Con suplementos alimenticios y sin exigir uniforme será el nuevo año escolar en Chacao

LA HUMANIDAD · 1 AGOSTO, 2018 23:50

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El uso del uniforme escolar no será un requisito indispensable para ver clases en Chacao. Las escuelas municipales anunciaron la flexibilización de la vestimenta en los estudiantes para el año escolar 2018-2019. También redoblarán esfuerzos para apoyar en la alimentación de los alumnos, en especial a los registran algún grado de desnutrición.

La directora de Educación de Chacao, María Isabel Delgado, explicó a Efecto Cocuyo que la medida de no exigir uniformes se desprende de una resolución del Ministerio de Educación emitida en 2015. Este año se hizo imperiosa la aplicación de la medida debido a los altos costos de las distintas piezas.

El 26 de julio una chemise tenía un precio de al menos 15 millones de bolívares y un pantalón azul marino se conseguía en 35 millones, según constató Efecto Cocuyo en un recorrido por mercados municipales y otros expendios. Algunos precios se duplicaron en apenas un mes.

Lea también: Renovar el uniforme de bachillerato requiere al menos 15 salarios mínimos

«Entendemos que la mayoría tiene dos hijos por familia y se les hace muy cuesta arriba comprar los uniformes«, expresó. La única regla que se mantiene es que niños, niñas y adolescentes no podrán llevar a las aulas shorts o faldas.

Ausentismo

La Directora de Educación de Chacao relató que durante el periodo académico que recién culminó registraron unasignificativa ausencia de estudiantes. Los motivos incluyen que las familias tienen problemas para trasladarse hasta los planteles por la falta de dinero en efectivo y fallas del transporte público como el Metro de Caracas.

Las escuelas municipales de Chacao también atienden a población de los municipios Sucre y de Libertador. Son precisamente los residentes de esos sectores quienes decidieron migrar a planteles más cercanos a sus viviendas para facilitar la movilización.

Indicó que, sin embargo, también recibieron a nuevos estudiantes que migraban del sector privado porque no podían costear las mensualidades, por lo que esperan que la matrícula que manejaban en septiembre de 2017 (mil 830 estudiantes) no decaiga demasiado.

Problemas de alimentación

También hubo quienes confesaron no contar con suficientes alimentos en casa y por eso preferían no enviar a los niños a las escuelas.

Delgado detalló que en un estudio donde analizaron peso y talla de los estudiantes, identificaron a 100 de ellos -en niveles de preescolar, primaria y educación media– que presentaron algún grado de desnutrición. A este grupo se les garantizó el desayuno y almuerzo. Ambas comidas ya son ofrecidas a los preescolares.

Agregó que la adquisición de los alimentos se realiza con presupuesto de la Alcaldía y gracias a importantes alianzas con empresas privadas y mercados a cielo abierto.

«Para el nuevo año escolar, gracias a un convenio que hizo el alcalde (Gustavo Duque), vamos a suministrar un ‘chupi chupi’ que tiene el contenido protéico de un día, es un complemento alimenticio. Será para todos los alumnos de preescolar y primaria«, dijo la funcionaria.