Otan alerta sobre la escenificación de ataques para justificar una invasión rusa

INTERNACIONALES · 17 FEBRERO, 2022 14:36

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Otan expresó este jueves, 17 de febrero, su preocupación por la posibilidad de que Rusia escenifique un ataque para tener una justificación que le permita invadir Ucrania, mientras el Gobierno ucraniano y las milicias separatistas prorrusas se acusan de llevar a cabo ataques que violan el alto el fuego en el este de Ucrania.

«Estamos preocupados por que Rusia esté intentando escenificar un pretexto para un ataque armado contra Ucrania», declaró el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros de la OTAN celebrada en Bruselas.

El político incidió en la posibilidad de que Moscú provoque «una operación de bandera falsa» en el este de Ucrania, diseñada para que parezca un ataque contra los rusos o rusoparlantes en Ucrania como una excusa para entrar en territorio ucraniano.

En ese sentido, subrayó que se han visto «intentos de escenificar un pretexto, operaciones de bandera falsa, para que proporcionen una excusa para invadir Ucrania».

«No puedo entrar en los detalles de los diferentes informes, pero esa es la razón por la que estamos monitorizando tan de cerca lo que está pasando y por la que los aliados de la OTAN han expuesto las acciones rusas, los planes rusos y los esfuerzos rusos cuando se trata de desinformación. Porque creemos que eso hace más difícil para ellos actuar e invadir Ucrania», señaló.

En cualquier caso, afirmó que no hay «claridad» ni «certidumbre» sobre las intenciones de Moscú.

No sabemos lo que pasará, pero lo que sabemos es que Rusia ha acumulado la mayor fuerza que hemos visto en Europa en décadas en y alrededor de Ucrania, y también sabemos que hay muchos espías rusos operando en Ucrania; están presentes en el Donbás (el este de Ucrania controlado por separatistas prorrusos)», comentó.

De hecho, Stoltenberg indicó que Rusia tiene en torno a Ucrania «suficientes tropas y suficientes capacidades como para poner en marcha una invasión en toda regla con muy poco o sin tiempo de aviso».

El secretario general, una vez más, instó a Moscú a retirar las fuerzas desplegadas y a implicarse en el diálogo.

Pese a las declaraciones del Kremlin sobre una retirada de sus fuerzas, Stoltenberg dijo que no ven una desescalada, sino que la acumulación militar continúa.

El Gobierno ucraniano y las milicias separatistas prorrusas apoyadas por Moscú se acusaron hoy mutuamente de violar el régimen de alto el fuego en el este de Ucrania.

El ministerio de Defensa de Ucrania denunció que este miércoles los prorrusos violaron el alto el fuego en 29 ocasiones, sin que se produjeran bajas en las filas de las fuerzas gubernamentales.

Mientras tanto, las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk aseguraron que el Ejército ucraniano atacó con fuego de morteros las inmediaciones de nueve localidades bajo su control, según la agencia de los separatistas prorrusos DAN.

Preguntado al respecto, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, dijo que las informaciones son «ciertamente preocupantes» y que aún están «reuniendo los detalles».

«Dijimos durante un tiempo que los rusos podrían hacer algo así para justificar un conflicto militar», señaló, «así que lo estaremos siguiendo muy de cerca», añadió.

Insistió en que Washington estará vigilante ante posibles operaciones, «en las que Rusia prepara un acontecimiento dramático para justificar un ataque», algo que según dijo, han visto a Moscú «hacer en el pasado».

Austin, igualmente, advirtió de que Rusia, en lugar de retirar las tropas acumuladas junto a Ucrania, las está acercando «poco a poco» a esa frontera, y aseguró que incluso está abasteciendo a los contingentes con suministros de sangre.

«Ciertamente, no lo haces si te estás preparando para hacer las maletas e ir a casa», apuntó.

Dejó claro que Rusia continúa la acumulación de tropas alrededor de Ucrania, en Crimea, Bielorrusia y el mar Negro, que según dijo suman ya unos 150.000 militares, pero consideró que «aún hay tiempo y espacio para que funcione la diplomacia».

«Si no, estará claro para todo el mundo que Putin empezará una guerra teniendo aún opciones diplomáticas sobre la mesa», afirmó.

Rusia ha anunciado que este jueves transmitirá a EEUU su reacción a la respuesta estadounidense a las demandas de seguridad planteadas por Moscú, pero Stoltenberg, interrogado por si la Otan también espera recibir este jueves la contestación a las iniciativas que la Alianza envió a Moscú, afirmó que están esperando la contestación del Kremlin.

«Lamentablemente, creo que lo que estamos viendo ahora es una especie de nueva normalidad para la seguridad europea, porque hemos visto muchos años esta tendencia en la que Rusia rebate principios fundamentales de la seguridad europea y está dispuesta a usar la fuerza, como ha hecho contra Georgia y Ucrania, pero también a amenazar con el uso de fuerza para intimidar países en Europa», expuso