Un adolescente de 17 años que celebraba su graduación entre los fallecidos en el club Los Cotorros - Efecto Cocuyo

Un adolescente de 17 años que celebraba su graduación entre los fallecidos en el club Los Cotorros

Este 2018 Jorghen Castro Hernández terminó su educación media. La ocasión ameritaba una celebración. Sus compañeros de salón se organizaron para asistir a la fiesta The Legacy en el club Los Cotorros de El Paraíso (Distrito Capital), durante la cual ocurrió una tragedia y 17 personas murieron, según reporte oficial. Jorghen fue uno de ellos. Tenía 17 años de edad.

Este sábado 16 de junio, los parientes del adolescentes llegaron a la morgue de Bello Monte para los trámites forenses. Allí indicaron que la noche del viernes, su padre lo llevó al local en esta parroquia caraqueña para que disfrutara de la fiesta. A la 1:00 am regresó para buscarlo y se encontró con la infausta noticia.

Un testigo del hecho relató a Efecto Cocuyo que varios jóvenes discutieron durante la fiesta y uno de ellos cargaba una bomba lacrimógena, la cual activó como represalia a sus contrincantes, justo antes de escapar. Esto causó una estampida que colapsó la única vía de escape conocida y ocasionó que varias personas se asfixiaran, mientras qye otras murieron a por los traumatismos ocasionados por la turba.

“A él no lo dejaban salir a fiestas, pero era su graduación. Era un chamo aplicado, dedicado a la música y amante del fútbol“, indicó una de las primas de Jorghen que acudió a la morgue. Al atardecer de este sábado, desconocían si el muchacho murió por asfixia o producto de los golpes recibidos en la estampida.

Según su familiar, el adolescente estudiaba en un colegio de El Paraíso y tenía planes de emigrar a Chile antes de finalizar el año. Aseguró que alumnos de otros liceos se encontraban en la fiesta.

El evento fue promovido a través de las redes sociales de Rumba Caracas, donde la productora informó que habría un amplio despliegue de seguridad y que se permitiría el ingreso a menores de edad, luego de pagar una “multa” de 60.000 bolívares adicionales al precio de la entrada general.

Más temprano, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) había identificado como parte de los fallecidos a Adrián Alejandro Blanco (16), Luis Roniel Guerra Alfonso (19), Marcos Javier Altuve Valenzuela (18) y Luis Eduardo Barrios Cevedo (46).

Los parientes de Luis Roniel estaban en el hospital Pérez Carreño, donde fue internado Gregory Guerra, de 17 años de edad, por los politraumatismos sufridos durante el disturbio. Son hermanos y ambos habían decidido asistir a la fiesta del club Los Cotorros.

El joven fallecido por asfixia era técnico en computación y el adolescente es estudiante de cuarto año de Educación Media. Gregory no ha podido hablar de lo ocurrido, al parecer aún se encuentra en estado de shock.

Familiares indicaron que la novia de Luis Roniel también falleció en la tragedia de El Paraíso. Dijeron que se llamaba Jennifer, pero desconocen su apellido. El reporte policial indica que al menos cinco mujeres murieron en el hecho.

Entre ellas se encontraría Keinner Tovar, de 21 años de edad, cuyos padres aseguran que falleció en el lugar. Se limitaron a decir que estudiaba en la universidad y no quisieron dar más declaraciones. Se desconoce qué tipo de heridas tiene la joven.

Otro de los que pereció en Los Cotorros es Alejandro Durán, de 21 años, estudiante de Ingeniería Electrónica y empleado de una heladería de El Hatillo, municipio en el que vivía también. Acudió al club junto a un primo y un amigo, quienes resultaron ilesos, según declararon sus allegados.

El resto de los parientes de las víctimas mortales se encontraban en la sede del Cicpc de la avenida Urdaneta, para dejar por escrito la denuncia de los decesos. La División Contra Homicidios abrió una investigación por el hecho. Los funcionarios también estuvieron en el hospital Pérez Carreño, a donde trasladaron a la mayoría de los fallecidos.

Otro detenido

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) capturó a un adolescente de 16 años, responsable del lanzamiento de la bomba lacrimógena en el club social Los Cotorros de El Paraíso, lo que provocó la muerte de 17 personas, entre ellas ocho menores de edad.

Antes del mediodía, el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, dijo que habían sido detenidas siete personas, incluidos otros dos adolescentes, de los cuales indicó que uno de ellos es señalado de activar la lacrimógena, según declaraciones de testigos que estaban dentro del club ubicado en el municipio Libertador en Distrito Capital.

Agregó que en este grupo también se encuentra la dueña del establecimiento. La señaló de violar los artículos 78 y 105 de la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones.

En ambos apartados “se establecen muy claras las medidas que deben adoptar todas las personas naturales y jurídicas de derechos públicos y privadas para evitar el ingreso de armas de fuego y municiones en establecimientos que organizan este tipo de eventos de acceso controlado”, explicó el Ministro.

“La puerta del club se cerró y la gente quedó atrapada”, sobreviviente de tragedia en El Paraíso

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!