno de sus proyectos más exitosos ha sido Noticalle, asambleas ciudadanas que la organización ha llevado a 90 comunidades de la región insular para compartir noticias nacionales, recoger denuncias sobre el funcionamiento de los servicios públicos y proporcionar herramientas a sus vecinos para la defensa de los derechos humanos, sobretodo de la libertad de expresión.

De acuerdo con Calderón “la gente quiere que la escuchen y que la ayuden a visibilizar sus problemas de las comunidades”.

Recopilando estas experiencias a inicios de mayo levantaron un informe junto al Observatorio Venezolano de Servicios Públicos sobre la situación de Nueva Esparta, que dio a conocer, entre otros datos que el 62% de los isleños presentan problemas con el abastecimiento de agua.

Pero desde que inició la cuarentena y con ella las medias sanitarias como el distanciamiento físico, la organización reemplazó las aglomeraciones por papelógrafos pegados en puntos clave de tránsito de cada municipio con información de cada día. El proyecto sirve a las comunidades con poco acceso a internet, donde también promueven la actividad juvenil a través de volantes y perifoneo.

Esta iniciativa, llamada NotiPulpos, también tiene una versión digital y recopila ocho noticias positivas a diario “para llenar de esperanza a la población”. Juventud Insular también usa esta herramienta para difundir las buenas prácticas sanitarias para evitar la propagación del virus.

Un año de participación ciudadana

Sus integrantes se definen como “jóvenes que creemos en la participación ciudadana para la transformación de la Región Insular”. Su propósito es promover empoderamiento juvenil y la acción de ciudadanos.

Este proyecto que se formó hace tres años este 20 de julio cumple un año desde que logró el reconocimiento jurídico como “Asociación Civil Juventud Insular”. Aunque la organización nació en la ciudad de Porlamar, municipio Mariño, hoy en día su trabajo se ha logrado expandir a ocho de once municipios en la isla en donde se encuentran esparcidos sus 25 miembros.

En sus inicios Juventud Insular participó en 1000 ideas para Nueva Esparta, uno de los eventos con mayor trascendencia en el estado que marcó a más de 900 jóvenes que debatieron, dialogaron y propusieron ideas de desarrollo para sus comunidades o entornos.

Como uno de sus valores sostienen que la participación ciudadana es necesaria para reconstruir el tejido social en Venezuela.

“Seguiremos promoviendo y empoderando a jóvenes para que participen activamente en la solución de las problemáticas e invitando a otros a que se unan a esta lucha por la reconstrucción de Nueva Esparta” finalizó la carta que dirigió Juventud Insular a propósito de su primer aniversario.

</div>