Aumentos salariales de Maduro evidencian fracaso de políticas económicas, opinan expertos

ECONOMÍA · 30 ABRIL, 2017 18:04

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Más aumentos salariales, menos correcciones a las políticas económicas. Pese a que el presidente Nicolás Maduro anunció un incremento del salario mínimo de 40.638 bolívares a 65.021 bolívares que entrará en vigencia a partir del 1 de mayo, para economistas y trabajadores el nuevo monto seguirá convirtiéndose en sal y agua ante los estragos de la inflación.

“Hemos venido diciendo que los anuncios de Nicolás Maduro no importan para nada. Esta mañana salí a comprar jamón y vi que de 11 mil bolívares lo subieron a 14 mil. Lo mismo pasó con el queso, que aumentó dos mil bolívares y los jugos, que ya están en casi cuatro mil”, aseguró Servando Carbone, coordinador nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT).

La economista y docente universitaria Sary Levy advirtió que el décimo cuarto aumento salarial del presidente Maduro se traducirá en las mismas consecuencias que ha atravesado el sector laboral en los últimos meses: menos oportunidades de trabajo, más despidos, menos protección a los trabajadores y menos paquetes salariales atractivos.

“Lo primero que vamos a ver es que las empresas que antes emitían tickets de alimentación quedarán en un limbo”, aseguró Levy sobre las declaraciones del mandatario nacional, quien informó que el bono de alimentación podrá ser depositado en bolívares de ahora en adelante. “Si se puede hacer por efectivo, ¿por qué voy a pagar a un intermediario? Todas estas estructuras se quedan afectadas porque dejan de ser necesarias”, explicó.

Ronald Balza, también economista y docente universitario, afirmó que los 200 mil bolívares de salario integral resultantes del nuevo incremento se quedan cortos ante la inflación. De acuerdo con el diputado José Guerra, el aumento de 60% otorgado por el Gobierno queda por debajo de la inflación de 65% correspondiente al mes de marzo.

Sin embargo, Balza indicó que es complicado conocer cuál es el valor que debería tener el salario mínimo frente a los niveles de inflación que registra el país. “Para preservar el poder de compra de los trabajadores necesitamos saber cuánto se ha perdido”, explicó, “los salarios son costos para las empresas y si suben más de lo que la empresa puede manejar, entonces no los va a pagar”.

Añadió que una de las consecuencias de esta medida es la pérdida de derechos de los trabajadores, pues aseguró que ante los despidos y la falta de ofertas laborales atractivas, una parte migrará al sector informal en donde no hay ningún tipo de protección. Sobre las empresas, señaló que los buenos empleos seguirán reduciéndose hasta que las compañías se debiliten y desaparezcan.

Los 14 aumentos que ha hecho el presidente Maduro durante su gestión son para Levy una evidencia del fracaso de la política económica del Gobierno. Para Carbone, los anuncios también significan lo mismo. “Estas son medidas que no van acompañadas sino por puro show y  dinero. Si te acostumbras a hacer un aumento cada 1 de mayo es porque la situación no está bien”, sentenció.