Colegio de Ingenieros: descuido, mala gestión de Corpoelec y hasta El Niño inciden en crisis eléctrica - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 30 SEPTIEMBRE, 2015 09:42

Colegio de Ingenieros: descuido, mala gestión de Corpoelec y hasta El Niño inciden en crisis eléctrica

Texto por Maria Laura Chang | @marilachang

Ver más de

Maria Laura Chang | @marilachang

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

A través de la etiqueta #SinLuz la tarde de este 29 de septiembre, usuarios de Twitter reportaban desde regiones de Lara, Cojedes, Aragua, Carabobo, Falcón y Maracaibo fallas en el suministro de energía eléctrica. La semana pasada Corpoelec  informó que se suspendería el servicio en sectores de 9 estados desde el sábado 26 hasta el lunes 28 por mantenimiento, pero las quejas llegaron desde otras zonas y se extendieron hasta este martes.

La mañana del 29 de septiembre la situación era tensa en los sectores de Naguanagua y Los Guayos de Valencia (Carabobo), donde protestaron luego de pasar más de 12 horas sin electricidad. Estas protestas evidencian una crisis del sector eléctrico que es alertado por la Comisión de Electricidad del Colegio de Ingenieros de Venezuela.

El director ejecutivo de la comisión, Winston Cabas, explica que el problema actual se debe al descuido de las centrales termoeléctricas que solo funcionan parcialmente y a la mala gestión de Corpoelec en todo el sistema eléctrico nacional, agravado por los efectos del cambio climático que se potencian en época de sequía.

La centralización y politización de la industria, la insuficiente inversión y expansión del sistema, las fallas dentro de las plantas térmicas que complementan todo el sector, el déficit financiero que vive el sistema eléctrico y el mal manejo del mismo, son las principales causas que identifican los especialistas del Colegio de Ingenieros.

 

¿Y por qué no funcionan las termoeléctricas?

En Venezuela opera un sistema eléctrico integrado que consta principalmente de centrales hidroeléctricas, pero también de termoeléctricas, que deberían operar en su máxima capacidad cuando el caudal de los ríos se reduce producto de El Niño. Este fenómeno, que consiste en el calentamiento de las aguas del océano Pacífico, provoca alteraciones climáticas de distinta magnitud como la reducción de las lluvias y olas de calor. Por tanto, las represas que dependen del agua de los ríos reducen su productividad.

“El Gobierno ha debido prepararse, porque este no es un fenómeno nuevo. Debió impulsar un mantenimiento programado en las centrales termoeléctricas para suplir la pérdida de energía hidroeléctrica, pero no lo hizo”, insiste el ingeniero. Actualmente, existe una dependencia de las plantas hidroeléctricas, que en esta época generan menos megavatios (MW), y se unen al aumento de la demanda de energía por parte de la gente producto de la ola de calor. El resultado es el colapso del servicio, explica Cabas.

Según el directivo del Colegio de Ingenieros, el fenómeno de El Niño está bien precisado y si se realizara un mantenimiento adecuado a todos los componentes del sistema, incluidas las líneas de transmisión, los cortes podrían evitarse. “Pero estamos trabajando al límite”, agrega el especialista.

 

eletrico

 

En un informe de la comisión señalan al menos 9 plantas termoeléctricas que no funcionan correctamente:

Planta Termocentro El Sitio (Miranda) que no se ha terminado de construir a pesar de que la fecha de culminación de la obra era en 2011. Actualmente genera 780 MW de los 1.080 MW que podría aportar.

Planta Centro (Carabobo) de los 2.000 MW de capacidad que tiene genera apenas 400 MW.

Planta Termozulia (Zulia) afectada por falta de gas. Deja de generar 230 MW.

Planta Tacoa produce menos de 700 MW. Su capacidad instalada es de 1.200 MW.

Plantas Rafael Urdaneta y Ramón Laguna (Zulia) afectadas por fallas en el suministro de gas.

Existen 4 plantas cuyas construcciones se encuentran paralizadas. En Sucre, la Antonio José de Sucre y la Juan Valdez y en Zulia, la Tamare y la Bachaquero.

 

También reportan fallas en las hidroeléctricas

Desde la comisión alertan que no se culminó la Central Hidroeléctrica Tocoma, cuya construcción estaba pautada en un primer momento para 2012 y posteriormente para 2014. Actualmente está paralizada la ejecución. Según el informe del Colegio de Ingenieros, Tocoma forma parte del grupo de centrales hidroeléctricas que operan en cascada aguas abajo de la Central de Guri. Tiene una capacidad de 2.250 MW y, según señalan, si se encontrara en operación habría permitido un mejor uso de los embalses de las hidroeléctricas en el río Caroní, particularmente en el verano,  en lugar de la sobreutilización del agua en los embalses para evitar el racionamiento de energía.

En Venezuela la demanda eléctrica máxima es de 18.500 MW, pero no puede ser atendida por  la limitada capacidad disponible en la actualidad. La Comisión de Electricidad del Colegio de Ingenieros es tajante: Corpoelec no tiene suficiente capacidad con las plantas térmicas disponibles que solo generan 6.500 MW para enfrentar la hidrología seca producto de los cambios climáticos. Esto se traduce en racionamiento y fallas en el suministro que seguirán afectando a muchos estados del país.