Marcha contra el confinamiento termina con incidentes en Londres

CORONAVIRUS · 26 SEPTIEMBRE, 2020 15:04

Marcha contra el confinamiento termina con incidentes en Londres

Texto por Deutsche Welle Fotos por Efe

Ver más de

Deutsche Welle

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Una multitudinaria marcha contra el confinamiento y las medidas para contener el avance de la pandemia del coronavirus terminó este sábado (26.09.2020) con enfrentamientos en Londres, luego de que la Policía intentara dispersar la manifestación debido a que no se estaba respetando el distanciamiento social requerido en este tipo de reuniones masivas.

La Policía reportó el arresto de diez personas, y que cuatro agentes resultaron heridos, entre ellos dos que requirieron ser hospitalizados. Los manifestantes, que se reunieron en la Plaza de Trafalgar, exigían “libertad” y portaban pancartas con lemas como “COVID 1984”. Muchos dijeron a la prensa que la pandemia, que deja casi un millón de muertos en el mundo, era un invento para controlar a la población.

Los agentes exigieron que se dispersara la protesta y advirtió en Twitter que “seremos claros, esta protesta no está más exenta de respetar las regulaciones”. Por lo mismo, “estamos pidiendo a los asistentes que se dispersen. Lamentablemente, algunos oficiales han resultado lesionados” tras producirse algunos enfrentamientos. Una protesta similar tuvo lugar la semana pasada.

Río de Janeiro aplaza desfiles de Carnaval por COVID-19

Normas más estrictas

Según las primeras estimaciones, la marcha “No consentimos” congregó a unas 10.000 personas. Si bien las manifestaciones están exentas de cumplir la norma que impide reuniones de más de seis personas en Inglaterra, éstas deben ser anunciadas previamente a las autoridades y deben tener un plan de riesgos, además de respetar en todo momento la distancia física.

Al verificarse que eso no ocurría, las fuerzas de seguridad debieron actual. Según fotos compartidas en redes sociales, los agentes ocuparon sus porras para dispersar a los más rebeldes. De vuelta, algunos manifestantes lanzaron botellas. El primer ministro británico, Boris Johnson, ordenó esta semana el cierre de bares y restaurantes a partir de las diez de la noche y ha endurecido la obligación de llevar mascarillas en el interior de comercios y el transporte, ante el incremento de contagios de COVID-19 en el Reino Unido.