Familiares de militares presos: No los llevan a juicios porque no hay pruebas - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 2 MARZO, 2020 20:26

Familiares de militares presos: No los llevan a juicios porque no hay pruebas

Texto por Isabella Reimí │@isabellareimi Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Isabella Reimí │@isabellareimi

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Sonia Gutiérrez  teme cada vez que ve a un funcionario de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Su miedo se remonta a dos años atrás cuando la Dgcim detuvo sin pruebas a su hijo.

Se trata del teniente coronel Henry José Medina Gutiérrez. Lo apresaron en San Cristóbal, Táchira, y lo acusaron de “traición a la patria” y “conspiración”, al alegar que estaba implicado en un supuesto golpe de Estado del que hasta ahora no se sabe nada.

Este lunes 2 de marzo, familiares de los militares detenidos por razones políticas protestaron en la Plaza Brión de Chacao para exigir a la Corte Marcial que inicie los procesos de juicio.

A Medina Gutiérrez lo detuvieron el 2 de marzo de 2018. No fue sino hasta el 6 de agosto de ese mismo año que hicieron el audiencia preliminar en la que determinaron que tendría que ser juzgado por la Corte Marcial, aún sin la prueba madre de la fiscalía. Desde entonces el teniente coronel permanece en Ramo Verde y hasta ahora no se ha fijado una fecha para su juicio.

Su madre no lo había podido visitar sino hasta hace dos días, ya que su situación económica es precaria y no había podido trasladarse desde San Cristóbal.

“No lo llevan a juicio porque no hay pruebas, los mantienen secuestrados porque como ya está preso ¿cómo lo sueltan ahora?”, dijo la madre del teniente en compañía de su tía.

El caso no está aislado

En el mismo período también detuvieron a otros cinco tenientes coroneles y tres otros militares. De acuerdo con sus familiares, todos tienen en común que pertenecen a la misma promoción de la Academia Militar.

“Más que todo son comandantes de unidades y todos salieron de una misma promoción. Más o menos en la misma fecha, pero una por uno”, explicó Gutiérrez.

Leonela Difurt es esposa de un teniente coronel. Ella hizo un llamado a la acción al Ministro de Defensa de Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López.

“Debería velar por los miembros de la Fuerza Armada y no lo hace, porque a los militares le violan sus derechos humanos y el  derecho a la defensa” dijo.

En la protesta, Difurt también hizo un llamado a la solidaridad a la esposa del mayor Edgar José Rojas Borges, quien es presidente de la corte marcial.

“Hoy estamos nosotras aquí pero mañana puede ser ella… estos no son hechos aislados. Es algo que le está pasando a los militares”.

A Rojas Borges los familiares solo le exigen que permita la defensa de estos militares.

La madre y la hermana de Medina sostienen un cartel que dice: “debemos rescatar nuestra condición de apolíticos y no deliberantes”. Es una frase que le atribuyen al teniente. Aunque ahora son presos políticos, según explica Foro Penal, no todos ellos mostraban una posición en contra del alto gobierno.

De acuerdo con un reportaje escrito por la periodista Sebastiana Barráez para Punto de Corte la detención ocurrió después de que algunos tenientes le hablaran al general del Ejército, Jesús Suárez Chourio, de “la urgente necesidad  de mejorar la situación de la Fuerza Armada”.

Aun cumpliendo una condena, injusta, no son liberados

Otro caso que denunciaron fue el del teniente Luis Fernando Lugo Calderón, acusado de participar en un supuesto golpe de estado en febrero de 2015, conocido como el “Golpe azul”. Se trata de un supuesto ataque aéreo que nunca se comprobó.

Lugo Calderón fue condenado a cuatro años, nueve meses y diez días de prisión “sin pruebas” de acuerdo con Foro Penal. El 22 de noviembre del 2019 se cumplió el último minuto de su pena, sin embargo sigue prisionero en Ramo Verde.

“He ido a la Corte Marcial infinidad de veces y solo dan excusas. Luego iban a hablar con el ministro de la Defensa y por ultimo abiertamente me dijeron “no está en nuestras manos, son órdenes de alto mando” dijo su madre, Gloria Calderón.

Incluso el 11 de octubre del 2018 Lugo Calderón recibió una medida cautelar que ordenaba su excarcelación, pero después la Fuerza Armada recibió órdenes de regresarlo a la cárcel, dijo Calderón. A causa de la detención arbitraria ella y su madre, abuela del teniente, fueron detenidas en su apartamento en ocasiones distintas para presionar al teniente.

Dijo también que Lugo Calderón ha sido “injustamente preso, torturado y dejado (a menos)” y que en este momento su salud ha decaído.

“(Los militares detenidos) están desesperados, muy delgados. Uno les lleva comida pero el desespero es mucho. Ellos dicen ya cumplimos ¿qué más quieren? ¿Cuál es la saña?”.

Exigen derechos humanos

Otros familiares que se presentaron al acto de protesta fueron los de los militares que se encuentran presos tras la sublevación de Cotiza.

Un total de 24 guardias nacionales y un civil fueron apresados fueron detenidos el 21 de enero del 2019 en el barrio San José de Cotiza, Caracas, por desconocer el gobierno de Nicolás Maduro. Esto ocurrió días antes de que Juan Guaidó se juramentara como presidente encargado de Venezuela.

Entre esos detenidos estaba el sargento Geomer Martínez Natera. Su madre, Betsaida Natera, también hizo un llamado al general Padrino López a liberar a los militares detenidos “por pensar distinto”.

Además del cumplimiento del debido proceso, los familiares de los militares también exigen un trato humano en las cárceles, en el que se alimenten bien a los detenidos.

“Si no les llevamos de comer a los detenidos, solo pueden comer pasta con lentejas”,  denunciaron las madres y esposas.