Diputados de Brasil dieron un empujón para enjuiciar a Dilma Rousseff

INTERNACIONALES · 17 ABRIL, 2016 22:06

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Antes de que se realizara la votación nominal, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, había reconocido que no contaba con los votos necesarios para evitar un juicio por corrupción. Esa premonición se materializó este domingo 17 de abril cuando la cámara de diputados votó nominalmente para decidir el destino de la mandataria: irá a juicio.

Momentos antes de que se conociera la votación 350 (eran necesarios 342) a favor de un juicio político, el segundo en la historia de ese país, y 131 en rechazo a una acusación, el Diario O Globo de Brasil ya tenía un titular “El Gobierno admite derrota en la cámara de diputados y centrará su esfuerzo en el Senado”.

El diputado Bruno Araujo fue el voto decisivo en la decisión de enjuiciar a la presidenta. “Cuanta honra me reservó el destino para dar este grito en nombre de todos los brasileños”, dijo el parlamentario del Partido de la Social Democracia Brasileña (partido que le retiró el apoyo a la mandataria el 29 de marzo pasado).

DILMA JUICIO2

DILMAJUICIO3

En diversas partes de Brasil la reunión de la cámara se seguía a través de monitores y una vez se oficializó el “impeachment”, los detractores de Rousseff estallaron en gritos de alegría y lágrimas de emoción. Sus seguidores en lágrimas de tristeza y caras largas.

La votación en la Cámara baja estuvo precedida de debates que se celebraron en forma ininterrumpida desde el pasado viernes y en los que la oposición ya había insinuado que contaban con los votos necesarios para aprobar el proceso.

Si el pleno del Senado respalda la posición de la Cámara de Diputados, Rousseff será sometida a un juicio político con fines de destitución y deberá separarse del cargo durante un plazo de 180 días, que será el tiempo que tendrá la Cámara Alta para el proceso.

En ese período, su cargo será ocupado por el vicepresidente Michel Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que hace dos semanas rompió con el Gobierno y decidió apoyar el proceso con miras a la destitución de Rousseff.

Con información EFE