CEV exhorta a periodistas a nunca dejar de ser diligentes y a servir a la humanidad con fervor

LA HUMANIDAD · 25 JUNIO, 2021 13:47

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Comisión Episcopal de Comunicación (CEC) de la Conferencia Episcopal Venezolana (EV), dedicó unas líneas para felicitar a quienes ejercen profesionalmente el servicio de la comunicación y los invitó a servir a la humanidad, en vísperas del Día Nacional del Periodista el 27 de junio.

Destacó que la comunicación es una misión que ejercen con valentía y abnegación, y que una de las cualidades que debe tener todo periodista es su credibilidad; un atributo que se obtiene cuando se es capaz de lograr la confianza del otro.

“A su vez, la confianza solo es posible cuando se ofrece seguridad, cuando hay conexión entre personas. Las circunstancias actuales de aislamiento social, así como los desarrollos tecnológicos, pueden con facilidad hacer olvidar este aspecto crucial: que la comunicación se da persona a persona”.

En un comunicado, enviado este viernes 25 de junio, destacan que muchas veces, ante la avidez de las informaciones que se generan ya no solo diariamente sino minuto a minuto, la audiencia puede olvidar que quienes están detrás de cada noticia, son personas. “Y a veces, también los periodistas pudieran olvidar que se comunican con personas. En la inmediatez, la humanidad queda olvidada”.

Rescatan el mensaje del Papa Francisco para la 55° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en el cual compartió claves que motivan a cada periodista a no olvidar la pasión que impulsa su vocación, y expresa que para relatar la vida que se hace historia, es necesario salir de las propias comodidades, e ir a encontrar a las personas ‘donde están y como son’.

“Ese ‘donde están y como son’ no es más que descubrir el contexto y las realidades que cuentan historias; historias de soledad, de encuentro; historias de alegrías y tristezas; historias de sueños y de tropiezos; historias de injusticias y de solidaridad. Porque para conocer es necesario encontrar, permitir que aquel que tengo de frente me hable, dejar que su testimonio me alcance”, dijo el Papa.

Otras claves de su discurso:

✅El peligro de la autorreferencialidad, es el de ser absorbidos por la inmediatez de la información a costa de la calidad de la misma; y requiere valentía sobreponerse a ello para contrarrestar la sobreabundancia comunicacional que muchas veces contiene informaciones no verificadas y la multitud de ideas sin solidez, con la investigación y la argumentación, una comunicación capaz de poner de manifiesto la verdad, interpelar a las personas, anunciar buenas noticias y denunciar injusticias sociales. Es enfrentar el peligro de confeccionar noticias armadas de retazos informativos, con el “desgastar las suelas de los zapatos”.

✅Hacer esto, requiere del compromiso, la responsabilidad, la valentía y la abnegación de periodistas que sean capaces de “ir allá donde nadie va”. Esos periodistas existen, y existen en nuestro país. En ellos, cuya entrega se pone de manifiesto con cada riesgo que toman al firmar noticias con sus nombres. “Sería una pérdida no sólo para la información, sino para toda la sociedad y para la democracia si estas voces desaparecieran: un empobrecimiento para nuestra humanidad”.

Ustedes, periodistas, son servidores de la comunicación humana. Sería una pérdida para nuestro país si en sus voces se dejaran de oír las voces de los afligidos. Por eso, les invitamos a nunca dejar de ser diligentes, y a servir a la humanidad con el fervor que han encontrado en tan hermosa vocación, a dar frutos con los dones que el Espíritu Santo ha inspirado en ustedes, y a construir una comunicación humana, de persona a persona, señalaron Monseñor Tulio Ramírez, Obispo de Guarenas, presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación de la CEV; Monseñor Luis Enrique Rojas, Obispo Auxiliar de Mérida, miembro de la CEC de la CEV  y Pedro Pablo Aguilar, Presbítero y director del departamento de Comunicación.