¿Vacunación universal de BCG en Venezuela puede reducir contagio del COVID-19?

CORONAVIRUS · 10 ABRIL, 2020 19:15

¿Vacunación universal de BCG en Venezuela puede reducir contagio del COVID-19?

Texto por Edgar López

Ver más de

Edgar López

¿Cómo valoras esta información?

634
QUÉ CHÉVERE
29
QUÉ INDIGNANTE
25
QUÉ CHIMBO

“Un hallazgo prometedor”. Así, con cautela para no crear falsas expectativas, califica el epidemiólogo y ex ministro de Salud José Félix Oletta el resultado de un estudio científico según el cual la aplicación universal de la vacuna BCG, desarrollada y aplicada desde hace 100 años para combatir la tuberculosis, podría reducir la posibilidad de contagio  de COVID-19.

El estudio, realizado por investigadores del Instituto de Tecnología de Nueva York y publicado el 28 de marzo, tiene eco en Venezuela, donde el uso generalizado de la BCG (Bacillus Calmette-Guérin) se ha mantenido por décadas cerca del nivel óptimo establecido por las autoridades sanitarias internacionales, excepto en 2015 por algunas dificultades relacionadas con la escasez generalizada de medicamentos en el país.

Así lo confirman los más recientes informes de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, que lidera Oletta.

“Nuestros datos sugieren que la vacuna BCG parece reducir significativamente la mortalidad asociada con COVID-19”, concluye el documento titulado Correlación entre la política de vacunación universal de BCG y la reducción de la morbilidad y mortalidad para COVID-19: un estudio epidemiológico.

La publicación, suscrita por los científicos Aaron Miller, Mac Josh Reandelar , Kimberly Fasciglione, Violeta Roumenova, Yan Li y Gonzalo Otazu, se realizó en el sitio medrxiv.org, donde se difunden “preimpresiones sin referencia” y se advierte, con letras rojas, que se trata de “informes preliminares de trabajos que no han sido certificados por revisión por pares”.

Además se agrega: “No se debe confiar en ellos para guiar la práctica clínica o el comportamiento relacionado con la salud y no se deben informar en los medios de comunicación como información establecida”.

“También descubrimos que cuanto antes un país estableciera una política de vacunación con BCG, mayor sería la reducción de su número de muertes por millón de habitantes, lo que concuerda con la idea de que proteger a la población de edad avanzada podría ser crucial para reducir la mortalidad”, es otro de los hallazgos.

La comunidad científica mundial hace esfuerzos para ofrecer opciones contra el COVID-19

Aprendizaje progresivo

El estudio consistió en determinar las diferencias en la morbilidad y mortalidad producidas por COVID-19 entre 28 países donde existe una política de vacunación universal de BCG y 17 países que abandonaron esa práctica.

La BCG es una de las vacunas que ha sido más utilizada en todo el mundo y generalmente se aplica a los recién nacidos. Sin embargo, se acota en el referido estudio, con la progresiva disminución de casos de tuberculosis varios países abandonaron la política universal de BCG entre 1963 y 2010.

Italia, donde la mortalidad de COVID 19 es muy alta, nunca implementó la vacuna universal BCG. Por otro lado, Japón tuvo uno de los primeros casos de COVID-19, pero ha mantenido una baja tasa de mortalidad a pesar de no implementar las formas más estrictas de aislamiento social. Japón ha estado implementando la vacuna BCG desde 1947. Irán también se había visto muy afectado por COVID-19 y comenzó su política universal de vacunación BCG solo en 1984, lo que podría dejar sin protección a cualquier persona mayor de 36 años”, se refiere a modo de ejemplo.

Italia fue uno de los países analizados en el estudio por el elevado número de muertos por COVID-19

Antes de que surgiera el COVID-19 y con el aval de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, en mayo de 2019 se publicó el estudio Efectos no específicos de la vacuna BCG sobre infecciones virales.

“Algunas cepas de la vacuna Bacillus Calmette-Guérin (BCG) no solo confieren protección contra las formas diseminadas de tuberculosis, sino que también reducen la mortalidad por todas las causas al inducir la protección contra las infecciones por agentes patógenos no relacionados”, indica el informe suscrito por los científicos Rob Arts, Reinout Van Crevel y Mihai G Netea, de la Universidad de Radbouc, en Países Bajos.

Los autores admiten que falta mucho por investigar: “Se cree que estos efectos están mediados por la inducción de la memoria inmune innata y la activación de linfocitos heterólogos, lo que resulta en una mayor producción de citocinas, actividad de macrófagos, respuestas de células T y títulos de anticuerpos.

El descubrimiento de la memoria inmune innata ha mejorado enormemente nuestra comprensión de los mecanismos subyacentes a los efectos no específicos inducidos por la vacuna BCG. Sin embargo, todavía se está desarrollando una comprensión completa de los mecanismos moleculares que subyacen a este fenómeno”.

¿Venezuela con ventajas?

Oletta advierte que el estudio de los investigadores del Instituto de Tecnología de Nueva York se limita a la comparación de patrones de contagio del COVID-19  y debe ser validado experimentalmente, de modo que no se puede ofrecer como una solución a la pandemia: “Sería necesario realizar estudios adicionales sobre grandes poblaciones vacunadas y no vacunadas de BCG.”

Sobre la política universal de vacunación de BCG en Venezuela, el experto explica que es relativamente sencillo mantener niveles aceptables pues se aplica una sola vez, generalmente a los recién nacidos.

Sin embargo, aclara que el BCG es la excepción, pues en Venezuela hay fallas en la aplicación de 14 tipos de vacunas necesarias para prevenir enfermedades: “Hace tres años, sin explicaciones de parte de las autoridades sanitarias, se suspendió la aplicación de vacunas contra la influenza, el rotavirus y el neumococo.

Y, en los últimos dos años, solo por las donaciones de la Organización Panamericana de la Salud y la Unicef ha sido posible aplicar vacunas contra el sarampión, la difteria, el polio y la fiebre amarilla”.

¿Vacunación universal de BCG en Venezuela puede reducir contagio del COVID-19?

La Red Defendamos la Epidemiología Nacional asegura que en Venezuela escasean 14 tipos de vacunas

El epidemiólogo Mariano Fernández, adscrito a Salud Chacao, también se muestra cauteloso ante la relación entre la vacunación universal de BCG y la reducción de la morbilidad y mortalidad por COVID-19, así como sus implicaciones sobre Venezuela.

“Puede ser un dato alentador, pero la verificación de las conclusiones de ese estudio solo será posible después de que pase la pandemia”, dijo Fernández. Sobre la “tradición” de la BCG en Venezuela, comentó que Jacinto Convit usó BCG con éxito contra la lepra y la leishmaniasis.