Denuncias y reacciones: señalan a músicos de bandas venezolanas de cometer abuso sexual

LA HUMANIDAD · 26 ABRIL, 2021 21:15

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

17
QUÉ CHÉVERE
6
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

En las últimas horas, casi como un efecto en cadena, una serie de denuncias sobre abuso sexual que acusan a músicos de al menos cuatro bandas venezolanas comenzaron a resonar en las redes sociales.

Los relatos incluyen a adultos sosteniendo conversaciones sexuales con adolescentes, el envío de imágenes de desnudos a mujeres sin que se les pidiera, así como actividades sexuales sin consentimiento de las mujeres.

La sacudida inició el sábado 24 de abril cuando una cuenta en Instagram (@alejandrosojoestupro) señaló directamente a cantante de la agrupación Los Colores, Alejandro Sojo, de mantener relaciones sexuales con al menos seis menores de edad.

Las publicaciones de la cuentan mostraban como pruebas capturas de conversaciones que habría sostenido con adolescentes. El autor de la cuenta, por ahora desconocido, señaló que continuaban recabando testimonios para emprender acciones legales en su contra, y también contra un amigo del cantante, Murachi Palomo.

Poco después de que se hiciera viral este contenido, Sojo publicó un comunicado en sus redes sociales donde lamentó el daño que pudo causar a sus víctimas con «mi comportamiento de muchacho ignorante e imprudente».

Los señalamientos contra músicos no pararon.

Otra joven, con el usuario en Twitter @mereqtengue, relató que el guitarrista de Okills, Leonardo Jaramillo, apodado «Kmarón», la acosó cuando ella tenía 17 años y él 23. Dijo que el joven le pedía imágenes íntimas y también le enviaba fotos de él desnudo. Tras contar su experiencia, la denunciante puso su cuenta privada.

Jaramillo reaccionó a la denuncia. “El día de hoy puedo decir que soy una persona diferente al chico inmaduro que fui hace unos años”, dijo en el escrito y añadió que actualmente se encontraba «combatiendo» su machismo interior.

La agrupación también emitió una declaración: «Desde Okills estamos al tanto de las acusaciones que se han hecho contra Leonardo Jaramillo, miembro de la banda desde el año 2010 y no queremos hacer caso omiso. Estamos discutiendo acciones a tomar al respecto. Leonardo no seguirá desempeñando ninguna tarea dentro de la banda».

Otra joven venezolana, con el usuario en Twitter @isatrap_, también narró otra historia que involucra a un músico venezolano. Expuso al baterista de la banda Le’ Cinema, Daniel Landaeta, y lo acusó de abusar de ella en el año 2018.

En su denuncia, @isatrap_ dijo que ambos se gustaban y hablaban con frecuencia. Sin embargo, señaló que “cada vez que teníamos algún encuentro sexual y no terminaba en lo que él quería, se molestaba”. Indicó que el abuso ocurrió en su casa, «en una reunión con todos nuestros amigos».

Otra usuaria en la red social respondió a su historia afirmando que también había sido víctima del baterista: «“Mismo año, misma historia, misma persona”, publicó. Poco después, la banda Le’ Cinema desactivo su cuenta en Instagram.

Acusaciones y defensa

Un hilo en Twitter de la usuaria @chellesoy describió que el baterista de la banda Tomates Fritos, Tony Maestracci, la habría violado tras un festival de Cúsica en diciembre de 2019.

Se habrían conocido a través de un grupo de Telegram donde se organizaba que varios fans del estado Aragua acudieran al evento. Maestracci había entrado al grupo para proveerles pases VIP. Tras el concierto el músico le ofreció a la joven ir a un «after party» con las bandas que participaron en el festival. Luego, él ofreció darle la cola en su carro pero terminó llevándola a su casa.

“Recuerdo que me llevó a su cuarto, y luego desperté desnuda, teniendo flashbacks de él encima de mí desnudo”, recordó. Tras recuperar el conocimiento, le preguntó al baterista qué había pasado y él solo la ignoró. La abrió la puerta del edificio y «solo me dejó en la esquina a mi suerte y se marchó sin decir nada». Ella luego logró contactar con un amigo que la llevó de vuelta a su ciudad.

La agrupación Tomates Fritos también difundió un comunicado oficial indicaron que «en espera de que esta lamentable situación se esclarezca», Maestracci había decidido renunciar a la banda.

La plataforma digital Cúsica, promotora de la música nacional, emitió declaraciones solidarizándose con las víctimas. Condenaron los actos de violencia y abuso.

“El talento no debe esconder a un victimario de ningún tipo, y duele saber que mientras pensábamos que estábamos cumpliendo con nuestra misión de difundir a nuestros músicos, estábamos recordándole a muchas víctimas que su agresor era intocable”, señalaron.