Aumento del salario mínimo no resuelve los problemas del trabajador venezolano, dicen sindicatos

ECONOMÍA · 5 MARZO, 2022 14:51

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

13
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El aumento del salario mínimo, aprobado por el mandatario Nicolás Maduro el pasado 3 de marzo, ha recibido críticas de sindicatos y expertos en Venezuela, quienes indican que el monto no corresponde con la realidad del país y el costo de la canasta básica.

En enero, la cesta se ubicó en 448 dólares, de acuerdo con los datos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas)

Con el anuncio de Maduro, el sueldo mínimo y las pensiones quedan en medio petro: la criptomoneda que el gobierno chavista creó en 2017 y que para el 4 de marzo de 2022 equivale a 252,64 bolívares. El ingreso mensual de los trabajadores activos sería entonces de 126,32 bolívares o 28,97 dólares según la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV), más un bono de alimentación de 45 bolívares, para un total de 39 dólares

El Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) señaló que el incremento se trata de una decisión unilateral que «no resuelve los problemas del trabajador venezolano».

Así mismo, la Asociación de Profesionales de la UCV (Apufat) aseguró que la medida es insuficiente y no se ajusta al artículo 91 de la Constitución de la República, que establece que «todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales».

«En 2018, Maduro hizo el mismo anuncio y eso nunca tuvo un efecto. Se quedó en la ambigüedad y en la demagogia. Además, la medida no obedece a una política de rescatar el salario: eso se da verdaderamente en el marco de una comisión tripartita. Es decir, donde el Estado, los empresarios y los sectores representantes se ponen de acuerdo para que una medida del salario vaya acompañada de una política macro», expresó Eduardo Torres, secretario de Convenciones Colectivas de Apufat, a Efecto Cocuyo. 

2018 fue la primera vez que lo fijó en medio petro

En agosto de 2018, Maduro fijó por primera vez el salario en medio petro, en respuesta a la aguda crisis económica en el país y con el inicio de la reconversión monetaria, la primera de su gobierno y la segunda en la era del chavismo. A principios de 2022, Venezuela salió de un ciclo hiperinflacionario que duró cuatro años aproximados.

«Realmente el salario en todo este tiempo lo han ajustado en bolívares, no es que esté anclado literalmente al petro. Y el petro ni siquiera está indexado al barril de petróleo. El barril baja o sube y el petro vale lo mismo. Entonces el petro se convierte en una especie de unidad de cuenta con un valor en dólares», explicó Óscar Torrealba, economista, conferencista y miembro del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice).

El impacto

Durante su gestión, Nicolás Maduro incrementó el sueldo mínimo 59 veces, en nueve años. Torrealba insiste en que, esta vez, es poco probable que el último aumento tenga un impacto inflacionario significativo. 

«Han disminuido los índices de inflación. Eso quiere decir que han dejado de financiar el gasto público con la monetización del déficit público; es decir, con emisión de dinero. Por otro lado, antes Maduro aumentaba el salario mínimo pero no aumentaban los ingresos fiscales. Entonces se pagaba la nómina pública con emisión de dinero, lo que tenía un efecto inflacionario», expresó el economista.

Subrayó el aumento de la presión tributaria y la dolarización de los impuestos y tributos, debido a que varios están anclados al petro, por orden gubernamental. 

«Eso es dolarizar los ingresos públicos. Es decir, el Estado venezolano trata de hacerse con el flujo de divisas que está circulando y reconoce informalmente la dolarización para cobrar impuestos en dólares. De alguna u otra manera, el gobierno esperó a tener un ingreso en dólares, para poder ajustar el mínimo. Por lo que podemos preguntarnos: ¿el Estado venezolano está en capacidad de asumir este aumento del sueldo? No sabemos, porque no sabemos la magnitud de los ingresos fiscales», aseguró. 

Sin políticas económicas

Pablo Zambrano, dirigente sindical del sector salud y coordinador de la Red Sindical Venezolana, aseguró a Efecto Cocuyo que un aumento del salario mínimo, en el contexto de Venezuela, debe venir acompañado de nuevas políticas económicas.

«El gobierno no hace nada con aumentar y no buscar la forma en la que se eleve la producción del país», dijo. Advirtió que los trabajadores sanitarios no están de acuerdo con el anuncio del Ejecutivo. 

Para Óscar Torrealba, además del aumento de la producción, las condiciones previas necesarias abarcan una disminución de la estructura de costos y un aumento de la demanda laboral. 

«Sin eso, ¿Cómo sostienes un incremento del salario? Desafortunadamente, el mínimo en Venezuela ha estado muy rezagado, lo que ha obligado al sector privado a ofrecer pagos que van por encima, porque hubo mucha rotación de personal. Personas que simplemente se iban porque no veían rentables trabajar para una empresa ganando lo aprobado por el Estado», puntualizó.

Exigencias en las calles

Jubilados y pensionados rechazaron el aumento del salario mínimo a medio petro, este 3 de marzo de 2022. Edgar Silva, director del Comité de Derechos Humanos para la Defensa de los Pensionados, Jubilados y Adultos Mayores, convocó a todos los sectores afectados a una manifestación el próximo 9 de marzo. 

«El anuncio de la elevación del salario mínimo y las pensiones a 126 bs o 28 dólares, no cambia la decisión de los pensionados y jubilados venezolanos de protestar ante todas las oficinas regionales del Seguro Social», afirmó. 

Actualmente, al menos cinco millones de personas de la tercera edad perciben una pensión de 7 bolívares, equivalentes a poco más de un dólar al cambio, según denunció Luis Cano, presidente del Frente en Defensa de los Jubilados y Pensionados del país. 

Salarios en Latinoamérica

A pesar del aumento del 3 de marzo, Venezuela sigue teniendo uno de los salarios más bajos de Latinoamérica, ubicándose al final de la lista, por debajo de Cuba. El diario Granma, medio de difusión oficial de la isla, informó que el ingreso era de 87,48 dólares mensuales para finales de 2021.

Según una estadística del portal Statista y Bloomberg en línea, Ecuador es el país con el mayor sueldo mínimo de la región para 2022 (425 dólares). 

El incremento en Venezuela no está vigente aún, por lo que, actualmente, el sueldo mínimo venezolano se ubica en 10 bolívares, lo que equivale a dos dólares al cambio. En Haití, considerado el país más pobre de América, el salario va desde los 3 hasta 7 dólares por jornada desde febrero de 2022.

ECONOMÍA · 7 AGOSTO, 2022

Aumento del salario mínimo no resuelve los problemas del trabajador venezolano, dicen sindicatos

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

El aumento del salario mínimo, aprobado por el mandatario Nicolás Maduro el pasado 3 de marzo, ha recibido críticas de sindicatos y expertos en Venezuela, quienes indican que el monto no corresponde con la realidad del país y el costo de la canasta básica.

En enero, la cesta se ubicó en 448 dólares, de acuerdo con los datos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas)

Con el anuncio de Maduro, el sueldo mínimo y las pensiones quedan en medio petro: la criptomoneda que el gobierno chavista creó en 2017 y que para el 4 de marzo de 2022 equivale a 252,64 bolívares. El ingreso mensual de los trabajadores activos sería entonces de 126,32 bolívares o 28,97 dólares según la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV), más un bono de alimentación de 45 bolívares, para un total de 39 dólares

El Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) señaló que el incremento se trata de una decisión unilateral que «no resuelve los problemas del trabajador venezolano».

Así mismo, la Asociación de Profesionales de la UCV (Apufat) aseguró que la medida es insuficiente y no se ajusta al artículo 91 de la Constitución de la República, que establece que «todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales».

«En 2018, Maduro hizo el mismo anuncio y eso nunca tuvo un efecto. Se quedó en la ambigüedad y en la demagogia. Además, la medida no obedece a una política de rescatar el salario: eso se da verdaderamente en el marco de una comisión tripartita. Es decir, donde el Estado, los empresarios y los sectores representantes se ponen de acuerdo para que una medida del salario vaya acompañada de una política macro», expresó Eduardo Torres, secretario de Convenciones Colectivas de Apufat, a Efecto Cocuyo. 

2018 fue la primera vez que lo fijó en medio petro

En agosto de 2018, Maduro fijó por primera vez el salario en medio petro, en respuesta a la aguda crisis económica en el país y con el inicio de la reconversión monetaria, la primera de su gobierno y la segunda en la era del chavismo. A principios de 2022, Venezuela salió de un ciclo hiperinflacionario que duró cuatro años aproximados.

«Realmente el salario en todo este tiempo lo han ajustado en bolívares, no es que esté anclado literalmente al petro. Y el petro ni siquiera está indexado al barril de petróleo. El barril baja o sube y el petro vale lo mismo. Entonces el petro se convierte en una especie de unidad de cuenta con un valor en dólares», explicó Óscar Torrealba, economista, conferencista y miembro del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice).

El impacto

Durante su gestión, Nicolás Maduro incrementó el sueldo mínimo 59 veces, en nueve años. Torrealba insiste en que, esta vez, es poco probable que el último aumento tenga un impacto inflacionario significativo. 

«Han disminuido los índices de inflación. Eso quiere decir que han dejado de financiar el gasto público con la monetización del déficit público; es decir, con emisión de dinero. Por otro lado, antes Maduro aumentaba el salario mínimo pero no aumentaban los ingresos fiscales. Entonces se pagaba la nómina pública con emisión de dinero, lo que tenía un efecto inflacionario», expresó el economista.

Subrayó el aumento de la presión tributaria y la dolarización de los impuestos y tributos, debido a que varios están anclados al petro, por orden gubernamental. 

«Eso es dolarizar los ingresos públicos. Es decir, el Estado venezolano trata de hacerse con el flujo de divisas que está circulando y reconoce informalmente la dolarización para cobrar impuestos en dólares. De alguna u otra manera, el gobierno esperó a tener un ingreso en dólares, para poder ajustar el mínimo. Por lo que podemos preguntarnos: ¿el Estado venezolano está en capacidad de asumir este aumento del sueldo? No sabemos, porque no sabemos la magnitud de los ingresos fiscales», aseguró. 

Sin políticas económicas

Pablo Zambrano, dirigente sindical del sector salud y coordinador de la Red Sindical Venezolana, aseguró a Efecto Cocuyo que un aumento del salario mínimo, en el contexto de Venezuela, debe venir acompañado de nuevas políticas económicas.

«El gobierno no hace nada con aumentar y no buscar la forma en la que se eleve la producción del país», dijo. Advirtió que los trabajadores sanitarios no están de acuerdo con el anuncio del Ejecutivo. 

Para Óscar Torrealba, además del aumento de la producción, las condiciones previas necesarias abarcan una disminución de la estructura de costos y un aumento de la demanda laboral. 

«Sin eso, ¿Cómo sostienes un incremento del salario? Desafortunadamente, el mínimo en Venezuela ha estado muy rezagado, lo que ha obligado al sector privado a ofrecer pagos que van por encima, porque hubo mucha rotación de personal. Personas que simplemente se iban porque no veían rentables trabajar para una empresa ganando lo aprobado por el Estado», puntualizó.

Exigencias en las calles

Jubilados y pensionados rechazaron el aumento del salario mínimo a medio petro, este 3 de marzo de 2022. Edgar Silva, director del Comité de Derechos Humanos para la Defensa de los Pensionados, Jubilados y Adultos Mayores, convocó a todos los sectores afectados a una manifestación el próximo 9 de marzo. 

«El anuncio de la elevación del salario mínimo y las pensiones a 126 bs o 28 dólares, no cambia la decisión de los pensionados y jubilados venezolanos de protestar ante todas las oficinas regionales del Seguro Social», afirmó. 

Actualmente, al menos cinco millones de personas de la tercera edad perciben una pensión de 7 bolívares, equivalentes a poco más de un dólar al cambio, según denunció Luis Cano, presidente del Frente en Defensa de los Jubilados y Pensionados del país. 

Salarios en Latinoamérica

A pesar del aumento del 3 de marzo, Venezuela sigue teniendo uno de los salarios más bajos de Latinoamérica, ubicándose al final de la lista, por debajo de Cuba. El diario Granma, medio de difusión oficial de la isla, informó que el ingreso era de 87,48 dólares mensuales para finales de 2021.

Según una estadística del portal Statista y Bloomberg en línea, Ecuador es el país con el mayor sueldo mínimo de la región para 2022 (425 dólares). 

El incremento en Venezuela no está vigente aún, por lo que, actualmente, el sueldo mínimo venezolano se ubica en 10 bolívares, lo que equivale a dos dólares al cambio. En Haití, considerado el país más pobre de América, el salario va desde los 3 hasta 7 dólares por jornada desde febrero de 2022.