“Trabajaré con la mitad de los empleados”, panaderos ante medidas económicas

ECONOMÍA · 28 AGOSTO, 2018 23:54

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Bajaron las ganancias. El dueño de una panadería en Los Ruices, en el municipio Sucre de Miranda, hizo memoria de cuánta harina de trigo panadero solía consumir su negocio al día: 14 sacos. A la fecha, si les llega la materia prima, puede gastar cinco sacos, lo que representa una disminución del 64%.

Un saco solía costar alrededor de Bs. 7.500.000 (Bs.S 75). Tras la publicación de la lista de “precios acordados”, un kilo del ingrediente imprescindible para preparar pan pasó a costar Bs.S 20 (Bs. 2.000.000). Una reducción del 73%.

Con las ganancias en caída y el 1° de septiembre cerca, cuando sus empleados deberían recibir un salario 3.364% mayor que el anterior monto del sueldo mínimo, el dueño de la panadería evalúa recudir personal. “Si tengo 15 empleados, trabajaré con la mitad y cerraré más temprano”, sentenció.

Los propietarios de varias panaderías de Caracas tienen pensado prescindir de parte de sus trabajadores para sobrellevar las recientes medidas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro, que forman parte de un plan de recuperación económica.

Entre ellas está la publicación de una lista de 25 productos con “precios acordados”, en las que se incluyen el café y la harina de trigo panadero, y un incremento de salarial a Bs.S 1.800 (Bs. 180.000.000).

Somos los negocios más afectados

Desde hace un año y medio se está reduciendo personal en una panificadora ubicada en la parroquia Altagracia del municipio Libertador. Uno de los propietarios, quien no quiso ser identificado, explicó que su negocio solía tener 18 empleados. A la fecha le quedan siete.

Hace un mes que no le despachan harina y pronto se va a quedar sin inventario. Sus proveedores le comentaron que van a mandar mercancía “pero no saben a qué precio”. Ademas, aseguró que “las panaderías y los supermercados son los negocios más afectados por las medidas”.

Al este de Caracas, en un local del ramo en Altamira, uno de los encargados comentó que por el constante incremento de los precios de los insumos y el aumento salarial, tendrán que prescindir de cuatro personas de su plantilla de 12 empleados. “Estamos tratando de aguantar hasta diciembre a ver qué pasa. Si no tendremos que cerrar”.

A pesar de la hiperinflación, han podido mantener su producción. No obstante, detalló que la harina de trigo panadero no la suelen encontrar a precio regulado.

Sueldo Impuesto

Cerca de este local, el dueño de otra panadería comentó que no tiene en sus planes despedir empleados. Cuenta con la cantidad justa de personal para atender el establecimiento. Dijo que confía en que el bolívar continuará devaluándose y que con el tiempo le será más sencillo retribuirle a los trabajadores.

Mientras tanto, aceptará el subsidio que el Estado ofrece al sector privado. “No me obliguen a trabajar con precios regulados y un sueldo impuesto”, dijo con respecto a la publicación de la lista de productos con «precios acordados» y el incremento salarial. Sus proveedores no despachan harina de trigo panadero desde hace tres semanas. El resto de los ingredientes ha tenido que buscarlos por otras vías.

“La azúcar no bachaqueada no existe. La harina también se puede encontrar en los molinos, pero te tienes que bajar de la mula”, aclaró el dueño de la panificadora sobre el precio de los insumos. Agregó que las medidas económicas “nos afectan porque la gente no tiene dinero para comprar”, lo que ha hecho disminuir sus ventas desde los anuncios económicos.

“Nadie tiene expectativas lúcidas. Olvídese de un cambio económico con el mismo Gobierno. Lo que tienen que hacer es dejar a los militares en los cuarteles y dejar trabajar a los productores”, concluyó.

No se favorece al empleado, tampoco al patrono”, manifestó el encargado de otro local del rubro en la zona. A la fecha, continúa a la espera de que las empresas que proveen de insumos a su local respondan. Antes de tomar cualquier decisión con respecto a sus empleados y a la tienda, prefiere esperar.

A la expectativa

Hacia el oeste de la ciudad, en una panadería de la parroquia La Candelaria, Oswaldo Carmona, uno de los encargados, manifestó que hasta el momento no se ha tomado una decisión en relación con los trabajadores. “Si hay plata en la calle, van a mejorar las ventas. Es cuestión de esperar para no perjudicar a nadie”.

El negocio nunca ha atravesado por una situación en la que se vean en la necesidad de reducir la plantilla de empleados. El encargado aseguró que “seguirán guerreando” y que evaluarán aceptar o no el subsidio que ofrece el Estado al sector privado.

Tiene cerca de 21 días sin recibir harina de trigo panadero regulada. Sin producción de pan, el local ha reducido sus ventas. “Mientras hay pan, la clientela fluye. Jala el 90% de las ganancias. Mientras las personas hacen la cola, se toman un café, se compran un refresco”, detalla, lo que ayuda a hacer un poco más rentable el negocio.

Foto: Alba Ciudad