Derriban reja del Bicentenario de Plaza Venezuela en una trifulca para entrar

LA HUMANIDAD · 18 FEBRERO, 2016 12:19

Ver más de

Maria Laura Chang | @marilachang


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Le pasaron por encima a la gente, como unos animales. Había incluso una mujer embarazada y no les importó”, dijo un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que presenció la trifulca que culminó con varios heridos y golpeados en el Abasto Bicentenario de Plaza Venezuela. La situación se presentó cerca de las 7:00 de la mañana de este jueves 18 de febrero, luego de que quienes se encontraban de primeros en la cola presionaran para ingresar al establecimiento más rápido.

No hubo heridos de gravedad, según mencionó el GNB y responsabilizó a la misma gente que desde la madrugada crean listas para entrar. “Las colas están prohibidas. Aquí en la entrada pueden estar desde las 6:00 am, pero ellos no entienden y desde la madrugada se ponen a hacer listas en la plaza (Venezuela), se desorganizan y terminan en peleas”, indicó.

Guardias Bicentenario

Para controlar la situación, los GNB que resguardan las puertas del abasto en horas de la noche debieron pedir refuerzos. Belkis Betancourt, que estaba en la cola, mencionó que ella fue testigo del suceso pero se marchó por miedo. “Yo me asusté porque uno de los guardias estaba apuntando al cielo con su arma. ¿Y si disparaba?”, comentó la empleada pública. En su opinión la responsabilidad del orden público le corresponde a los efectivos, “pero no hacen nada”, fustigó.

A las 9:00 am funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y GNB controlaban la fila que se extendía hasta la Calle de los Estadios, poco antes de la salida del Abasto. Ya la gente no se agrupa en el estacionamiento sino que sigue la fila que se hace a las afueras del establecimiento. Personas tienen que soportar el sol y calor. “Desde el lunes han traído muchísima comida y por eso hay tanta gente”, explicó el efectivo.

Hechos de violencia se repiten en las largas colas que se realizan para la compra de alimentos a precios justos. “Aquí vienen colectivos armados a colearse y los guardias les dan paso porque están equipados, pero eso no debería ser”, denunció Betancourt. Consideró que la situación cada vez está más difícil, porque son menos los productos que puede conseguir. “El presidente aumentó el salario pero es insuficiente porque ahora con la gasolina más cara, todo va a subir”, puntualizó.

AkgmP_3DJ-sMq3GxDf7BJWw33gMQKh_YeD96njbJsFHw

AtYzjKzS-hQxN4AGuUhojR4TW3lXsL4KBP05Sh64sHCy