Un disfraz de carnaval puede costar hasta 120 mil bolívares

LA HUMANIDAD · 1 MARZO, 2019 18:00

Ver más de

Alejandro Benzecry


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«O se disfraza la gente, o come». Esto dijo un vendedor de disfraces al equipo de Efecto CocuyoSu local en Sábana Grande tiene dos pisos y pareciera estar colmado de trajes de niños para estos carnavales, días que se suponen festivos y a los que Nicolás Maduro agregó este 28 de febrero y el 1 de marzo. 

El más económico en su tienda cuesta 45 mil bolívares; y el más costoso, 120 mil. «Hace unos años pedía 60 piezas por talla de cada modelo. Los proveedores me las daban y me decían que después las podía pagar, pues entendían que la demanda apremiaba».

Aseveró que ahora solo pide dos o tres tallas de cada disfraz para «así sea llenar las vitrinas. No hay más de lo que se aprecia a simple vista. Los depósitos están vacíos«.

Antes no se podía hablar con él durante la jornada laboral previa a los carnavales. Asegura que el local siempre estaba lleno. Que la gente hacía «colas y colas» para satisfacer el anhelo de sus niños de ser superhéroes, conductores de Fórmula 1, piratas, policías.

Segundo piso de la tienda en Sábana Grande, donde están la mayoría de los disfraces.

Por el centro de Caracas los testimonios no son muy diferentes. Cerca de la plaza El Venezolano, en el municipio Libertador, una vendedora ofrecía su mercancía del año 2018. No se preocupó por renovarla porque los números de ese año no fueron alentadores, señaló.

Es propietaria de una piñatería. Vende máscaras, antifaces y disfraces. «Todavía ni  he terminado de vender lo que me quedó del año pasado, y eso que nuestros precios son de los más bajos».

Los precios de los disfraces en esta tienda oscilan entre los 35 y 45 mil bolívares

Cruzando la calle, hay otro local. Las propietarias tejen y venden los disfraces, todos para las niñas.

Es el lugar donde se encontraron los precios más accesibles durante el monitoreo. Entre 27 mil bolívares y 40 mil bolívares las vendedoras ofrecen sus productos, por los cuales años atrás la demanda era tal, que «no daba tiempo para hacer todos los vestidos de princesas. Ahora hay hasta para elegir».

En el puesto, las mujeres también hacen franelas con distintos estampados.

 

Foto: Mairet Chourio / @mairetchourio

Lea también:

Taquillas vacías y pocos viajeros en inicio de carnavales en La Bandera #1mar