GNB ataca y lanza lacrimógenas dentro de una iglesia en San Cristóbal - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 2 MAYO, 2019 10:34

GNB ataca y lanza lacrimógenas dentro de una iglesia en San Cristóbal

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, denunció el ingreso de 40 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) a la iglesia Nuestra Señora de Fátima, donde lanzaron bombas lacrimógenas, a pesar de la presencia de adultos mayores en el recinto, este miércoles, 1 de mayo.

Moronta contó que en principio entraron dos funcionarios en una moto cuando terminaba la misa. La iglesia está ubicada en el barrio Sucre de San Cristóbal. El párroco, Jairo Clavijo, intentó detenerlos pero en ese momento llegaron unos 40 guardias.

El obispo dijo que el presbítero discutió con “la horda” de militares, entre quienes se incluía “un General“, de acuerdo a la denuncia que realizó la noche de este miércoles 1 de mayo, a través de un comunicado.

“El párroco Jairo Clavijo lo impidió, detrás de ellos llegó un General de apellido Ochoa quien comenzó a discutir con el párroco, en términos nada respetuosos. No contentos con el atropello, los GNB lanzaron bombas lacrimógenos dentro del templo”, manifestó Moronta.

A pesar de que finalmente pudieron desalojar la iglesia, hubo una religiosa que se desmayó producto de los gases lacrimógenos, en lo que el obispo calificó como “un ataque contra la Iglesia Católica”.

Moronta añadió que “responsabilizo al mencionado general Ochoa, así como a las autoridades militares de las región de este vil evento que de por sí ya habla de la intencionalidad de los atacantes que no tienen el menor respeto a la dignidad humana y ni siquiera manifiestan tener temor de Dios”.

El prelado también expresó su solidaridad con el sacerdote Clavijo y la feligresía de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, y lo mismo pidió a la Diócesis de San Cristóbal.

“Pido a todo el presbiterio, religiosas y laicado diocesano manifestar su solidaridad con el padre Jairo y su feligresía”, llamó Moronta.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) llamó este primero de mayo al cese de la represión contra los manifestantes que protestaron en todo el país en contra de Nicolás Maduro.

El presidente de la CEV, monseñor José Luis Azuaje, condenó los ataques e instó a los cuerpos de seguridad a respetar los derechos humanos, la integridad y dignidad humana, así como el derecho a la manifestación pacífica.

Lea también:

La Conferencia Episcopal Venezolana exige cese de la represión