Cerco epidemiológico en Nueva Casarapa se limitó a la limpieza de un sector

CORONAVIRUS · 4 MARZO, 2021 18:46

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

18
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Inmediatamente al anuncio de la detección de 10 casos de la variante brasileña de COVID-19 en Venezuela, uno de los primeros sectores donde se anunció un cerco epidemiológico fue la urbanización Nueva Casarapa, en Guarenas, estado Miranda.

El alcalde de esta jurisdicción, Luis Figueroa, anunció la implementación de un cerco epidemiológico en la zona, algo que este jueves se realizó de manera parcial.

Esto después de que el miércoles, 3 de marzo, el mandatario Nicolás Maduro informó de la detección de 10 casos de la variante brasileña en Venezuela, dos de ellos en Nueva Casarapa.

Según publicó Figueroa en sus redes sociales, la desinfección de espacios, edificaciones y la limpieza en general se realizó este día únicamente en el sector El Alambique, donde habitan las dos personas a las que de le detectó la mutación del virus, solo uno de los 22 conjuntos que integran este populoso conjunto residencial mirandino.

Cerco epidemiológico en Nueva Casarapa se limitó a la limpieza de un sector

La acción municipal

Desde tempranas horas de la mañana, cuadrillas de la Alcaldía del municipio Plaza acudieron al sector, donde procedieron a realizar la desinfección de áreas comunes. El equipo de trabajadoras no usó bragas de bioseguridad. Solo tapabocas y guantes de goma.

Cercano al mediodía, los trabajadores culminaron la labor y se retiraron. No se observó, tal como suele aplicarse cuando se detectan contagios, presencia de personal haciendo pruebas de despistaje o simplemente orientando a los ciudadanos qué hacer cuando hay personas contagiadas en el entorno.

Cerco epidemiológico en Nueva Casarapa se limitó a la limpieza de un sector
Trabajadores de la Alcaldía de Plaza realizaron una limpieza en la urbanización

Vecinos de la urbanización, agrupados en la organización Asocasarapa, aseguraron en redes sociales que tales casos no son nuevos, que ya se sabía, incluso, de dos fallecimientos anteriores por el coronavirus y de otro par de contagios leves cercanos.

Cerco epidemiológico en Nueva Casarapa se limitó a la limpieza de un sector
La limpieza terminó en horas del mediodía

«Lo que pone en peligro mayor a nuestra comunidad es la constante falla en el suministro de agua y recolección de la basura«, advirtieron estos casarapeños.

Accesos abiertos

En un recorrido realizado este jueves 4 de marzo por Nueva Casarapa, se evidenció, como afirman los vecinos, que aunque el alcalde Figueroa habló de cerco epidemiológico en toda la zona, los accesos para entrar y salir, tanto del conjunto El Alambique como todas las entradas a la urbanización, estaban abiertos normalmente.

Incluso, se instalaron, como es frecuente, tres mercados a cielo abierto en los sectores Los Cántaros, Cuartelito y plaza San Nicolás de Bari. Los tres centros comerciales del espacio abrieron sus puertas con normalidad y cada local comercial implementaba sus propias medidas de bioseguridad.

Cerco epidemiológico en Nueva Casarapa se limitó a la limpieza de un sector
No hubo medidas especiales o reforzamiento de acciones, más allá de la limpieza

En las calles, la gente transitaba igualmente como suele hacerlo cotidianamente e, incluso, en las paradas de buses que parten de allí hasta Caracas se vio aglomeración de personas, muchos sin las respectivas mascarillas y sin respetarse en cierta medida la distancia social.

Los problemas son otros

Habitantes de la zona aprovecharon para recordar a las autoridades que Nueva Casarapa, desde la noche del miércoles en tendencia por los dos casos antes mencionados, padece muchos males que no han sido resueltos desde hace años por las autoridades municipales, que desde 2010 asumieron el control de la otrora urbanización privada.

Fallas de agua son el común denominador en esta localidad

«Uno de las primeras medidas para prevenir enfermedades como el COVID-19 es lavarse las manos o limpiar frecuentemente la casa, pero desde hace unos años nos tienen sometidos a un fuerte racionamiento que nos deja con solo dos días de agua a la semana, en unos edificios que carecen de tanques debido a su construcción, y eso cuando no falla la planta de Taguaza», afirma Carolina Sevilla, vecina de Los Cántaros.

Esperan los casarapeños que luego de El Alambique, también se realicen desinfecciones y limpieza en los otros sectores de esta comunidad en la que habitan alrededor de 30 mil personas, en cerca de 7.000 viviendas.

Pidieron una desinfección para todo el sector

Recordaron también que se debe realizar frecuentes jornadas de aseo y que el camión de recolección pase con más cotidianidad, pues hay ocasiones en que pasan hasta 3 meses sin que se recoja la basura acumulada en los depósitos habilitados en cada conjunto.

También piden en Nueva Casarapa más presencia policial, poda de árboles, asfaltado para las caóticas calles y alumbrado público, pues desde hace mucho tiempo las luminarias están dañadas y el casi nulo patrullaje más la oscurana convierte el lugar en apetecible para el hampa.

Nicolás Maduro informó que de los 10 casos de la variante brasileña detectados en Venezuela, dos eran personas de Nueva Casarapa