El subsecretario de Estado de los Estados Unidos de América para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, aseguró que Estados Unidos apoya el derecho de Guyana a desarrollar sus recursos naturales, tras una licitación petrolera criticada por Venezuela.

El embajador Nichols, en un tuit directo el miércoles, dijo: “Estados Unidos apoya el derecho soberano de Guyana a desarrollar sus propios recursos naturales”.

“Los esfuerzos por infringir la soberanía de Guyanason inaceptables”, añadió.

Su mensaje llega un día después de que el Gobierno de Nicolás Maduro emitiera una declaración rechazando la subasta de petróleo en curso de Guyana.

“Hacemos un llamado a Venezuela para que respete el derecho internacional, incluido el laudo arbitral de 1899 y el proceso en curso de la CIJ entre Guyana y Venezuela”, escribió Nichols.

La subasta en curso podría permitir que nuevas empresas puedan buscar y posiblemente producir petróleo en alta mar de Guyana, pero Venezuela, en su reclamo sobre el Esequibo de Guyana, cree que la medida no es deseable.

En respuesta a la propia declaración, el presidente Dr. Irfaan Ali dijo que Guyana tiene derecho a desarrollar recursos en cualquier parte de su territorio.

Ante esto, la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, respondió que Estados Unidos habla de derechos internacionales, cuando, a su juicio, es un país que socava y vulnera la legalidad internacional en el planeta.

“Deben tener muy claro que Venezuela defenderá sus derechos legítimos frente a los amos o frente a sus títeres disfrazados de falso progresismo para lavar una cara ya manchada por su entreguismo a la Exxon Mobil. Guyana debe respetar el derecho internacional en lugar de escudarse en la Exxon Mobil y sus dueños imperiales”, escribió en X.

“El Gobierno de Guyana se reserva el derecho de llevar a cabo actividades de desarrollo económico en cualquier parte de su territorio soberano o en cualquier territorio marítimo correspondiente”, dijo.

Venezuela afirma que es propietaria de la región del Esequibo de Guyana y de una parte de la zona económica exclusiva del país que incluye áreas de exploración petrolera, pero ese caso fronterizo se encuentra actualmente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La Corte Mundial ya determinó que tiene competencia para presidir el asunto y Guyana ha presentado su memorial sobre el fondo de su caso.

Guyana busca una sentencia definitiva y vinculante que establezca que el Laudo Arbitral de 1899, que estableció la ubicación de la frontera terrestre entre la entonces Guayana Británica y Venezuela, sigue siendo válido y que la región del Esequibo pertenece a Guyana y no a Venezuela.

</div>