"Hace dos años me compré estos zapatos", profesor de la UCV que fue viral en Twitter - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 4 JULIO, 2018 12:24

“Hace dos años me compré estos zapatos”, profesor de la UCV que fue viral en Twitter

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La frustración por no poder cambiarle las suelas a unos zapatos llevó a José Ibarra a publicar en Twitter la foto de su calzado roto el viernes, 29 de junio. Su salario de profesor universitario no le alcanzaba para pagar los 20 millones de bolívares de la reparación. Cinco días después, el mensaje tenía casi 10 mil retuits y mil comentarios.

Ibarra es profesor en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV), de la que es egresado. Da clases tres veces a la semana. También coordina la subunidad del Servicio Comunitario.

Con las deducciones de ley, su salario de profesor instructor en junio fue de menos de un dólar cotizado en el mercado negro a la fecha de esta publicación: 83 centavos de dólar.

El docente dijo a Efecto Cocuyo que revelar cuánto gana no pretende generar lástima, solo aspira obtener una remuneración digna por su trabajo.

Dijo que subió la foto a Twitter porque no tiene muchos seguidores en la red social.  También era una forma de apoyar el paro convocado por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios (Fapuv), por reivindicaciones salariales.

Asegura que muchos colegas están en condiciones críticas: van a clases sin comer o deben vender sus pertenencias para adquirir medicamentos. También ocurre con estudiantes, empleados y obreros.

El profesor también tiene un empleo en el sector salud con un salario precario; si suma las mensualidades, tampoco puede cambiar las suelas. Para redondearse dicta charlas y talleres en congresos internacionales y en universidades latinoamericanas.

Solidaridad

Ibarra, de 41 años de edad, suele usar unos zapatos Converse para ir a la UCV, pero, como frecuentemente es invitado como padrino a los actos de grado, decidió adquirir algo más apropiado para la ocasión. “Hace dos años me compré estos zapatos por eso”, expresó.

Asume que el desgaste de los zapatos se aceleró hace seis meses. La crisis del transporte público ha ocasionado que a veces se traslade a pie desde su vivienda en Catia hasta la universidad o viceversa.

Datos de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) indicaron que el pasado mes de mayo la inflación en el país alcanzó el 110,1%. Economistas consultados por Efecto Cocuyo proyectaron que en junio el indicador podía alcanzar el 200%.

Entre mayo y junio solo un zapato escolar deportivo aumentó de 27 millones 900 mil a 87 millones de bolívares.

Tras la publicación, el trabajador social cuenta que recibió “muchas manifestaciones de solidaridad” dentro y fuera de Venezuela. En su oficina ya tiene un primer par de zapatos que va a donar a quién los necesite y el lunes tiene pendiente recoger otros.

Una organización venezolana ofreció apadrinarlo para que continúe ejerciendo su profesor en el país. Un grupo de españoles también lo llamó y prevé canalizar otro tipo de ayudas para los profesores universitarios. “Quiero seguir en Venezuela, porque aquí fue donde me formé”, dijo.

Fotos: Iván Ernesto Reyes – @IvanEReyes.