¿El aceite de coco ayuda en el tratamiento de Alzheimer?

COCUYO CHEQUEA · 16 NOVIEMBRE, 2020 12:33

¿El aceite de coco ayuda en el tratamiento de Alzheimer?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cualquier remedio que se recomiende por una cadena de WhatsApp debe manejarse con precaución.  A través de las plataformas de mensajería se viralizó un mensaje que asegura que el aceite de coco es efectivo en el tratamiento del Alzheimer, sin embargo no hay suficientes pruebas científicas que lo respalden.

Las primeras líneas de la cadena dicen lo siguiente: “En los Estados Unidos, aproximadamente 5,4 millones de personas han sido diagnosticadas con la enfermedad de Alzheimer. Esta cifra está creciendo rápidamente con el envejecimiento de la población”.

En la cadena se cuenta la historia de la doctora Mary Newport y su esposo, quien sufría de Alzheimer. Según el texto, ella investigó y usó el aceite de coco como fuente de “nutrientes alternativos” para tratar la enfermedad de su pareja.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo revisó artículos científicos y de organizaciones del área, buscó el origen de la cadena y consultó expertos para determinar si es cierto o no lo que se menciona.

Opiniones divididas

El Alzheimer es un trastorno que hace que las células del cerebro se degeneren progresivamente y mueran, según explica Mayo Clinic. A medida que la enfermedad avanza, se deteriora la memoria de la persona afectada y pierde la capacidad de hacer actividades del día a día

Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, explica que la enfermedad suele afectar primero las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento señala que los tratamientos disponibles ayudan a los pacientes a retardar el proceso degenerativo, sobre todo en las etapas iniciales o medias del trastorno.

En relación con el aceite de coco, las opiniones son contradictorias. En el año 2015, la Confederación Española de Alzheimer publicó un artículo que da cuenta de algunos estudios relacionados con el alimento. Memorial University of Newfoundland (Canadá) hizo un estudio piloto sobre los efectos de la suplementación con aceite de coco. Un par de investigadores más también hicieron el mismo estudio en ratas. Concluyeron que los resultados dan base para una investigación posterior.

En el año 2017 se publicó un estudio, hecho por investigadores de España, sobre la influencia del aceite de coco en personas con Alzheimer a nivel cognitivo. Seleccionaron a 44 pacientes a los que se les administró por 21 días el alimento. Al final del experimento, las personas mostraron una mejora cognitiva, sobre todo en las áreas de orientación y lenguaje-construcción.

La Fundación Pasqual Maragall no tiene sus esperanzas puestas en este aceite. Aclaran que no existen estudios rigurosos que avalen su uso como tratamiento.

Etapas del medicamento

Los contados estudios publicitados por la internet aún no constituyen prueba suficiente como para afirmar que el aceite de coco es efectivo para tratar el Alzheimer.

La farmacéutica Novartis detalla las etapas por las que debe pasar cualquier componente para convertirse en un medicamento. Antes de probarse en humanos, se hacen test de seguridad y ensayos que permiten el desarrollo de la fase de confirmación, que a su vez se divide en otras tres fases:

🔵Fase I: Ensayos en un grupo reducido de voluntarios. Acá se hace el perfil de seguridad, en la búsqueda de una dosis segura

🔵Fase II: Las pruebas se hacen en un grupo más grande de pacientes

🔵Fase III: Son los ensayos clínicos a gran escala con varios cientos de miles de pacientes

-Registro: Si todo lo anterior sale según lo esperado, se recopilan los resultados de todos los estudios y se presentan a las autoridades reguladoras.

Sin pruebas

El aceite de coco no ha pasado por todas estas etapas como para que se le considere un medicamento, así lo asegura la propia protagonista de la cadena, la doctora Mary Newport. La historia que aparece en la cadena puede escucharse completa en Youtube. El 22 de marzo de 2013 se publicó su charla TED con la historia de la enfermedad de su esposo.

Al ver que cada vez se deterioraba más, la doctora Newport (especialista en neonatología) inscribió a su esposo como candidato para participar en los ensayos clínicos de unos medicamentos nuevos que estaba haciendo la Universidad del Sur de la Florida. Su esposo respondió bien al alimento. Desde entonces, emprendió una campaña para dar a conocer su utilidad como tratamiento alternativo pero ha tenido poca receptividad de parte de la comunidad científica (minuto 13 segundo 29).

A la fecha, siete años después de publicada la charla TED, pareciera que los ensayos no han ido más lejos. Profesionales de la salud coinciden en que el alimento aún no forma parte del esquema de tratamiento de la enfermedad. El médico internista y geriatra, Aquiles Salas, dijo a Efecto Cocuyo que la cadena circula desde el año pasado y que muchos de sus pacientes le han preguntado por el supuesto remedio. Sin embargo, no hay datos que confirmen su efectividad.

“No es factible lo que uno no pueda generalizar, lo que tiene valor es lo que se pueda generalizar. Que tenga la capacidad de ser reproducido sin causar daño”, comentó.

La nutricionista Saby Mauricio dijo al Verificador, la sección de fact-checking del diario La República de Perú, que no hay alimentos que puedan detener la enfermedad.