“Abusos contra presos políticos continúan, incluso de manera recrudecida”, afirma Gonzalo Himiob

LA HUMANIDAD · 21 SEPTIEMBRE, 2022 22:50

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los abusos contra las personas detenidas por motivos políticos en el país continúan, tal y como lo ha señalado el tercer informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela.

La Misión determinó que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) son parte de una maquinaria que fue diseñada y ejecutada para cumplir con el plan de la administración de Nicolás Maduro de reprimir a quienes se le opongan.

Lo escrito en el informe involucra a Maduro como quien dio las ordenes para realizar las torturas en contra de disidentes en el Sebin y también implica a otros altos funcionarios o las y los directores de línea o el director general de esa institución.

Las torturas y tratos crueles que documenta el tercer informe de la Misión de la ONU sobre Venezuela

Pero, a pesar de que la Misión está desde 2019 en Venezuela, organizaciones como Foro Penal siguen contabilizando presos políticos. Algunos siguen siendo sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes y la tortura continúa dentro de los centros donde están recluidos.

Gonzalo Himiob, director vicepresidente de la ONG Foro Penal, explica que el hecho de que no se hayan producido manifestaciones masivas, como se producían en otros momentos en el país, ha impedido que se produzcan detenciones en masa, como pasó en 2014 y 2017.

“Se siguen produciendo detenciones selectivas, y los abusos contra las personas que son detenidas por razones políticas continúan y continúan incluso de manera recrudecida, tal y como lo destaca el informe de la Misión”, dijo Himiob en una entrevista concedida vía telefónica con Efecto Cocuyo.

La cadena de mando presuntamente implicada en crímenes de lesa humanidad en Venezuela, según misión de la ONU

 

Condiciones de reclusión

Hasta este miércoles 21 de septiembre, la organización defensora de los derechos humanos de los presos políticos Foro Penal contabiliza por menos 244 personas detenidas por motivos políticos en el país.

De los detenidos 231 son hombres y 13 son mujeres, 126 son militares y 118 son civiles. Tras las rejas también se encuentra recluido un adolescente.

En el país son muchas las organizaciones defensoras de derechos humanos que han denunciado las condiciones de reclusión de las personas detenidas por motivos políticos.

Himiob explica que las condiciones de estas personas son difíciles y que estos no solamente comparten las penurias que pasan los presos comunes en las instituciones penitenciarias, sino que quienes están en centros como la Dgcim y el Sebin están sometidos a limitaciones muchos más severas de las que sufren los presos comunes.

“No tienen acceso a servicios básicos como el agua, alimentación, salud…y esto genera en ellos situaciones delicadas que muchas veces comprometen su vida. Tampoco tienen acceso a tratamiento médico adecuado cuando lo necesitan, ni son trasladados a los centros hospitalarios que puede haber autorizado un tribunal cuando sea necesario. Esta situación es compleja y la comparte los presos políticos y los presos comunes del país”, asegura el abogado.

Retardos y obstaculización

La defensa de los presos políticos en el país ha enfrentado diversos obstáculos. Himiob expresa que en algunos casos el proceso penal sigue obstaculizado y las garantías que rodean al cumplimiento del debido proceso no son cumplidas.

El defensor de derechos humanos añade que hay casos donde hay un ánimo del poder por lograr la condena y estos son los que se resuelven de manera rápida.

“Se obstaculiza sistemáticamente el derecho a la defensa, se busca en la mayoría de los casos, inclusos a través de intimidaciones, que los presos políticos admitan la comisión de delitos que no han cometido. Se busca obstaculizar la actividad de los abogados defensores, es decir hay una serie gravísima de violaciones al derecho a la defensa que se produce en estos casos”, indica el abogado.

Para Himiob defender a un preso político en el país es una situación complicada por los obstáculos que enfrentan en el desempeño de la labor a nivel de tribunales, Fiscalía y órganos de seguridad, sino también por las amenazas y las agresiones continuas y actos de criminalización a las que son sometidos los defensores de derechos humanos. “Es una situación bastante difícil y comprometida en realidad.

El informe de la Misión, que se publicó este 20 de mayo, no ha generado por ahora, retaliación contra los presos políticos que continúan en las cárceles, según declaró Himiob.

“Todavía es muy pronto, estamos apenas a un día de haberse hecho público ese informe, todavía no hay represalias pero la situación de recriminación y de continuo abuso a los que están sometidos los presos políticos continua”, expresó.

LA HUMANIDAD · 28 SEPTIEMBRE, 2022

“Abusos contra presos políticos continúan, incluso de manera recrudecida”, afirma Gonzalo Himiob

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Los abusos contra las personas detenidas por motivos políticos en el país continúan, tal y como lo ha señalado el tercer informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela.

La Misión determinó que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) son parte de una maquinaria que fue diseñada y ejecutada para cumplir con el plan de la administración de Nicolás Maduro de reprimir a quienes se le opongan.

Lo escrito en el informe involucra a Maduro como quien dio las ordenes para realizar las torturas en contra de disidentes en el Sebin y también implica a otros altos funcionarios o las y los directores de línea o el director general de esa institución.

Las torturas y tratos crueles que documenta el tercer informe de la Misión de la ONU sobre Venezuela

Pero, a pesar de que la Misión está desde 2019 en Venezuela, organizaciones como Foro Penal siguen contabilizando presos políticos. Algunos siguen siendo sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes y la tortura continúa dentro de los centros donde están recluidos.

Gonzalo Himiob, director vicepresidente de la ONG Foro Penal, explica que el hecho de que no se hayan producido manifestaciones masivas, como se producían en otros momentos en el país, ha impedido que se produzcan detenciones en masa, como pasó en 2014 y 2017.

“Se siguen produciendo detenciones selectivas, y los abusos contra las personas que son detenidas por razones políticas continúan y continúan incluso de manera recrudecida, tal y como lo destaca el informe de la Misión”, dijo Himiob en una entrevista concedida vía telefónica con Efecto Cocuyo.

La cadena de mando presuntamente implicada en crímenes de lesa humanidad en Venezuela, según misión de la ONU

 

Condiciones de reclusión

Hasta este miércoles 21 de septiembre, la organización defensora de los derechos humanos de los presos políticos Foro Penal contabiliza por menos 244 personas detenidas por motivos políticos en el país.

De los detenidos 231 son hombres y 13 son mujeres, 126 son militares y 118 son civiles. Tras las rejas también se encuentra recluido un adolescente.

En el país son muchas las organizaciones defensoras de derechos humanos que han denunciado las condiciones de reclusión de las personas detenidas por motivos políticos.

Himiob explica que las condiciones de estas personas son difíciles y que estos no solamente comparten las penurias que pasan los presos comunes en las instituciones penitenciarias, sino que quienes están en centros como la Dgcim y el Sebin están sometidos a limitaciones muchos más severas de las que sufren los presos comunes.

“No tienen acceso a servicios básicos como el agua, alimentación, salud…y esto genera en ellos situaciones delicadas que muchas veces comprometen su vida. Tampoco tienen acceso a tratamiento médico adecuado cuando lo necesitan, ni son trasladados a los centros hospitalarios que puede haber autorizado un tribunal cuando sea necesario. Esta situación es compleja y la comparte los presos políticos y los presos comunes del país”, asegura el abogado.

Retardos y obstaculización

La defensa de los presos políticos en el país ha enfrentado diversos obstáculos. Himiob expresa que en algunos casos el proceso penal sigue obstaculizado y las garantías que rodean al cumplimiento del debido proceso no son cumplidas.

El defensor de derechos humanos añade que hay casos donde hay un ánimo del poder por lograr la condena y estos son los que se resuelven de manera rápida.

“Se obstaculiza sistemáticamente el derecho a la defensa, se busca en la mayoría de los casos, inclusos a través de intimidaciones, que los presos políticos admitan la comisión de delitos que no han cometido. Se busca obstaculizar la actividad de los abogados defensores, es decir hay una serie gravísima de violaciones al derecho a la defensa que se produce en estos casos”, indica el abogado.

Para Himiob defender a un preso político en el país es una situación complicada por los obstáculos que enfrentan en el desempeño de la labor a nivel de tribunales, Fiscalía y órganos de seguridad, sino también por las amenazas y las agresiones continuas y actos de criminalización a las que son sometidos los defensores de derechos humanos. “Es una situación bastante difícil y comprometida en realidad.

El informe de la Misión, que se publicó este 20 de mayo, no ha generado por ahora, retaliación contra los presos políticos que continúan en las cárceles, según declaró Himiob.

“Todavía es muy pronto, estamos apenas a un día de haberse hecho público ese informe, todavía no hay represalias pero la situación de recriminación y de continuo abuso a los que están sometidos los presos políticos continua”, expresó.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO