Brasil y Argentina se muestran neutrales con Rusia en un G20 polarizado

INTERNACIONALES · 8 JULIO, 2022 09:07

Ver más de

Efe | @EFEnoticias

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

 Brasil y Argentina buscaron mantener su postura de neutralidad frente a Rusia durante la reunión de Exteriores del G20 en Indonesia, donde la guerra de Ucrania ha marcado las sesiones en un clima de fragmentación.

Los ministros de Exteriores de Brasil, Carlos Alberto França, y de Argentina, Santiago Cafiero, fueron de los pocos asistentes que mantuvieron reuniones bilaterales con el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, en la isla indonesia de Bali donde tuvo lugar el encuentro multilateral.

Según informó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado, en dichos encuentros los cancilleres discutieron las posibilidades de ampliar y fortalecer las asociaciones en sectores comerciales estratégicos tanto con Brasil como con Argentina.

Desarrollo conjunto

La reunión entre Lavrov y Cafiero estuvo centrada «en un mayor desarrollo de una asociación estratégica integral entre Rusia y Argentina», aunque los ministros igualmente trataron de temas de relevancia de la agenda mundial, «incluida la situación en Ucrania», según la nota.

«Se prestó especial atención a la interacción de nuestros países en las principales plataformas internacionales, incluyendo la presidencia rotatoria de Argentina en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)», agrega el comunicado del Ministerio.

En la misma línea se produjo la cita entre los jefes de la diplomacia rusa y brasileña, quienes conversaron, entre otros puntos, sobre el fortalecimiento de los acuerdos entre las dos naciones y la presidencia rotativa de Brasil en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Durante el evento celebrado entre el jueves y viernes, Lavrov también se ha reunido con sus homólogos de China, India, Indonesia y Turquía.

Brasil y Argentina son, al lado de México, los únicos países latinoamericanos del G20, que también integran Alemania, Arabia Saudita, Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, no se reunió con Lavrov, aunque su país ha mantenido una posición ambivalente con la guerra de Ucrania, que oscila entre condenar el conflicto y querer mantener una posición menos conflictiva con Moscú.

Por ejemplo, en abril se abstuvo en la votación de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre expulsar a Rusia de su Consejo de Derechos Humanos.

Reunión con la UE

En medio de la división de los países asistentes respecto a Rusia, Cafiero y França mantuvieron además encuentros bilaterales con el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien este mismo viernes afirmó que «nadie puede ser neutral» ante la invasión rusa e instó a los demás países del G20 que «ayuden a poner fin a la guerra».

Borrell también se reunió con el canciller mexicano, cuando ambos abordaron el problema migratorio, el control del tráfico ilícito de armas y la modernización del tratado comercial entre la nación latinoamericana y la UE, además de «analizar» el «terrible impacto a escala global de la guerra» en Ucrania.

La víspera, los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) boicotearon la cena de bienvenida en protesta por la presencia de Lavrov, aunque sí participaron hoy en las reuniones multilaterales.

Esto contrasta con la reunión de responsables de Finanzas del G20 el pasado abril, celebrada en forma híbrida en Washington, donde los representantes de EE.UU., la UE y Francia abandonaron el evento.

En Bali, Argentina, Brasil y México, las tres grandes economías latinoamericanas, también buscaron afianzar lazos con las naciones asiáticas y del Pacífico a través de citas bilaterales con

INTERNACIONALES · 15 AGOSTO, 2022

Brasil y Argentina se muestran neutrales con Rusia en un G20 polarizado

Texto por Efe | @EFEnoticias
Foto por Efe

 Brasil y Argentina buscaron mantener su postura de neutralidad frente a Rusia durante la reunión de Exteriores del G20 en Indonesia, donde la guerra de Ucrania ha marcado las sesiones en un clima de fragmentación.

Los ministros de Exteriores de Brasil, Carlos Alberto França, y de Argentina, Santiago Cafiero, fueron de los pocos asistentes que mantuvieron reuniones bilaterales con el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, en la isla indonesia de Bali donde tuvo lugar el encuentro multilateral.

Según informó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado, en dichos encuentros los cancilleres discutieron las posibilidades de ampliar y fortalecer las asociaciones en sectores comerciales estratégicos tanto con Brasil como con Argentina.

Desarrollo conjunto

La reunión entre Lavrov y Cafiero estuvo centrada «en un mayor desarrollo de una asociación estratégica integral entre Rusia y Argentina», aunque los ministros igualmente trataron de temas de relevancia de la agenda mundial, «incluida la situación en Ucrania», según la nota.

«Se prestó especial atención a la interacción de nuestros países en las principales plataformas internacionales, incluyendo la presidencia rotatoria de Argentina en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)», agrega el comunicado del Ministerio.

En la misma línea se produjo la cita entre los jefes de la diplomacia rusa y brasileña, quienes conversaron, entre otros puntos, sobre el fortalecimiento de los acuerdos entre las dos naciones y la presidencia rotativa de Brasil en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Durante el evento celebrado entre el jueves y viernes, Lavrov también se ha reunido con sus homólogos de China, India, Indonesia y Turquía.

Brasil y Argentina son, al lado de México, los únicos países latinoamericanos del G20, que también integran Alemania, Arabia Saudita, Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, no se reunió con Lavrov, aunque su país ha mantenido una posición ambivalente con la guerra de Ucrania, que oscila entre condenar el conflicto y querer mantener una posición menos conflictiva con Moscú.

Por ejemplo, en abril se abstuvo en la votación de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre expulsar a Rusia de su Consejo de Derechos Humanos.

Reunión con la UE

En medio de la división de los países asistentes respecto a Rusia, Cafiero y França mantuvieron además encuentros bilaterales con el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien este mismo viernes afirmó que «nadie puede ser neutral» ante la invasión rusa e instó a los demás países del G20 que «ayuden a poner fin a la guerra».

Borrell también se reunió con el canciller mexicano, cuando ambos abordaron el problema migratorio, el control del tráfico ilícito de armas y la modernización del tratado comercial entre la nación latinoamericana y la UE, además de «analizar» el «terrible impacto a escala global de la guerra» en Ucrania.

La víspera, los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) boicotearon la cena de bienvenida en protesta por la presencia de Lavrov, aunque sí participaron hoy en las reuniones multilaterales.

Esto contrasta con la reunión de responsables de Finanzas del G20 el pasado abril, celebrada en forma híbrida en Washington, donde los representantes de EE.UU., la UE y Francia abandonaron el evento.

En Bali, Argentina, Brasil y México, las tres grandes economías latinoamericanas, también buscaron afianzar lazos con las naciones asiáticas y del Pacífico a través de citas bilaterales con

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO