Ucrania: más de 600 km2 inundados tras destrucción de presa
Las autoridades ucranianas han evacuado a casi dos mil personas. El presidente Volodimir Zelenski criticó la ausencia de Cruz Roja de las zonas ocupadas por Rusia. Credit: DW

La inundación provocada por la destrucción de la represa de Kajovka se extiende por más de 600 kilómetros cuadrados a ambas orillas del río Dniéper en Ucrania, dijo este jueves (08.06.2023) el gobernador regional, Oleksander Prokudin.

Un 32 por ciento se encuentra en la orilla derecha controlada por Kiev y el 68 por ciento restante en la izquierda controlada por Moscú, explicó.

“El nivel medio de la inundación es de 5,61 metros”, agregó la autoridad ucraniana, quien aseguró que “pese al peligro y a los intensos bombardeos rusos, la evacuación del área inundada continúa”. El servicio estatal de emergencias ucraniano aseguró que 1.995 personas fueron evacuadas de las zonas inundadas en el área controlada por Kiev, entre ellos 103 niños, aunque muchos más huyeron por sus propios medios.

Este servicio explicó que en el margen del río controlado por Kiev quedaron inundados “un total de 20 asentamientos y 2.629 casas”. Las aguas también sumergieron partes de la capital regional, Jersón. En tanto, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, también denunció que los invasores rusos están bombardeando a los rescatistas ucranianos.

“No existen en absoluto”

“La evacuación continúa. ¡Bajo el fuego! La artillería rusa continúa disparando, sin que importe nada. Salvajes”, dijo Zelenski, que volvió a calificar de “acto terrorista” ruso la destrucción de la presa.

El mandatario también afirmó que la situación en la parte ocupada de la provincia de Jersón es “absolutamente catastrófica”. Según el presidente, “los ocupantes simplemente abandonan a la gente en estas terribles condiciones”.

Además, criticó al Comité Internacional de la Cruz Roja por no haber establecido operaciones de rescate en la zona ocupada por Rusia afectada por la destrucción de la presa.

“Necesitamos que organizaciones internacionales como el Comité Internacional de la Cruz Roja se unan inmediatamente a la operación de rescate y ayuden a la gente en la parte ocupada de la región de Jersón”, dijo.

Zelenski dijo también que “cada persona que muere es una sentencia para la arquitectura internacional existente y las organizaciones internacionales que se han olvidado de salvar vidas”.

“Que no haya organizaciones internacionales en la zona del desastre ahora significa que no existen en absoluto, que no funcionan”, agregó el jefe del Estado ucraniano, que explicó asimismo que el Gobierno de Kiev ha hecho “todas las solicitudes necesarias” al respecto.

El río Dniéper parte en dos la provincia de Jersón. La Central Hidroeléctrica de Nueva Kajovka, de la que formaba parte la presa destruida, se encontraba en la orilla oriental del río y estaba, por tanto, bajo control ruso. Kiev asegura que Rusia voló la infraestructura con explosivos de manera intencionada.

DZC (AFP, EFE)