Fundaredes denuncia segundo secuestro a militares en Apure

LA HUMANIDAD · 23 MAYO, 2021 18:13

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La ONG Fundaredes, que monitorea la situación de las poblaciones en la zonas fronterizas del país, denunció este domingo 23 de mayo un presunto nuevo secuestro de militares venezolanos, por parte de elementos de las guerrillas colombianas que cohabitan en esos lugares.

Según indicaron desde Fundaredes en sus redes sociales, hubo un segundo secuestro de militares por parte de las FARC.

“El hecho tuvo lugar en La Victoria, estado Apure. Se trató de cuatro efectivos del pabellón militar: un teniente de navío de apellido Rea y tres femeninas: SM3 Yanes,S1 Padilla y S1 Caraballo”, aseguraron.

Según los datos de esta ONG, esta comisión  militar se trasladó el 20 de mayo pasado a vacunar a los efectivos del Comando de la Armada en esta zona, pero fueron interceptados por miembros de las Farc del Frente Décimo, al mando de alias Iván, quien los maltrató, secuestró y despojo de todas las vacunas.

“Los efectivos militares fueron entregados pasadas las 6pm al comandante de las Fanb que se trasladó desde Guasdualito hasta La Victoria”, indicó el coordinador de Fundaredes, Javier Tarazona. 

Tarazona indicó que también pudieron confirmar que llegó deshidratado un sargento de la Armada, quien forma parte de comandos especiales en La Victoria, de los cuales fueron emboscados por las FARC el pasado 23 de abril. “Ahora se encuentra en Guasdualito luego de ser trasladado en helicóptero al hospital”.

Venezolanos siguen huyendo

Fundaredes denunció además que cientos de venezolanos siguen desplazándose forzadamente hacia Colombia, específicamente a la ciudad de Arauquita, huyendo del conflicto armado que se desarrolla en el estado Apure, donde la Fuerza Armada enfrenta a las disidencias del frente décimo de las FARC “Martín Villa”.

Así lo denunció este fin de semana Juan García, coordinador de FundaRedes en esta zona, quien aseguró que se produce una grave vulneración de derechos a los pobladores.

García precisó que las comunidades afectadas son El Ripial, La Capilla, El Ocho, Guafitas, La Victoria, parroquia Urdaneta, desde donde huyen mujeres, niños, personas de la tercera edad, pequeños productores agropecuarios que quedaron atrapados en medio de los ataques ocurridos durante el fin de semana.

“Nos preocupa enormemente que persisten los enfrentamientos que iniciaron el 21 de marzo, y además de los reportes extraoficiales de heridos y el silencio o la ausencia de un balance real de lo ocurrido, lo cierto es que la población civil ha resultado severamente afectada. El desplazamiento de la población civil es sumamente grave, y se ha hecho un ataque con gran fuerza de forma indiscriminada, sin pensar en las lesiones que se le pueden ocasionar a los habitantes de la zona, quienes durante años han sido sometidos por los mismos grupos guerrilleros que hoy son atacados” enfatizó el coordinador de FundaRedes.

De esta forma queda demostrada una vez más la veracidad de las constantes denuncias que desde FundaRedes se han hecho atendiendo el llamado de los pobladores, sobre la ocupación por parte de los grupos armados irregulares de grandes extensiones de tierra en Apure y en el resto del país.

El vocero recordó que ya se había visto durante el primer trimestre de 2021, varios enfrentamientos en otras zonas de Apure como La Macanilla, municipio Muñoz y Elorza hacia Rio Caribe, y ahora se repiten en estas otras comunidades que están afectadas, situación que también se ha registrado en Amazonas, Bolívar, Táchira y Zulia.

Denunció que en este momento está tomado el ambulatorio de la comunidad donde se desarrollan los enfrentamientos, y está militarizada la zona, nadie entra ni sale, solo tienen acceso personas con enfermedades de extrema emergencia.

Juan García indicó que desde FundaRedes “hacemos un llamado a la comunidad internacional para que atienda las voces que se elevan desde Apure y que hacen un reclamo para salvaguardar la vida de nuestros jóvenes y niños que hoy son sometidos a este terror y arbitrariedad por el enfrentamiento del Ejército venezolano con las disidencias de las FARC, que tienen tantos años en Venezuela con permiso del gobierno, y hoy son los ciudadanos quienes pagan las consecuencias”.

Con información de Prensa FundaRedes