Situación en las cárceles alerta a un Brasil con el COVID-19 en escalada - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 26 MAYO, 2020 13:13

Situación en las cárceles alerta a un Brasil con el COVID-19 en escalada

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La situación en las cárceles de Brasil, que siempre fue compleja y con severos problemas de hacinamiento, dispara nuevamente las alarmas con el avance entre la población penitenciaria del coronavirus SARS-CoV-2, que totaliza en el país 374.898 casos confirmados y 23.473 muertos.

El Departamento Penitenciario Nacional (Depen), organismo estatal responsable por una población carcelaria de 758.676 detenidos, contabilizaba hasta la semana pasada 755 contagios y 29 decesos en las cárceles de Brasil.

Números al alza

Sin embargo, el número puede dar un salto en el próximo recuento nacional, que será publicado en los próximos días, debido a que hasta el lunes 25 de mayo sólo el Complejo Penitenciario de Papuda, localizado en el Distrito Federal de Brasilia, registraba 671 casos confirmados entre los detenidos.

La Secretaría de Salud del Distrito Federal reportó que hasta la noche del lunes 25 de mayo se había registrado una muerte dentro del complejo, mientras que la Subsecretaría del Sistema Penitenciario (Sesipe) indicó que hasta la fecha 222 agentes se han contagiado y uno ha fallecido en la capital brasileña.

Pruebas clínicas en Centros Penitenciarios

Así, con la aplicación de 4.000 pruebas clínicas para detectar la presencia del COVID-19, el número de detenidos y guardias infectados en el Complejo Penitenciario de Papuda llega a los 893, con dos fallecimientos.

Para contener el avance del virus, las autoridades de Brasilia extendieron hasta el próximo viernes 29 de mayo, cuando será revaluada la medida, la suspensión de visitas en las cárceles a los presos, que está en vigor desde el 12 de marzo.

Asimismo, avanzan las obras en el hospital de campaña que está siendo construido en un espacio de 1.000 metros cuadrados dentro del complejo y que después de la pandemia continuará funcionando para la población carcelaria.

Pese a las acciones para contener el avance del coronavirus en las cárceles del país, Human Rights Watch (HRW) advirtió que solo un 0,4 % de la población penitenciaria en Brasil pasó por pruebas para determinar la presencia del COVID-19, por lo que los casos pueden ser más.

El escenario se agrava con la determinación de la Justicia de pasar al régimen semiabierto a unos 30.000 detenidos por formar parte de los grupos de mayor riesgo, pero el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro se opone y propuso que los presos contagiados sean aislados en contenedores adaptados.

Testimonios de fuerza bruta

Uno de los detenidos del régimen semiabierto de la cárcel Complejo Penitenciario de Papuda, que estuvo infectado y pidió para no ser identificado, afirmó que el coronavirus entró al presidio a través de los guardianes y que el número oficial divulgado puede ser mayor porque “no hicieron exámenes en todos”.

“Es un número absurdo, pero puedo decir que todos allí contrajimos el virus, porque muchos ni se manifestaron por miedo a ser aislados, porque no se tienen colchones ni el debido amparo con la atención médica”, comentó el detenido, quien dice que cuando alguien pide socorro en la madrugada es tratado con “fuerza bruta”.

“Somos tratados peor que animales”, aseveró el preso, para quien “el índice de personas que van a morir (en Papuda) es cada vez mayor” y, por eso, pidió en nombre de los otros detenidos “un acompañamiento psicológico”, porque la presión ha llevado a que se planeen algunas “tentativas de fuga”.

La falta de productos de higiene y desinfección de las celdas y, particularmente, las aglomeraciones cuando se toma el sol, fueron también denunciadas.

Otro detenido, que también pidió mantener el anonimato, reclamó de esas condiciones en medio de la pandemia y de la ocultación de muertes por causa del coronavirus.

“Supimos que unos cinco o seis (presos) que murieron a causa del coronavirus fueron reportados como fallecimientos por otro tipo de cosas, como “insuficiencia respiratoria”, puntualizó el detenido.

Brasil registra hasta el momento 374.898 casos positivos del SARS-CoV-2 con 23.473 fallecimientos.

Con información y fotos de EFE