Las colas no ceden en los Día a Día, tras 48 horas de ocupación temporal

ECONOMÍA · 4 FEBRERO, 2015 23:37

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

“Yo he venido todos estos días, lunes y martes, y la cola no estaba así. Hoy aumentó”, afirmó una consumidora, que pidió reservar su nombre, este miércoles 4 de febrero en la sede principal del supermercado Día a Día, ubicada en la Av. Andrés Bello, al oeste de Caracas.

Tras 48 horas de la ocupación temporal de la cadena de supermercados ordenada por el gobierno,  la escena se repetía en el local situado en el Unicentro El Marqués, donde la fila de compradores era igual de larga que la semana pasada. En el de la avenida Baralt, el volumen de usuarios iba creciendo en la medida que la gente pasaba frente al establecimiento y se incorporaba a la cola luego de escanear lo que llevaban las personas que salían de la tienda.

Desde este lunes 2 de febrero comenzó a implementarse la venta de productos por terminación del número de cédula en los locales. La noche de ese mismo día, el presidente Nicolás Maduro anunció la ocupación temporal de esta cadena al alegar que en sus galpones había mercancía acaparada.

“La medida de ingreso con el número de cédula no está mal. A pesar de que nos puede limitar para conseguir los productos, controla un poco a los bachaqueros que venían todos los días; se llevaban los artículos para luego revenderlos carísimos”, dijo otra usuaria que pidió mantener su identidad en el anonimato.

En el Día a Día de la Andrés Bello se constató la presencia de motorizados que llegaban y se iban con productos que les entregaban familiares o conocidos, mientras dejaban a otros que se incorporaban a la cola. “Así trabajan los bachaqueros”, decía una mujer molesta que buscaba donde sentarse para seguir esperando impaciente por “lo que se consiga”.

Cadena tomada por la GN

En el recorrido hecho por los tres locales se observó la presencia de funcionarios de la Guardia Nacional, quienes están allí desde el pasado martes. Entre 5 y 6 uniformados se encuentran dentro y fuera; controlan la entrada y recorren los pasillos de los supermercados. Al preguntarle a uno de ellos hasta cuándo estarán en el lugar, la respuesta fue: “No lo sé. Recibí una llamada a las 4:00 de la mañana (miércoles 4 de febrero) que me indicaba la orden de permanecer aquí desde que abren hasta que cierran, pero no sé por cuántos días estaremos aquí¨.

Consumidores consultados expresaron su rechazo por la presencia de la GN. “Ellos son más corruptos que nadie, no ofrecen seguridad”, dijo Carolina Pérez.  Otros no se privaban de manifestar su desacuerdo a viva voz con la ocupación temporal de la cadena. Los efectivos se mostraban indiferentes a los comentarios acalorados.

Dos de los militares destacados en el Día a Día del Unicentro aprovecharon de adquirir productos antes de que abriera al público. Salieron con dos envases de suavizante y dos paquetes que contenían 12 bolsas de café cada una. Pero solo se permite uno por comprador. Esto causó mayor molestia entre las personas, muchas ellas apostadas en el lugar desde las 6:00 de la mañana.

Aumentó presencia de empleados

Un total de 15 empleados trabaja en la sucursal de El Marqués y en la de la Baralt, 10. Se dividen en dos turnos y empiezan la jornada a las 7:00 de la mañana. A las 8:00 de la noche cierran.

De acuerdo con clientes tradicionales, en un día normal laboran dos cajeras, un vigilante y otro ayudante en el local de El Marqués. Este miércoles se encontraban no menos de seis empleados (entre ellos, cuatro cajeras) que además estaban supervisados por funcionarios del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación (Minpal), fiscales de la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) y personal de Pdval.

“Ellos son los que están dirigiendo todo ahora y no sabemos hasta cuándo. A nosotros los trabajadores no nos han explicado nada. Solo nos hicieron entrar más temprano para organizar la mercancía”, contó uno de los empleados de los establecimientos de manera extraoficial.

Explicó que los productos que consiguieron en los galpones de La Yaguara “ya estaban asignados para ser despachados a los locales. No se trata de acaparamiento, todo estaba funcionando con normalidad y más bien tememos que se acabe la mercancía y quedemos sin nada que vender. Esta situación está desmejorando los servicios que antes ofrecíamos”.

De los 35 Día a Día que hay en el país, 12 están en Caracas y, de acuerdo con fuentes internas de los supermercados, en los últimos meses se podía llegar a atender diariamente entre 1.000 a 1.020 clientes por local. En el año 2009 quedó registrada, en un video subido a youtube, una protesta por parte de exempleados que se quejaban por el retraso de sus liquidaciones. Dos trabajadores aseguraron que el problema  fue superado e indicaron que actualmente el pago es “muy bueno” y que cuentan con  beneficios laborales.

“Esto no está prohibido”

El recorrido se vio interrumpido en el establecimiento de la avenida Andrés Bello, donde un funcionario de la Guardia Nacional aseguró que estaba “prohibido” el uso de teléfonos celulares para tomar fotos o grabar las colas.

El efectivo dijo que no se podía hacer uso de los móviles y alegó que las imágenes eran “manipuladas” en redes sociales. Ordenó borrar las fotos, lo cual no pudo lograr, porque, le recordamos que esa medida no está establecida en ningún artículo; por lo tanto, no está prohibido hacer fotografìas.

Los mismos compradores que estaban en la cola apoyaron el ejercicio del periodismo e insistieron en que los militares debían respetar el trabajo de los reporteros.