Derrame petrolero de Trinidad y Tobago impacta de nuevo al Archipiélago de Los Roques

LA HUMANIDAD · 29 MAYO, 2018 15:05

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un nuevo derrame petrolero con origen en Trinidad y Tobago ha llegado a costas e islas venezolanas impactando al Parque Nacional Los Roques, según informes de voluntarios, promotores turísticos y ONG involucradas en el monitoreo y limpieza del hidrocarburo.

Y aunque también han llegado reportes similares desde Bonaire, aunque esta vez no habría alcanzado las playas de Nueva Esparta y se vigila su llegada a playas de Sucre. En abril de 2017, un derrame de 300 barriles impactó la Isla de Margarita, la Península de Paria y el Archipiélago de Los Roques.

El equipo de Contingencia Ante Derrames Petroleros de PetroTrin, la estatal petrolera de Trinidad y Tobago, trató de contener el derrame de 30 barriles con métodos físicos, mientras buzos trataban de reparar el escape a principios de mayo. Según la versión del medio trinitense The Guardian, este es el segundo derrame del año.

Oficialmente se derramaron 10 barriles de petróleo, pero una asociación de pescadores reclama una compensación económica así como garantías de protección ambiental. «Ya estamos lidiando con piratería y crimen en altamar, no tenemos peces en nuestras aguas y, si vamos a Venezuela, nos arrestan», dijo Essok Ali, presidente de la Asociación de Pescadores de Icaco, agregando que en su lugar han rescatado a cientos de venezolanos a través de los años.

Un sobrevuelo realizado por el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea) corroboró el sábado 26 la presencia de manchas iridiscentes y oscuras en los alrededores del Golfo de Paria, Itsmo Los Obispos, Isla de Patos, Piedra El Soldado, Pedernales, Nabarima, Irapa y las costas de Güiria ante la sospecha de la llegada del derrame por Boca del Dragón, estrecho que separa Trinidad y Tobago del extremo oriental de la Península de Paria, por lo que se acordó un plan de vigilancia por parte del voluntariado, según informó la ONG Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos (Onsa).

Así mismo, un recorrido conjunto del Inea, la Guardia Naciona Bolivariana y Pdvsa, junto a Protección Civil (PC) del municipio Valdéz del estado Sucre durante las mañanas del domingo 27 y el lunes 28, no encontró hidrocarburo a las playas sucrenses, aunque mantienen el monitoreo. De igual manera, la ONG Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas (Cictmar) ha informado que no ha encontrado hidrocarburo en Querepare, zona de anidación de tortugas, pero no posee sobre Cipara y otras playas de igual características biológicas.

Donde sí hay vestigios importantes es el Archipiélago Los Roques. El domingo 27 de mayo ,promotores turísticos y la ONG Conbive informaron que habían encontrado hidrocarburo en forma de conchas, con tamaños de uno a diez centímetros, en las zonas de rompiente y playas arenosas a través de toda la zona costera de la isla Francisqui, en el parque nacional. También se reportó material imposible de recolectar por su viscosidad, el cual ya se habría fundido y mezclado en los corales al derretirse por la acción del sol.

Entre los hallazgos está una pluma de alcatraz (Pelicanus occidentalis) y algunos neumatóforos de manglar y algas con manchas. Una inspección oficial es realizada por parte de Alfredo Pérez, director general de Calidad Ambiental del Ministerio de Ecosocialismo y el director ejecutivo de Ambiente de Pdvsa, Francisco Guerra, de acuerdo a información brindada por la gobernadora Stella Lugo a promotores turísticos de Los Roques.

Estuvimos en Franciskí abajo, acompañados por un grupo de jóvenes roqueños y operadores turísticos para evaluar la presencia de hidrocarburos y retirar la mayor cantidad posible de este material. Realizamos un barrido por todo el cayo y encontramos láminas de hidrocarburo de entre 1 y 10 cm de diámetro, aplanadas, poco viscosas y relativamente fáciles de retirar, distribuidas uniformemente por la barra arenosa y en la rompiente de la ola. En la rompiente de la barrera norte del cayo, encontramos sobre las rocas algunas manchas de mayor volumen y más viscosas, de aproximadamente 10 a 15 cm de diámetro y más difíciles de retirar. Sin embargo, pudimos remover la mayoría del material. El Territorio Insular Miranda, MinEA y PDVSA realizaron recorridos en otros sectores de Franciskí y Nordiskí. Siguen las labores de recolección de material, para hoy se espera visitar el sector Sebastopol, al sureste del Parque Nacional. Agradecemos el apoyo de nuestros aliados de @VillaCaracol, así como @PosadaAcuarelaLosRoques y @PosadaLosCorales, @PlayLosRoques y @CasaPlayLosRoques, también Guareque y los muchachos con los que trabajamos desde hace algunos meses y a las autoridades presentes. ?: @grilloxido #LosRoques

A post shared by Asociación Civil ConBiVe (@conbive) on

Por su parte, Jesús Montilla, representante de la Asociación de Promotores Turísticos de Los Roques, aseguró a EfectoCocuyo que se mantienen documentando lo sucedido para que no se repita la experiencia del año anterior.

«Nos reunimos con las autoridades locales del Territorio Insular Miranda, el comandante Avendaño, porque más que recompensas económicas por la pérdida de turistas que solicitó Pdvsa, lo que nos interesa es conservar el ambiente porque vivimos del turismo. Así que le pedimos que a los muchachos que se dedicaron a limpiar el petróleo, bachilleres roquenses que lo hicieron sin insumos, fuesen becados para estudiar biología, para dejar algo a futuro aquí. El reclamo que queremos hacerle a PetroTrin es un seguimiento biológico de los daños a largo plazo, que quedó pendiente del año pasado».

Montilla reveló que aún conserva un informe para presentar a Fiscalía Ambiental lo sucedido en 2017, que unirán con lo recolectado este año.

También en Bonaire se ha informado sobre las labores de limpieza de parte del personal del parque nacional Stinapa ante la llegada de hidrocarburo desde Trinidad, como también sucedió en abril de 2017.

Otra vez Petrotrin
En abril de 2017 un derrame de 300 barriles de petróleo llegó a las playas de la Península de Paria, la Isla de Margarita y Los Roques. La información fue negada por Pdvsa, a pesar de los reportes de prensa en Aruba, Bonaire, Curazao y Trinidad.

Luego notificó que se hacían labores de remediación en Güiria y Los Roques, así como en otras costas sucrenses de anidación de tortugas. Un informe sobre lo sucedido así como estudios ecológicos fueron anunciados, así como un reclamo diplomático a Trinidad y Tobago, pero nada de eso fue entregado o al menos, conocidas las gestiones de que se realizarían.

La primera noticia del derrame se difundió por la muerte de unos venezolanos que transportaban medicinas desde ese país hacia Sucre y que, originalmente, se creyó que eran médicos. La versión oficial los llamó contrabandistas, pero una investigación periodística independiente reveló su historia: compraban alimentos para abastecer a familiares y comerciantes locales ante la escasez desde 2011.

Las ONG Fisherman and Friend of the Sea y Papa Bois de Trinidad y Tobago denunciaron entonces que PetroTrin no hacía mantenimientos ni alertas tempranas necesarias para evitar los daños en el ecosistema marino de ambos países.

Ahora Papa Bois se pregunta si Trinidad y Tobago está cumpliendo con la Convención de Cartagena, con vigencia desde 1986 y del cual Venezuela también es firmante, sobre protocolos de colaboración ante derrames petroleros. La duda es compartida también por el ambientalista Rafael Gianni, quien recuerda las omisiones del 2017 ante el impacto ambiental en las costas venezolanas.