Fernández pide en la Celac garantizar institucionalidad porque la democracia está «en riesgo»

INTERNACIONALES · 24 ENERO, 2023 13:01

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este martes se inició en Argentina la VII Cumbre de la Celac donde el anfitrión, Alberto Fernández reiteró a los 33 países participantes la necesidad de profundizar la integración de América Latina y el Caribe, respetando la «diversidad» para «crecer juntos».

«Lo único que tenemos que hacer es profundizar nuestro diálogo y respetarnos en la diversidad. Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos y en la diversidad debemos respetarnos y crecer juntos», aseguró el mandatario argentino en el discurso inaugural de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebra en Buenos Aires.

Fernández, quien ejerce la presidencia pro tempore de la organización, pidió «garantizar la institucionalidad» en América Latina y el Caribe, en un contexto en el que la democracia está «definitivamente en riesgo».

«Los sectores de ultraderecha se han puesto de pie y están amenazando a cada uno de nuestros pueblos, y no podemos permitir que esa derecha ponga en riesgo la institucionalidad», indicó Fernández,  citando el «golpe de Estado» en Bolivia, el reciente asalto a las sedes de los poderes del Estado en Brasilia o el intento de asesinato a la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández.

«Tenemos que ser categóricos en la defensa de la democracia y de las instituciones; es algo que América Latina se debe y no puede soslayar», enfatizó el mandatario.

Lula: Realidad inaceptable

En el inicio de la cumbre, los representantes de los países miembros de la Celac recibieron con un aplauso unánime el retorno de Brasil, después de que el entonces mandatario brasileño Jair Bolsonaro retirase a su país del foro en 2020.

«Sin duda, una Celac sin Brasil es una Celac mucho más vacía, con lo cual su presencia hoy nos termina de completar», aseveró Fernández.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, animó a los líderes miembros a apostar por la integración regional frente a una «realidad inaceptable» de «desigualdades, pobreza y hambre».

«El mundo vive múltiples crisis. Pandemia, cambio climático, desastres naturales, tensiones geopolíticas, presiones sobre la seguridad alimentaria y energética, y amenazas a la democracia representativa como forma de organización política y social», dijo.

Y en el caso de América Latina, enmarcó esa situación en «un cuadro inaceptable de aumento de las desigualdades, de la pobreza y el hambre».

Lula se mostró «convencido» de que «con sentido pragmático» y en cooperación con organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Celac «puede contribuir mucho para las soluciones de esas cuestiones» que afligen «al mundo».

Ausencia de Maduro 

Los representantes de los 33 países de la región, entre ellos unos 15 jefes de Estado y de Gobierno, fueron recibidos en el céntrico hotel Sheraton de Buenos Aires, sede de la reunión, por el mandatario argentino, Alberto Fernández.

Los primeros en saludar al anfitrión fueron el boliviano Luis Arce, el uruguayo Luis Lacalle Pou y el paraguayo Mario Abdo Benítez, a los que siguieron la hondureña Xiomara Castro y el dominicano Luis Abinader.

También acudieron el chileno Gabriel Boric y el colombiano Gustavo Petro, cercanos ideológicamente a Fernández, así como los caribeños Philip Davis (Bahamas) Mía Mottley (Barbados), Mark Philips (Guyana), Ariel Henry (Haití) y Ralph Gonsalves (San Vicente y Granadinas).

Los ausentes fueron el mandatario venezolano, Nicolás Maduro y el de Nicaragua, Daniel Ortega. El primero anunció tras días de incertidumbre, que no asistiría a la Cumbre porque existen “planes extravagantes” de sectores “neofascistas” en su contra.

Maduro no irá a Cumbre de la Celac, enviará al canciller Yván Gil

El posible viaje del presidente venezolano generó una gran controversia y un amplio rechazo en Argentina, donde dirigentes de la oposición derechista solicitaron declarar a Maduro «persona no grata».

Incluso, la presidenta del partido Propuesta Republicana (el mismo del expresidente Mauricio Macri), Patricia Bullrich, tenía previsto denunciarlo a la DEA para que fuera detenido por su participación en el ‘Cártel de los Soles’.

Sí viajó a Buenos Aires, en cambio, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien aseguró en su cuenta de Twitter minutos antes del comienzo de la cumbre que la integración latinoamericana y caribeña es «indispensable».

También Maduro se pronunció en su cuenta en Twitter para señalar que «no habrá amenaza ni agresión que pueda detener la ola progresista que se ha levantado en América Latina y el Caribe para construir la unión definitiva de nuestros pueblos».

INTERNACIONALES · 3 FEBRERO, 2023

Fernández pide en la Celac garantizar institucionalidad porque la democracia está «en riesgo»

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Este martes se inició en Argentina la VII Cumbre de la Celac donde el anfitrión, Alberto Fernández reiteró a los 33 países participantes la necesidad de profundizar la integración de América Latina y el Caribe, respetando la «diversidad» para «crecer juntos».

«Lo único que tenemos que hacer es profundizar nuestro diálogo y respetarnos en la diversidad. Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos y en la diversidad debemos respetarnos y crecer juntos», aseguró el mandatario argentino en el discurso inaugural de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebra en Buenos Aires.

Fernández, quien ejerce la presidencia pro tempore de la organización, pidió «garantizar la institucionalidad» en América Latina y el Caribe, en un contexto en el que la democracia está «definitivamente en riesgo».

«Los sectores de ultraderecha se han puesto de pie y están amenazando a cada uno de nuestros pueblos, y no podemos permitir que esa derecha ponga en riesgo la institucionalidad», indicó Fernández,  citando el «golpe de Estado» en Bolivia, el reciente asalto a las sedes de los poderes del Estado en Brasilia o el intento de asesinato a la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández.

«Tenemos que ser categóricos en la defensa de la democracia y de las instituciones; es algo que América Latina se debe y no puede soslayar», enfatizó el mandatario.

Lula: Realidad inaceptable

En el inicio de la cumbre, los representantes de los países miembros de la Celac recibieron con un aplauso unánime el retorno de Brasil, después de que el entonces mandatario brasileño Jair Bolsonaro retirase a su país del foro en 2020.

«Sin duda, una Celac sin Brasil es una Celac mucho más vacía, con lo cual su presencia hoy nos termina de completar», aseveró Fernández.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, animó a los líderes miembros a apostar por la integración regional frente a una «realidad inaceptable» de «desigualdades, pobreza y hambre».

«El mundo vive múltiples crisis. Pandemia, cambio climático, desastres naturales, tensiones geopolíticas, presiones sobre la seguridad alimentaria y energética, y amenazas a la democracia representativa como forma de organización política y social», dijo.

Y en el caso de América Latina, enmarcó esa situación en «un cuadro inaceptable de aumento de las desigualdades, de la pobreza y el hambre».

Lula se mostró «convencido» de que «con sentido pragmático» y en cooperación con organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Celac «puede contribuir mucho para las soluciones de esas cuestiones» que afligen «al mundo».

Ausencia de Maduro 

Los representantes de los 33 países de la región, entre ellos unos 15 jefes de Estado y de Gobierno, fueron recibidos en el céntrico hotel Sheraton de Buenos Aires, sede de la reunión, por el mandatario argentino, Alberto Fernández.

Los primeros en saludar al anfitrión fueron el boliviano Luis Arce, el uruguayo Luis Lacalle Pou y el paraguayo Mario Abdo Benítez, a los que siguieron la hondureña Xiomara Castro y el dominicano Luis Abinader.

También acudieron el chileno Gabriel Boric y el colombiano Gustavo Petro, cercanos ideológicamente a Fernández, así como los caribeños Philip Davis (Bahamas) Mía Mottley (Barbados), Mark Philips (Guyana), Ariel Henry (Haití) y Ralph Gonsalves (San Vicente y Granadinas).

Los ausentes fueron el mandatario venezolano, Nicolás Maduro y el de Nicaragua, Daniel Ortega. El primero anunció tras días de incertidumbre, que no asistiría a la Cumbre porque existen “planes extravagantes” de sectores “neofascistas” en su contra.

Maduro no irá a Cumbre de la Celac, enviará al canciller Yván Gil

El posible viaje del presidente venezolano generó una gran controversia y un amplio rechazo en Argentina, donde dirigentes de la oposición derechista solicitaron declarar a Maduro «persona no grata».

Incluso, la presidenta del partido Propuesta Republicana (el mismo del expresidente Mauricio Macri), Patricia Bullrich, tenía previsto denunciarlo a la DEA para que fuera detenido por su participación en el ‘Cártel de los Soles’.

Sí viajó a Buenos Aires, en cambio, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien aseguró en su cuenta de Twitter minutos antes del comienzo de la cumbre que la integración latinoamericana y caribeña es «indispensable».

También Maduro se pronunció en su cuenta en Twitter para señalar que «no habrá amenaza ni agresión que pueda detener la ola progresista que se ha levantado en América Latina y el Caribe para construir la unión definitiva de nuestros pueblos».

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO