Proyectos del Minea en el interior del país no avanzaron en 2017 - Efecto Cocuyo

COCUYO CHEQUEA · 29 AGOSTO, 2018 07:30

Proyectos del Minea en el interior del país no avanzaron en 2017

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Que por lo pronto no se dañe nada. Según consta en la Memoria y Cuenta 2017 del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas (Minea), cinco proyectos de sustitución de tuberías, rehabilitación de sistemas de bombeo y más en estados del interior del país fueron desatendidos durante el anterior ejercicio fiscal. Así lo refleja esta investigación de #CocuyoChequea.

Municipios Bruzual y Bermúdez sin tuberías

En el municipio Bruzual del estado Anzoátegui (Clarines) y en el municipio Bermúdez del estado Sucre (Carúpano), dos poblaciones hacia el oriente del país, no se sustituyó ni un metro de tubería de acero de los cientos que se querían reemplazar.

En la primera región se tenían que cambiar 1.800 metros de cañería, mientras que en la segunda se requerían 300 metros. Para eso se destinaron 1.650 millones de bolívares, se dio un plazo de cuatro meses y se asignó un ente que lo llevara a cabo: la Compañía Anónima Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe). Sin embargo, cada una de las metas registró un 0% de avance.  

Estaciones de bombeo en Anzoátegui sin rehabilitar

Hidrocaribe tampoco logró nada con este proyecto. El plan de rehabilitación y mejoras a las estaciones de bombeo de agua potable de la zona metropolitana de Anzoátegui tampoco registró avance durante el anterior ejercicio fiscal. Tenían un año para llevarlo a cabo, del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017, y 1.870 millones de bolívares.  

En el documento no se detalla si Hidrocaribe tiene entre sus planes continuar con los proyectos que no pudo llevar a cabo durante el 2017. Sin embargo, sí incluyen cuáles fueron los factores que limitaron su trabajo: los cortes de agua producto de las fallas eléctricas y del hurto de equipos; y el aumento de precio y poca disponibilidad de los insumos necesarios para la prestación del servicio.

Yacambú sin nueva infraestructura hidráulica

En 0% se quedaron las metas planteadas para el Complejo Hidráulico Yacambú–Quíbor, en el estado Lara. Se tenía pensado construir obras de infraestructura hidráulica y promover la participación de las comunidades aledañas del valle de Quíbor y la cuenca del río Yacambú.

Esto como parte del trabajo de la represa, cuya construcción inició en 1989. Luego fue retomada por la gestión de Hugo Chávez. Por su parte, Nicolás Maduro anunció en 2015 más de 3 millones de euros para un llenado de la represa que debía empezar en los dos años siguientes.

Lamentablemente, el proyecto que ya había avanzado hasta el 93% para 2016, apenas tuvo logros para el siguiente ejercicio fiscal. La ejecución de la obra de “regulación y trasvase”, como se nombra en la memoria y cuenta, está a cargo de la empresa Sistema Hidráulico Yacambú–Quíbor C.A.

Se les asignó más de 9.303 millones de bolívares para llevarlo a cabo. Sin embargo, el ente realizó durante 2017 apenas tres obras en la zona: puso un armado de acero de refuerzo en dos máquinas y se vaciaron 100 metros cúbicos de concreto.

Pudieron haber hecho más, pero en el documento se explica que algunas de las dificultades que presentaron fueron: la baja asignación presupuestaria, escasa coordinación interinstitucional para hacer actividades en conjunto y el incremento de “actos vandálicos, de sabotaje, terroristas y los paros cívicos”.

Canales de navegación sin mantenimiento

Para el 2017 el Instituto Nacional de Canalizaciones (INC) tenía tres objetivos: comprar una nueva maquinaria de dragado, y realizar dragados en los canales de navegación del río Orinoco y el Lago de Maracaibo.

Sólo una meta se cumplió por completo, según la ficha del proyecto. Se dragaron 7 millones 776 mil 819 metros cúbicos del canal de navegación del Orinoco. El plazo en el que debía realizarse era del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017.

El porcentaje de avance físico y financiero, total y del 2017, fue del 33%. Así que a pesar de que se cumplió lo prometido en el estado Bolívar, el Lago de Maracaibo quedó totalmente desatendido. Se querían remover 216 mil 420 metros cúbicos del canal de navegación, por donde entran y salen los buques petroleros nacionales y extranjeros.

No obstante, el panorama con respecto a estos dos cuerpos de agua no es tan oscuro. En ambos se realizaron trabajos que no están reflejados en las fichas de proyecto, sino en los logros de suscribe cada ente. En el Lago de Maracaibo se hicieron 156 mantenimientos de la actividad de balizamiento y se ejecutaron nueve mantenimientos de recuperación y operatividad de las unidades flotantes adscritas.

En el río Orinoco se hizo mucho más: se optimizaron 2.252 kilómetros de red de actividad de dragado e hidrografía, se hicieron 67 mantenimientos a unidades flotantes y otros 66 a la actividad de balizamiento.

¿Qué les impidió avanzar más? Los escasos y obsoletos equipos para la prestación del servicio, la inoperatividad de las unidades flotantes y el retraso de las estaciones climáticas que dificultaron las labores de dragado.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: