Las cremaciones en Colombia y el desentierro de la corrupción - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 2 JULIO, 2020 10:04

Las cremaciones en Colombia y el desentierro de la corrupción

Texto por Ingrid Ramírez, Iván Serrano y Diana Salinas Fotos por Felipe Mahecha / Shutterstock.com

Ver más de

Ingrid Ramírez, Iván Serrano y Diana Salinas

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las cremaciones en Colombia se convirtieron en un lucrativo negocio por la pandemia de la COVID-19. Un servicio que en 2019 costaba 289 dólares se elevó hasta 402 dólares. Las presuntas irregularidades en la contratación de empresas funerarias ha encendido las alarmas y el Ministerio Público emprendió las primeras investigaciones penales.

En un reportaje elaborado por los periodistas Ingrid Ramírez, Iván Serrano y Diana Salinas para Salud con Lupa, se analizaron  79 contratos públicos. Se verificó que las funerarias de Colombia aprovecharon la emergencia para aumentar el costo de sus servicios en los contratos públicos firmados con alcaldías y gobernaciones responsables del manejo de los cadáveres.

La mayor cantidad de contratos beneficiaron a la empresa Parques y Funerarias SAS, la cual obtuvo cuatro contratos con las autoridades de los departamentos de Atlántico, Antioquia y Cesar, por un monto global de 134.154 dólares.

Entre los hallazgos de la investigación periodística sobre cremaciones en Colombia destaca que el Consorcio Exequiel SAS, otra de las empresas que ha negociado con el Estado colombiano, tiene 25 demandas penales. Se le señala por la presunta comisión de estafa, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito.

“El Consorcio Exequial SAS reportó ante la Cámara de Comercio de Bogotá activos por 15 millones 727 mil dólares. Pero sus antecedentes en contrataciones son cuestionables. Esta misma empresa enfrenta un litigio con la Alcaldía de la Calera, municipio vecino de Bogotá, por la construcción de un complejo funerario”, se precisa en el reportaje.

El negocio de las cremaciones ha encontrado un nicho en el departamento del Atlántico. En Barranquilla se decretó una alerta roja el 15 de junio por la multiplicación del número de contagiados por COVID-19.

Precisamente en el Atlántico, la Fiscalía colombiana ha puesto la lupa sobre las contrataciones públicas con empresas funerarias.

Lea el reportaje completo en el siguiente enlace

Este reportaje forma parte del Programa Lupa, liderado por la plataforma digital colaborativa Salud con Lupa, con el apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).