Condiciones del transporte aéreo y marítimo no favorecen los viajes a la Isla de Margarita - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 22 FEBRERO, 2020 14:47

Condiciones del transporte aéreo y marítimo no favorecen los viajes a la Isla de Margarita

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

31
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

La Isla de Margarita ha sido, tradicionalmente, uno de los destinos turísticos principales en los períodos vacacionales en Venezuela, pero días previos a estos Carnavales 2020 hay nuevas evidencias de que las condiciones del transporte lejos de mejorar, profundizan sus deficiencias.

Ese escenario, aunado a otros factores, se tradujo en la caída de un 80% de la entrada anual de viajeros nacionales e internacionales entre el 2013 (2.888.506 personas) y octubre del 2019 (572.525 personas), de acuerdo a cifras de la Corporación Regional de Turismo.

A una semana del asueto, el 15 de febrero, el diputado a la Asamblea Nacional, Jony Rahal, denunció que la única embarcación de la estatal Conferry había quedado “varada” tras la falla de motores. Aunque pasajeros del Virgen del Valle II corroboraron  el incidente, la compañía de transporte negó lo sucedido. Un par de días después otro ferry, de la empresa privada Naviarca, también presentó fallas, esta vez por una presunta sobrecarga de vehículos.

Las deficiencias de las empresas navieras es una realidad que reconoció el presidente de Fedecámaras en la entidad, José Yapur. Refiere que hace unos ocho años Conferry llegó a tener una de las mejores flotas de la región, incluidos barcos exprés. Sin embargo, marca el momento en que la empresa fue nacionalizada como el inicio de un deterioro progresivo.

“Aquí llegaron a salir ferrys cada dos horas desde Puerto La Cruz, ahora hay solo tres salidas diarias y una de ellas suele ser solo para la carga de insumos para la isla”, dijo.

Conseguir un cupo con antelación para asegurarse el viaje desde o hacia Nueva Esparta es complicado. Graciela Martínez contó a Efecto Cocuyo que debió viajar a Margarita el pasado 13 de febrero por motivos familiares. Buscó elegir Conferry porque “se gasta la mitad de lo que con las opciones privadas”; sin embargo no pudo comprar el pasaje en Caracas porque la oficina de la compañía no estaba vendiéndolos.

Se trasladó por carretera a Puerto La Cruz, estado Anzóategui, y ese mismo día logró viajar en el Virgen del Valle II a las 2:00 pm, pero cuando intentó regresar desde la isla el 20 de febrero no habían abierto el itinerario de viajes. Le informaron que aún estaban “probando” el comportamiento de la embarcación. Para ella, otras opciones no solo son más costosas, sino que no le aseguran un cupo para su carro sino hasta el último minuto. El sábado 22 de febrero aún no había podido viajar.

El presidente de la Cámara de Turismo de Nueva Esparta, José Ignacio Casal, también lamentó las condiciones de la empresa estatal de transporte pero destacó que, aún en la actual situación que atraviesa el país, el sector privado hace un gran esfuerzo para mantener el transporte no solo de pasajeros, sino de carga.

Transporte aéreo

Sobre el transporte aéreo hacia Nueva Esparta, Casal advirtió que la cantidad de vuelos disponibles es alrededor del 30% de lo que había cinco años atrás. Señaló que hay unas siete aerolíneas que ofrecen viajes a la isla, pero solo dos tienen vuelos todos los días. Además, indicó que es necesario fortalecer las conexiones directas desde los estados del occidente del país como Barquisimeto (Lara) o El Vigía (Mérida), desde donde normalmente la entidad recibe muchos visitantes.

Casal agregó que el turismo internacional también se ha visto afectado por las dificultades para viajar a Venezuela desde otros países: “Estamos exigiendo al Gobierno nacional y regional que cree el marco jurídico y económico para mejorar el sector, nos tienen que dar herramientas y mecanismos para estimular las inversiones. Es necesaria la modernización porque hay destinos muy competitivos, no puede ser que sea más barato aterrizar un avión en Aruba que en Margarita”.

El presidente de Fedecámaras, José Yapur, detalló que hace unos cinco años la regulación de las tarifas aéreas desfavoreció a las aerolíneas y se tradujo en la reducción de la frecuencia de la oferta.

“En ese momento había una alta demanda, pero no salían vuelos. Más recientemente la situación comenzó a regularizarse, se flexibilizaron las tarifas pero se contrajo la demanda porque no todos los usuarios pueden tener acceso a costear esos pasajes. Por eso, tampoco hay mayor motivación para aumentar el número de vuelos”, dijo.

Agregó que, a su juicio, podría haber más demanda pero muchos venezolanos se han quedado con la idea de que es difícil o muy costoso viajar a la isla, o que las condiciones en materia de servicios han empeorado, “cuando en realidad ha mejorado la capacidad de respuesta desde los prestadores de servicio para atender a los turistas”.