IATA lamenta situación del transporte aéreo en Venezuela

ECONOMÍA · 5 OCTUBRE, 2021 16:50

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras considerar como grave que los países latinoamericanos consideren al transporte aéreo como un “lujo”, pese a su importancia en la región, el vicepresidente regional de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerdá, lamentó que Venezuela siga manteniendo restricciones a los vuelos extraterritoriales y se mostró pesimista acerca de un avance. 

“Desafortunadamente (Venezuela) está fuera del escenario. Hay muy pocos vuelos con Europa. Dentro de la región prácticamente solo con Panamá. No hay conectividad con Norteamérica y muy limitada con América Latina”, explicó.

Cerdá añadió que las aerolíneas se han resignado a no poder recuperar los alrededor de 3.800 millones de dólares que las autoridades venezolanas han retenido a esta empresas aeronáuticas desde 2017.

Desde ese año, las compañías aéreas tratan de cambiar a dólares los ingresos que generan por la venta de boletos en Venezuela, pero el Gobierno de Nicolás Maduro ha argumentado no tener divisas suficientes, por lo que muchas de esas aerolíneas decidieron abandonar el país.

“En estos momentos, las líneas aéreas lo tienen perdido con este Gobierno. Esperamos que en el futuro cuando la situación política cambie, haya la oportunidad para recuperar esas divisas que el Gobierno venezolano tiene”, dijo.

En una entrevista con la agencia Efe, Cerdá también señaló que los países de la región no han sabido aprovechar la oportunidad de trabajar con la asociación.

Panorama regional en  negro

IATA anunció este martes, durante la asamblea que celebra en Boston, que las aerolíneas de Latinoamérica perderán este año 5.600 millones de dólares y que en 2022 las pérdidas se reducirán a 3.700 millones de dólares aunque en otra regiones, las compañías saldrán de los números rojos.

El ejecutivo de IATA dijo que la situación del sector en la región ya era complicada antes de la pandemia y que mientras que las compañías europeas y norteamericanas disfrutaban de beneficios, las de Latinoamérica estaban con pérdidas. Y apuntó las razones por las que considera que esto ha ocurrido.

“Es una región con altos costes de impuestos y tasas, y las regulaciones en muchos de los países hacen muy complicado que una aerolínea sea competitiva porque hay una tarifa máxima. En un ambiente tan competitivo como el de la aviación, las aerolíneas latinoamericanas están en desventaja”, explicó.

Cerdá lamentó que durante la pandemia, ningún Gobierno de la región ofreciera ayudas financieras a las aerolíneas, como sí sucedió en otras partes del mundo.

“Es un problema muy grave que en nuestra región todavía se vea el transporte aéreo como un modo de transporte de lujo cuando América Latina es de las dos o tres regiones que más dependen del transporte aéreo”, declaró Cerdá.

“En Europa y Norteamérica hay ferrocarril y buenas carreteras. En América Latina no tenemos eso. La única competencia del transporte aéreo son los autobuses”, continuó.

Y explicó que un trayecto en avión entre Mendoza y Buenos Aires, en Argentina, o Manaos y Sao Paulo, en Brasil, solo supone una pequeña fracción del tiempo que se requiere para hacer ese mismo viaje por carretera.

“Desafortunadamente, pocos Gobiernos ven que el transporte aéreo juega un papel social y económico muy estratégico para el bienestar. Nuestros países dependen mucho del turismo pero no han aprovechado las oportunidades que otras partes del mundo están realizando al trabajar con nosotros como socios estratégicos”, continuó.

Cerdá también lamentó que tres de las principales economías de Suramérica (Argentina, Brasil y Chile) sean los países que todavía mantienen algunas de las mayores restricciones al viaje aéreo internacional y dijo que teme el “impacto indirecto en los otros países” de la región.

“Son tres países donde sus ciudadanos viajan mucho. Hay muchos lazos culturales, sociales y también económicos”, dijo.

El ejecutivo de IATA incidió en la importancia de “la coordinación entre países”, algo que dijo “desafortunadamente no está ocurriendo, no sólo en la región sino también en otras partes”.

Aún así, Cerdá dijo que todavía Argentina y Chile pueden levantar la restricciones, como la eliminación de las cuarentenas, en noviembre, a tiempo para la temporada de verano del Cono Sur, lo que permitiría un repunte de los viajes a la región.


Con información de EFE