Carlos Manuel Álvarez, periodista cubano: “Protestas en Cuba son un movimiento genuinamente popular y orgánico” #CocuyoClaroyRaspao

INTERNACIONALES · 15 JULIO, 2021 20:13

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde el pasado domingo, miles de personas salieron a las calles en Cuba para manifestarse por la situación económica y la falta de libertad, una situación inusual para el país gobernado por el Partido Comunista, el único legal desde la Revolución de 1959 y que trae el recuerdo de la ola de protestas de comienzos de la década de 1990.

Para sorpresa de muchos, tales protestas son muy inusuales. El gobierno castrista no permite ningún tipo de manifestación y si ocurren son inmediatamente desactivadas. De esta forma, se realizaron numerosos arrestos y la policía disparó gases lacrimógenos para disolver algunas concentraciones.

El periodista cubano Carlos Manuel Álvarez, cofundador de la revista El Estornudo, atendió a Luz Mely Reyes y Xabier Coscojuela, moderadores del espacio #CocuyoClaroyRaspao, para hablar este jueves sobre lo que pasa en la isla antillana y cómo se verá la situación reflejada en el resto del continente.

Para el escritor y novelista esas protestas están apuntando al corazón del sistema, “pues la gente no está pidiendo más comida, están pidiendo el fin de la dictadura. Aunque las condiciones para el estallido social ya existían, hubo una mezcla de problemas estructurales que llevaron a que se desataran las manifestaciones de calle en medio de la pandemia por coronavirus“, dijo.

Añadió que tales movilizaciones son una expresión de que aún hay futuro para la isla y “que puede haber una salida para aquellos cubanos que se mantienen bajo el régimen autoritario de Miguel Díaz-Canel“.

Álvarez, de 32 años, exiliado en Nueva York, Estados Unidos, sostiene que las protestas en Cuba son un movimiento genuinamente popular y orgánico que no responde a ideologías o planes externos, sino a demandas de la población por mejoras sociales y económicas.

“Estas protestas son por el covid, por la escasez, pero sin duda estaban apuntando al corazón del sistema. Los ciudadanos pidieron comida al gobierno para que la gente no se muriera en casa por coronavirus”, resaltó en la entrevista con los directores de los portales venezolanos Efecto Cocuyo y Tal Cual.

Periodismo en la mira

Para Álvarez la situación es bastante grave, especialmente en el aspecto de las comunicaciones o informaciones. Hay un corte generalizado del Internet, pero aún así siguen llegando videos y testimonios de la represión, la violencia desatada por parte del Estado y algunas imágenes para muchos “tenebrosas”.

“El periodismo en Cuba es un oficio que se hace bajo asedio. Hoy en día la prensa estatal no tiene ningún tipo de credibilidad, es objeto de burla, no logra sumar nuevos adeptos”, aseguró.

Álvarez también mencionó otro de los puntos de ebullición para esos movimientos sociales, que es la precaria desde hace muchos años economía cubana, que a lo largo de todo el tiempo que tiene el gobierno castrista empeora cada día más.

“La moneda en este país no sirve para nada. Hay tiendas en dólares para poder acceder a bienes mínimos, pero no hay libertad de asociación ni de prensa”, afirmó.

Afectará a Venezuela

Manuel Álvarez indicó que las acciones que tome la ciudadanía para democratizar Cuba tendrán un efecto en Venezuela y viceversa, pues ambos “pueblos están unidos independientemente de los tiranos que los secuestran”.

Afirmó que espera que a la población venezolana no le tome tanto tiempo despertar y actuar para mejorar su realidad, recuerda que la isla llevaba “60 años en silencio”.

Aseguró desconocer hasta dónde llegará situación, pero alertó que es momento para que los factores políticos opositores insuflen un aire de esperanza.

“Para que estas protestas ganen cuerpo debemos hacer algo que la gente en Cuba teme que es organizarse políticamente, la oposición debe organizarse”.

Vea el programa aquí: