Croacia goleó a Argentina y la deja en terapia intensiva

DEPORTES · 21 JUNIO, 2018 17:18

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Otro resultado sumamente sorpresivo se vivió en el Mundial de Rusia 2018. Croacia venció 0-3 a Argentina y dejó a los albicelestes en terapia intensiva, apenas a un paso de la eliminación y de fracasar en una Copa Mundial a la que llegaron con chapa de favoritos.

El partido disputado en Nizhni Nóvgorod encontraba a dos selecciones en las antípodas. Argentina en deuda con sus fanáticos y con la opinión pública, venía de empatar 1-1 ante Islandia en el debut del Mundial de Fútbol y, además, Lionel Messi tenía la carga de haber fallado el tiro penal ante los europeos y no poder guiar a su selección al triunfo.

Mientras tanto, Croacia venía de ganar 3-0 a una Nigeria que realmente no fue un rival tan complicado como se antojaba en el papel. Sin duda, el compromiso recaía en la selección sudamericana, que tenía que buscar la victoria y poder tomar por asalto la cima del grupo D.

En la primera mitad el compromiso se mostró realmente parejo. Ambas selecciones buscaban adelantarse en el marcador, pero realmente no dejaban muchas concesiones en defensa, por lo que los espacios para atacar eran reducidos.

La apertura del marcador se dio de forma inesperada. No fue por una jugada elaborada por los croatas, ni por una acción a pelota quieta, no. Fue gracias a un clamoroso error del guardameta Wilfredo Caballero, quien intentó jugar un balón con los pies y terminó por dejarle en bandeja de plata la pelota al delantero Ante Rebic, quien mandó una espectacular volea para vencer al golero y poner a ganar a los croatas de forma impensada en el minuto 53 de partido.

El ritmo de partido cambió radicalmente tras ese gol de los croatas. Argentina quedó como un boxeador contra las cuerdas, parecía querer retomar el control del partido y poder anotar, pero realmente no lograba elaborar ninguna jugada de peligro serio hacia la portería de los europeos.

Lionel Messi tuvo una opción que fue contenida por el guardameta Danijel Subasic, pero no mucho más. Los sudamericanos no lograron incomodar a los croatas, que sabían que estaban haciendo historia.

El mazazo llegó en el minuto 80 con una perla de gol de Luka Modric, quien mandó a guardar la pelota con un soberbio derechazo que dejó sin opciones a Caballero en la valla argentina.

La albiceleste ya caía 0-2, y apenas faltaban diez minutos para finalizar el partido. El golpe final llegó en los botines de Ivan Rakitic en el minuto 90+1. El jugador ficha del Barcelona F.C. lideró una contra de tres croatas contra tres argentinos, disparó al arco y el balón fue repelido por Caballero, sin embargo, el rebote cayó en otro croata, quien, con muchísima frialdad, tomó una pausa y le dio el balón nuevamente a Rakitic para que este definiera las acciones del partido.

Con este resultado Croacia llega a 6 puntos y tiene la misma cantidad de goles anotados y ninguno recibido, además, aseguró su pase a octavos de final y complicó las opciones de los argentinos.

En el grupo D falta todavía el partido entre Islandia y Nigeria, el juego más importante para islandeses, nigerianos y argentinos, puesto que, una victoria de Islandia dejaría a Argentina con muy pocas esperanzas de avanzar, una victoria de Nigeria le daría la posibilidad a Argentina de definir su pase a octavos en el último partido, y un empate sería el mejor resultado para los sureños.

El encuentro de Nigeria e Islandia será este viernes 22 en Volgogrado.

Datos

Argentina no perdía por goleada en primera ronda desde el Mundial de 1958. En aquella ocasión la selección de Checoslovaquia derrotó a los argentinos 6-1.

Es la segunda vez que Croacia llega a dos victorias consecutivas en fase de grupos de Copa Mundial. La primera vez fue en Francia 1998 ante Jamaica (1-3) y luego frente a Japón (0-1).

También es la segunda vez que Croacia clasifica a los octavos de final de una Copa del Mundo, la primera vez fue en 1998 y llegó a ser el tercer mejor equipo de aquel torneo mundial.

Los croatas festejaron con júbilo su histórica victoria. Foto EFE