José Toro Hardy: Pdvsa es ahora la empresa que más contribuye con la pobreza del país

La crisis que afronta el país para muchos analistas es inédita en nuestra historia republicana. Un periodo de aguda escasez de alimentos y medicinas, sumado a la caída de la producción nacional y de los ingresos en divisas llevaron a Venezuela a encauzarse en el mar incierto de la hiperinflación, donde lo único seguro es que los precios de los productos subirán en semans, días, horas, pulverizando el poder adquisitivo del venezolano.

Para el economista José Toro Hardy esta situación está muy ligada a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa que por largos años significó el financiamiento base de las políticas del Gobierno. Sin embargo, con un descenso en la extracción de crudo de -al menos- un millón de barriles diarios en los últimos tres años, el ingreso es cada vez más escaso y su efecto demoledor se hace sentir con más contundencia.

A pesar de la poca atención gubernamental prestada a sus advertencias, hoy Venezuela sufre las consecuencias de lo advertido por Toro Hardy desde hace años.

¿Qué factores incidieron para que la producción petrolera descendiera constantemente desde el año 2003, hasta más de un millón de barriles diarios, para febrero de 2018?

La caída brutal comenzó después del paro petrolero, que lo provocó el propio Hugo Chávez, según lo confesó en su Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional y todo el cuerpo diplomático acreditado en el país. Eso era como una colina militar que tenía preparada. En el momento en que agarra un pito y empieza a despedir a los trabajadores y cuando nombra en la Junta Directiva a Gastón Parra Luzardo, quien era enemigo de la industria, él (Chávez) sabía que los estaba provocando.

Despidieron a 20 mil trabajadores que tenían más de 15 años trabajando con la empresa. Eso significó el despido del 50% de la nómina de la industria. Desde allí, la empresa no dio “pie con bola”.

Cuando después del paro comienza a descender la producción, primero, no ocurrió de golpe porque la industria contaba con instalaciones muy buenas. Segundo porque estaban las empresas mixtas, las que vinieron con la apertura petrolera (segundo gobierno de Rafael Caldera), que después fueron convertidas en empresas mixtas que fueron capaces de mantener la producción. La que cayó rápidamente fue la producción de la propia Pdvsa. De manera que la producción de hoy es prácticamente sostenida por las empresas particulares que aún operan en el país.

Los estados financieros de Pdvsa desde el año 99 hasta 2016 revelan que la deuda contraída por la empresa ha ido en un ascenso vertiginoso, que al final es una cantidad muy significativa si se toman en cuenta los ingresos de la industria.

Es impagable (la deuda externa) y por eso Pdvsa está cayendo progresivamente en default. Además, Pdvsa incumple los pagos comerciales y eso tiene un efecto dramático en la producción petrolera, porque hay empresas contratistas de servicios a quienes no les han pagado. Muchas se retiraron luego de tirar a pérdida inversiones de hasta 800 millones de dólares; las salidas de estas empresas de servicios y proveedores de repuestos e insumos han traído un deterioro masivo de la industria.

Solo en 2017 la producción petrolera cayó en más de 600 mil barriles diarios. Para compararlo con algo, después de que se nacionalizó la industria en 1975, Pdvsa tardó 20 años en poder aumentar su producción en 650 mil barriles diarios. Eso es lo que esta gente (el Gobierno) logró destruir en un solo año.

¿Qué ha pasado con los dólares que entran a Pdvsa?

Antes, el Gobierno hacía un presupuesto basándose en lo que había en la Tesorería Nacional, pero ahora no es así. La mayor parte de los dólares Pdvsa los conserva directamente, y los gasta directamente. Se ha vuelto una especie de Gobierno dentro del Gobierno: adelanta planes de vivienda, planes de salud, importa alimentos. Perdió la misión y visión como empresa petrolera.

En diciembre pasado la administración de Nicolás Maduro envió a la SEC (Comisión de Valores de EEUU) los datos económicos correspondientes a 2016. Allí reveló que la inflación fue superior al 200%, el PIB se contrajo al menos 15% y las importaciones descendieron a solo $15.000 millones

Pdvsa pasó de ser la empresa que más contribuía en el crecimiento de la economía venezolana, a ser la que más contribuye con la pobreza. Resulta que tiene un inmenso déficit en su flujo de caja y para que pueda mantener las puertas abiertas se ha invertido en ello: el BCV, en lugar de recibir dinero de Pdvsa, tiene que darle ahora grandes cantidades de dinero en forma de auxilio financiero en bolívares. Esos auxilios se incorporan a la masa monetaria, sin respaldo de nada, y hacen crecer la masa monetaria. Se convierte en un dinero que entra al mercado y demanda bienes, pero como en el mercado no hay bienes que vender, no hay alimentos ni nada, termina generando al final del día más presión para el alza de los precios. Por eso es que hemos llegado a la inflación más alta del mundo. Eso es la causa fundamental del empobrecimiento de Venezuela.

Y a ello se suma que al menos la mitad de lo que produce actualmente Pdvsa ya está comprometido en pago de deudas con China y Rusia.

Tal cual. En el orden de 400 mil barriles diarios se están yendo a China por pago de la deuda; otros 70 mil barriles diarios se van a Rusia; cerca de 100 mil iban a Cuba, y después está el consumo interno donde ya no producimos ni siquiera la gasolina suficiente para abastecernos y tenemos que importarla. En conjunto, lo que está ocurriendo es una debacle.

¿Qué pasaría si no se hacen inversiones y todo continúa de la misma manera? 

En las actuales condiciones, sin capacidad de incrementar la producción junto al vencimiento de las deudas, todo es una verdadera hecatombe. No hay otra salida que un cambio de 180 grados en el modelo económico.

En todos los frentes esto es algo que se está fracturando. Sin comida, sin dinero, en default, con rechazo interno, con riñas en la cúpula gobernante, con descontento militar. Las dictaduras caen cuando pierden la cohesión interna, y eso pudiera estar pasando.

Foto: El Impulso

(Visited 597 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!