Sectores ganadero y lechero trabajan al 10 % de su capacidad por falta de diésel

La industria está casi paralizada porque no tienen como llevar productos para procesarlos