Renovar la tarjeta de débito toma 90 días en el banco Mercantil

ECONOMÍA · 12 JULIO, 2022 20:11

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Quienes deseen renovar la tarjeta de débito de sus cuentas en el banco Mercantil por deterioro, extravío o robo ahora tienen que esperar un mínimo de 90 días para recibir un nuevo plástico. Aunque la entidad financiera improvisó una vía alternativa para que los clientes puedan continuar con la movilización de su dinero durante la larga espera.

“Hay retrasos con los plásticos” y “no tenemos material” son los dos argumentos que más repiten los asesores del banco Mercantil, cuando los clientes se acercan a las agencias para pedir una nueva tarjeta de débito. Mientras que en la web y las redes sociales de la entidad bancaria no se brinda ninguna explicación sobre por qué el cambio del principal instrumento para la movilización de las cuentas bancarias toma tres meses.

¿Qué pasa durante la larga espera?

Los clientes del banco Mercantil, sin embargo, pueden continuar con la movilización de su dinero por Internet con normalidad mientras esperan el nuevo plástico.

Al acercarse a cualquiera de las agencias Mercantil para renovar la tarjeta de débito, los clientes reciben un papel con los 18 números de su nuevo plástico. Esto es lo que permite que los venezolanos puedan continuar con el uso de los servicios de la web y la aplicación móvil de Mercantil sin mayores problemas.

La activación de este nuevo número de la tarjeta de débito se produce 24 horas después de acudir a la agencia bancaria. Esto supone que los clientes pueden entrar a su sesión web del banco y hacer transferencias y pagos de servicios e impuestos de la forma habitual.

La entrada a las aplicaciones de Mercantil Móvil y TPago también se realiza con este nuevo número de la tarjeta de débito, lo que les asegura a los clientes que puedan efectuar con normalidad cualquier pago móvil o transferencia a cuentas del mismo banco o de otras entidades desde su celular.

En cambio, para que los clientes del banco Mercantil puedan realizar los pagos en los puntos de venta y retirar de los cajeros automáticos se les ofrece un mecanismo alternativo y engorroso, que termina por crear un paso adicional para la movilización de su dinero.

El remedio de la Tarjeta Efectivo

A los clientes que necesitan renovar la tarjeta de débito se les entrega en la visita a la agencia bancaria un nuevo plástico llamado “Tarjeta Efectivo”. Esta es una tarjeta prepagada que no está vinculada de forma directa con ninguna de sus cuentas, pero que les permite realizar retiros en los cajeros automáticos y también el pago de sus compras en los distintos comercios.

Renovar la tarjeta de débito

Así luce la tarjeta prepagada que entrega Mercantil a sus clientes | Foto: Banco Mercantil

Esta Tarjeta Efectivo a simple vista luce como una tarjeta común. Tiene un chip, el logo de Maestro, el nombre del titular impreso, una fecha de vencimiento y un total de 16 dígitos, pero al final no funciona igual que una tarjeta de débito.

Para realizar un retiro de efectivo o pagar una compra en una panadería o una farmacia, los clientes primero deben recargarle dinero desde cualquiera de sus cuentas del banco Mercantil. Esto implica que se necesita seguir un paso adicional en todas las oportunidades que se vaya a utilizar este plástico alternativo en la calle.

Es responsabilidad de los clientes del Mercantil asegurarse que cuenten con saldo suficiente en esta tarjeta prepagada a la hora de efectuar sus compras en los comercios, porque al final pueden tener dinero en sus cuentas, pero eso no implica que esté disponible para usarlo a través de esta tarjeta alternativa.

Esta modalidad de entregarle una tarjeta prepagada a los clientes del banco Mercantil en sustitución de una tarjeta de débito normal tampoco es nueva. Se trata del mismo mecanismo que utilizó la entidad financiera durante los años 2017, 2018 y 2019, cuando se paralizaron las importaciones del material para emitir los plásticos en el país.

Foto principal: Mairet Chourio

ECONOMÍA · 10 AGOSTO, 2022

Renovar la tarjeta de débito toma 90 días en el banco Mercantil

Texto por Margaret López

Quienes deseen renovar la tarjeta de débito de sus cuentas en el banco Mercantil por deterioro, extravío o robo ahora tienen que esperar un mínimo de 90 días para recibir un nuevo plástico. Aunque la entidad financiera improvisó una vía alternativa para que los clientes puedan continuar con la movilización de su dinero durante la larga espera.

“Hay retrasos con los plásticos” y “no tenemos material” son los dos argumentos que más repiten los asesores del banco Mercantil, cuando los clientes se acercan a las agencias para pedir una nueva tarjeta de débito. Mientras que en la web y las redes sociales de la entidad bancaria no se brinda ninguna explicación sobre por qué el cambio del principal instrumento para la movilización de las cuentas bancarias toma tres meses.

¿Qué pasa durante la larga espera?

Los clientes del banco Mercantil, sin embargo, pueden continuar con la movilización de su dinero por Internet con normalidad mientras esperan el nuevo plástico.

Al acercarse a cualquiera de las agencias Mercantil para renovar la tarjeta de débito, los clientes reciben un papel con los 18 números de su nuevo plástico. Esto es lo que permite que los venezolanos puedan continuar con el uso de los servicios de la web y la aplicación móvil de Mercantil sin mayores problemas.

La activación de este nuevo número de la tarjeta de débito se produce 24 horas después de acudir a la agencia bancaria. Esto supone que los clientes pueden entrar a su sesión web del banco y hacer transferencias y pagos de servicios e impuestos de la forma habitual.

La entrada a las aplicaciones de Mercantil Móvil y TPago también se realiza con este nuevo número de la tarjeta de débito, lo que les asegura a los clientes que puedan efectuar con normalidad cualquier pago móvil o transferencia a cuentas del mismo banco o de otras entidades desde su celular.

En cambio, para que los clientes del banco Mercantil puedan realizar los pagos en los puntos de venta y retirar de los cajeros automáticos se les ofrece un mecanismo alternativo y engorroso, que termina por crear un paso adicional para la movilización de su dinero.

El remedio de la Tarjeta Efectivo

A los clientes que necesitan renovar la tarjeta de débito se les entrega en la visita a la agencia bancaria un nuevo plástico llamado “Tarjeta Efectivo”. Esta es una tarjeta prepagada que no está vinculada de forma directa con ninguna de sus cuentas, pero que les permite realizar retiros en los cajeros automáticos y también el pago de sus compras en los distintos comercios.

Renovar la tarjeta de débito

Así luce la tarjeta prepagada que entrega Mercantil a sus clientes | Foto: Banco Mercantil

Esta Tarjeta Efectivo a simple vista luce como una tarjeta común. Tiene un chip, el logo de Maestro, el nombre del titular impreso, una fecha de vencimiento y un total de 16 dígitos, pero al final no funciona igual que una tarjeta de débito.

Para realizar un retiro de efectivo o pagar una compra en una panadería o una farmacia, los clientes primero deben recargarle dinero desde cualquiera de sus cuentas del banco Mercantil. Esto implica que se necesita seguir un paso adicional en todas las oportunidades que se vaya a utilizar este plástico alternativo en la calle.

Es responsabilidad de los clientes del Mercantil asegurarse que cuenten con saldo suficiente en esta tarjeta prepagada a la hora de efectuar sus compras en los comercios, porque al final pueden tener dinero en sus cuentas, pero eso no implica que esté disponible para usarlo a través de esta tarjeta alternativa.

Esta modalidad de entregarle una tarjeta prepagada a los clientes del banco Mercantil en sustitución de una tarjeta de débito normal tampoco es nueva. Se trata del mismo mecanismo que utilizó la entidad financiera durante los años 2017, 2018 y 2019, cuando se paralizaron las importaciones del material para emitir los plásticos en el país.

Foto principal: Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

5

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO