En un mes pueden volver al mercado productos de Quimbiotec, aseguran trabajadores - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 14 FEBRERO, 2016 14:12

En un mes pueden volver al mercado productos de Quimbiotec, aseguran trabajadores

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Si llegara a haber una catástrofe, estamos a la buena de Dios“, expresó un trabajador de la Planta de Derivados Sanguíneos de Quimbiotec a Efecto Cocuyo dos semanas después de la paralización de la planta, a finales de agosto de 2015. Sin tragedia, pero con el virus Zika al azote y la complicación del Síndrome de Guillain-Barré, son muchos los pacientes que han pagado por las irregularidades que hubo en la compañía durante el cierre de planta cuando se hacía el mejoramiento de los laboratorios.

Los retrasos en la remodelación de la planta y la falta de atención a los problemas por parte de la directiva pasaron factura a la producción de albúmina humana, inmunoglobulina y factor VII. Recientemente, en febrero, cinco meses después de los inconvenientes, se pudieron reactivar las labores en la planta. No obstante, un trabajador aseguró a Efecto Cocuyo que para mediados de marzo, aproximadamente, se estima que los productos salgan a la calle.

“Ya toda la planta fue aprobada por muestreos microbiológicos, laboratorios incluidos, y hasta ahora hay plasma nacional para realizar los procesos lo más pronto posible”, afirmó a este medio Antonio (nombre ficticio a solicitud, por temor a represalias), un trabajador de la planta de hemoderivados.

A pesar del reinicio de las funciones en los laboratorios, lo delicado del proceso de elaboración exige tiempo en cada una de sus fases. Después de tener los insumos y proceder a trabajar con el plasma, se tienen que ejecutar las fases de fraccionamiento y purificación, hasta llevar el producto a sus presentaciones comerciales.

“Es demasiado pronto aún. Se estima que sería necesario un mes más porque tiene que tener su pasteurización y cuarentena y de paso ser aprobado por higiene, pero ya sería lo último y va para la calle”, aseguró Antonio.

Antes de que los lotes de albúmina, inmunoglobulina y factor VIII salgan al mercado, es necesario que sean avalados por el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR), a manera de certificar que el uso del producto es seguro. “Esperamos que el Intituto le dé la mayor celeridad, en vista de la necesidad que existe del medicamento”, agregó.

La paralización de la planta no fue lo único que dejó secuelas en la producción de Quimbiotec. También la renuncia de gran parte del personal durante los problemas de la compañía entre agosto y octubre de 2015 dejaron a la empresa estatal sin capital humano altamente especializado, debido a los trabajos que se requieren en la planta.

Nada más en el laboratorio de Antonio hace disminuyó en 30% el personal, respecto de la cantidad que antes laboraba allí. “Hasta ahora trabajamos un poco exigidos” dijo, además de indicar que actualmente hay personal bajo entrenamiento. Sin embargo, debido a la alta especialización y capacitación que demandan los puestos, alrededor de seis meses son necesarios para que los nuevos ingresos puedan ejercer sus funciones.

Para “aliviar” la demanda de inmunoglobulina ante los casos diagnosticados con Síndrome de Guillain-Barré (SGB), Carlos Rotondaro, presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), anunció en enero de 2015 que se importarían 4 mil unidades de inmunoglobulina.

No obstante, no solo quienes padecen por el SGB requieren el uso de inmunoglobulina. También los pacientes con púrpura trombocitopénica o con inmunodeficiencia congénita necesitan del producto. La otra forma de tratar el SGB, a través de la extracción de la sangre mediante una plasmaférisis, también requiere otro producto elaborado por Quimbiotec: albúmina humana. 

A pesar de que, de acuerdo con la fecha anunciada por Rotondaro, ya hayan llegado al país las unidades de inmunoglobulina y de que el Gobierno haya puesto a disposición la línea 0800-Vigilan para canalizar la solicitud del medicamento, no hay garantías de que se proporcione el tratamiento inmediato.

El pasado jueves 11 de febrero, en cadena nacional, el presidente Nicolás Maduro informó que de 5.221 casos sospechosos de zika, registrados desde el cinco de noviembre hasta el ocho de febrero, fueron confirmados 319 casos. De estos, 68 presentaron complicaciones y tres fallecieron. No obstante, de acuerdo con conteos extraoficiales, El Nacional publicó que las cifras se elevan a 21 muertes por el síndrome en pacientes que previamente presentaron síntomas similares a los del zika.

Frente a la amenaza del Guillain-Barré, los trabajadores de Quimbiotec sienten presión por dar pronta respuesta al problema de la escasez. “Son muchas personas las que dependen de nosotros. Dios mediante, vamos a cubrir toda la demanda los antes posible hasta normalizar la situación“, afirmó Antonio.