Ucrania toma medidas ante riesgo de posible contaminación nuclear en Zaporiyia

INTERNACIONALES · 6 SEPTIEMBRE, 2022 10:22

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ucrania se prepara ante la posibilidad de un accidente nuclear y ha instado a Rusia a abrir un corredor humanitario para evacuar a civiles de la zona próxima a la central nuclear de Zaporiyia, controlada por las fuerzas rusas y que ha quedado desconectada por segunda vez desde el inicio de la guerra debido a los constantes ataques.

«Estamos trabajando para garantizar que el sistema de servicios médicos de emergencia esté perfilado para estos riesgos», declaró al medio digital ZN.ua el viceministro de Sanidad ucraniano, Ihor Kuzin.

Emergencia ante contingencia radiactiva 

Según el principal médico sanitario de Ucrania, el Ministerio de Sanidad ha preparado el 10 % de sus equipos de emergencias de todo el país para «responder a riesgos químicos, biológicos, de radiación o nucleares».

«Hablamos de grupos especialmente equipados que cuentan con antídotos adecuados, trajes apropiados, equipos de protección personal para brindar asistencia a las víctimas en la zona afectada», indicó.

Todo ello cuando la situación en torno a la central nuclear de Zaporiyia continúa agravándose pese a que en ella todavía permanecen dos observadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Tras ataques perpetrados la víspera, de los cuales Moscú y Kiev se acusan mutuamente, la central nuclear quedó desconectada por segunda vez desde el inicio de la campaña militar rusa.

A la vista de que los ataques no cesan, Kuzin señaló que las autoridades ucranianas ya suministran yoduro de potasio «a aquellas zonas donde podría ser necesario», y en particular, a las zonas aledañas a la nuclear, «que actualmente se encuentran en mayor riesgo», y prevén medidas para iniciar una eventual evacuación.

Riesgo de accidente similar a Fukushima 

Olga Kosharna, experta en energía nuclear ucraniana y que formó parte durante años de la Junta de Inspección Estatal de Regulación Nuclear de Ucrania, dijo este martes a Efe que el riesgo de un «accidente grave» en la planta nuclear de Zaporiyia «está creciendo todo el tiempo».

La analista alertó sobre la posibilidad de «un accidente similar al ocurrido en Fukushima» (Japón) si la planta pierde el suministro eléctrico que se necesita para refrigerar la zona activa de los reactores, tras lo cual estos comenzarían a derretirse y habría una fuga radiactiva.

Kosharna sostuvo que todos los reactores de la planta deberían ponerse de inmediato en el modo llamado de «parada en frío» lo que disminuiría los riesgos de un accidente nuclear.

Un corredor humanitario para energodar 

En este contexto, la viceprimera ministra de Ucrania y ministra de para la Reintegración de los Territorios Ocupados, Iryna Vereshchuk, exigió a Rusia la apertura de un corredor humanitario para la evacuación de mujeres y niños de las zonas aledañas a la central.

«La gente recurre a nosotros en busca de ayuda: están tratando de abandonar un área peligrosa. ¡Una vez más apelamos a Rusia para que nos proporcione un corredor humanitario para la evacuación de mujeres, niños y ancianos!», afirmó en su cuenta en Facebook.

La Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano constató a su vez la «tendencia constante» de los residentes de la ciudad de Energodar, que acoge la central nuclear y está también controlada por las fuerzas rusas, a abandonar la urbe.

Rusia denuncia ataques contra la central 

En tanto, las autoridades prorrusas de esta ciudad acusaron este martes a Kiev de atacar la urbe y la central nuclear con drones.

«Tuvimos hoy una noche de drones, y la mañana también estuvo marcada por drones del Ejército ucraniano, que tras sobrevolar el río (Dniéper) atacaron tanto la central nuclear de Zaporiyia como la infraestructura urbana», denunció en la televisión pública rusa el jefe de la administración prorrusa, Alexandr Volga.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashénkov, por su parte, informó que en las últimas 24 horas hubo 15 ataques de artillería del Ejército ucraniano, durante los cuales se dispararon un total de 20 proyectiles contra Energodar y el territorio de la central.

El mando ruso aseguró que «la situación de radiación en la central nuclear es normal».

Esperanzas en informe del OIEA

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, culpó en su discurso nocturno habitual a Rusia de atacar la central electronuclear y de provocar la segunda desconexión de la planta en toda su historia.

«Considero muy elocuente el hecho de que Rusia esté haciendo esto en este momento, justo antes de las conclusiones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)», indicó, al reiterar su llamamiento a reforzar las sanciones en contra de Rusia y reconocer oficialmente a este país como un Estado terrorista.

Zelenski expresó la esperanza de que el informe del OIEA de hoy tras la inspección de la central de Zaporiyia «sea objetivo», aunque con anterioridad cuestionó esta misión debido a su a llamar a la desmilitarización de la planta.

También Moscú espera un documento «objetivo» de la agencia atómica de la ONU dirigida por el argentino Rafael Grossi.

«Esperamos la verdad y la constatación de la situación real, de las amenazas reales que se pueden observar in situ», declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al periódico ruso RBC.

«La parte ucraniana ya expresó su malestar con esta misión, porque tuvo la oportunidad de ver todo con sus propios ojos y hacer las comprobaciones necesarias», señaló, aunque Kiev ha asegurado que el OIEA no pudo entrar en determinadas salas de la planta.

INTERNACIONALES · 27 SEPTIEMBRE, 2022

Ucrania toma medidas ante riesgo de posible contaminación nuclear en Zaporiyia

Texto por Efe | @EFEnoticias

Ucrania se prepara ante la posibilidad de un accidente nuclear y ha instado a Rusia a abrir un corredor humanitario para evacuar a civiles de la zona próxima a la central nuclear de Zaporiyia, controlada por las fuerzas rusas y que ha quedado desconectada por segunda vez desde el inicio de la guerra debido a los constantes ataques.

«Estamos trabajando para garantizar que el sistema de servicios médicos de emergencia esté perfilado para estos riesgos», declaró al medio digital ZN.ua el viceministro de Sanidad ucraniano, Ihor Kuzin.

Emergencia ante contingencia radiactiva 

Según el principal médico sanitario de Ucrania, el Ministerio de Sanidad ha preparado el 10 % de sus equipos de emergencias de todo el país para «responder a riesgos químicos, biológicos, de radiación o nucleares».

«Hablamos de grupos especialmente equipados que cuentan con antídotos adecuados, trajes apropiados, equipos de protección personal para brindar asistencia a las víctimas en la zona afectada», indicó.

Todo ello cuando la situación en torno a la central nuclear de Zaporiyia continúa agravándose pese a que en ella todavía permanecen dos observadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Tras ataques perpetrados la víspera, de los cuales Moscú y Kiev se acusan mutuamente, la central nuclear quedó desconectada por segunda vez desde el inicio de la campaña militar rusa.

A la vista de que los ataques no cesan, Kuzin señaló que las autoridades ucranianas ya suministran yoduro de potasio «a aquellas zonas donde podría ser necesario», y en particular, a las zonas aledañas a la nuclear, «que actualmente se encuentran en mayor riesgo», y prevén medidas para iniciar una eventual evacuación.

Riesgo de accidente similar a Fukushima 

Olga Kosharna, experta en energía nuclear ucraniana y que formó parte durante años de la Junta de Inspección Estatal de Regulación Nuclear de Ucrania, dijo este martes a Efe que el riesgo de un «accidente grave» en la planta nuclear de Zaporiyia «está creciendo todo el tiempo».

La analista alertó sobre la posibilidad de «un accidente similar al ocurrido en Fukushima» (Japón) si la planta pierde el suministro eléctrico que se necesita para refrigerar la zona activa de los reactores, tras lo cual estos comenzarían a derretirse y habría una fuga radiactiva.

Kosharna sostuvo que todos los reactores de la planta deberían ponerse de inmediato en el modo llamado de «parada en frío» lo que disminuiría los riesgos de un accidente nuclear.

Un corredor humanitario para energodar 

En este contexto, la viceprimera ministra de Ucrania y ministra de para la Reintegración de los Territorios Ocupados, Iryna Vereshchuk, exigió a Rusia la apertura de un corredor humanitario para la evacuación de mujeres y niños de las zonas aledañas a la central.

«La gente recurre a nosotros en busca de ayuda: están tratando de abandonar un área peligrosa. ¡Una vez más apelamos a Rusia para que nos proporcione un corredor humanitario para la evacuación de mujeres, niños y ancianos!», afirmó en su cuenta en Facebook.

La Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano constató a su vez la «tendencia constante» de los residentes de la ciudad de Energodar, que acoge la central nuclear y está también controlada por las fuerzas rusas, a abandonar la urbe.

Rusia denuncia ataques contra la central 

En tanto, las autoridades prorrusas de esta ciudad acusaron este martes a Kiev de atacar la urbe y la central nuclear con drones.

«Tuvimos hoy una noche de drones, y la mañana también estuvo marcada por drones del Ejército ucraniano, que tras sobrevolar el río (Dniéper) atacaron tanto la central nuclear de Zaporiyia como la infraestructura urbana», denunció en la televisión pública rusa el jefe de la administración prorrusa, Alexandr Volga.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashénkov, por su parte, informó que en las últimas 24 horas hubo 15 ataques de artillería del Ejército ucraniano, durante los cuales se dispararon un total de 20 proyectiles contra Energodar y el territorio de la central.

El mando ruso aseguró que «la situación de radiación en la central nuclear es normal».

Esperanzas en informe del OIEA

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, culpó en su discurso nocturno habitual a Rusia de atacar la central electronuclear y de provocar la segunda desconexión de la planta en toda su historia.

«Considero muy elocuente el hecho de que Rusia esté haciendo esto en este momento, justo antes de las conclusiones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)», indicó, al reiterar su llamamiento a reforzar las sanciones en contra de Rusia y reconocer oficialmente a este país como un Estado terrorista.

Zelenski expresó la esperanza de que el informe del OIEA de hoy tras la inspección de la central de Zaporiyia «sea objetivo», aunque con anterioridad cuestionó esta misión debido a su a llamar a la desmilitarización de la planta.

También Moscú espera un documento «objetivo» de la agencia atómica de la ONU dirigida por el argentino Rafael Grossi.

«Esperamos la verdad y la constatación de la situación real, de las amenazas reales que se pueden observar in situ», declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al periódico ruso RBC.

«La parte ucraniana ya expresó su malestar con esta misión, porque tuvo la oportunidad de ver todo con sus propios ojos y hacer las comprobaciones necesarias», señaló, aunque Kiev ha asegurado que el OIEA no pudo entrar en determinadas salas de la planta.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO