UE sanciona a funcionarios chinos por primera vez desde Tiananmén

INTERNACIONALES · 22 MARZO, 2021 11:24

UE sanciona a funcionarios chinos por primera vez desde Tiananmén

Texto por Deutsche Welle

Ver más de

Deutsche Welle

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 Estados miembros decidieron en Bruselas medidas punitivas contra los responsables de la represión de la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang, según fuentes de la UE.

En consecuencia, cuatro representantes regionales y de partido, así como una organización de la provincia china de Xinjiang, fueron incluidos incluyen en la lista de sanciones de la Unión Europea. Sus nombres se publicarán en el Diario Oficial de la UE este lunes (22.03.2021).

Según organizaciones de derechos humanos, al menos un millón de uigures y otros musulmanes están encarcelados en cientos de campos de detención en Xinjiang.

Allí, según los informes, los uiguires se ven obligados a renunciar a su religión, cultura e idioma y, en algunos casos, también se los maltrata. Pekín rechaza las acusaciones y habla de programas de formación y trabajo destinados a combatir el extremismo en las regiones.

Estas son las primeras sanciones contra China por violaciones de derechos humanos desde la represión de las protestas en la plaza Tiananmén de Beijing, en 1989. Desde entonces, ha estado en vigor un embargo de armas. En julio del año pasado, la UE impuso sanciones por ciberataques. Dos ciudadanos chinos y una empresa de ese país se vieron afectadas.

La UE está utilizando un marco legal para las sanciones que fue adoptado en diciembre y está destinado a castigar mejor las violaciones de derechos humanos en todo el mundo.

Según la información de círculos de la UE, alrededor de una docena de personas y varias organizaciones de seis países se ven afectadas por la decisión de este lunes. Además de China, también se llevan a cabo violaciones de derechos humanos en Eritrea, Libia, Corea del Norte, Rusia y Sudán del Sur.

Las sanciones imponen prohibiciones de entrada a los responsables de violaciones de derechos humanos y congelan sus posibles activos en la UE. Las organizaciones o empresas también tienen fondos bloqueados y se prohíben los negocios con ellos.

Por primera vez, la UE utilizó sus nuevas sanciones de derechos humanos a principios de marzo, en el caso del activista de oposición ruso arrestado Alexéi Navalni. Cuatro altos representantes del sistema judicial y policial ruso fueron incluidos en la lista de sanciones de la UE.